Gente y habitantes de Cadiz » Diáspora

227. FERNANDO PÉREZ MONGUIÓ. Director de La Ventana de Andalucía

20 04 2010

fernandoperezmonguio_puertosantamariaFernando Pérez Monguió es un periodista  gaditano de 37 años que nació el 19 de septiembre de 1972 en el antiguo Hospital de Mora, como muchos gaditanos, respirando la sal de La Caleta, la única playa del mundo flanqueada por dos castillos, y escuchando quizás el susurro de los grandes autores carnavalescos que buscaban las inspiración en el barrio de La Viña. Hijo de José María Pérez Castillo, malagueño (pero criado en Lugano –Suiza) y de Pilar Monguió Vecino, sanluqueña afincada en El Puerto de Santa María, su infancia trascurre entre los recuerdos de dos playas: la Victoria de Cádiz y El Buzo de Vistahermosa, donde residían sus abuelos y tíos maternos, y muchos de sus primos. Fueron fines de semana, vacaciones, navidades y celebraciones familiares donde arraigó en él un sentimiento de pertenencia a El Puerto que nunca le abandonó.

fernandoperezmonguio2_puertosantamariaDe una infancia muy porteña, con recuerdos imborrables en el estadio José del Cuvillo, en el vaporcito, comprando bolsas de patatas a ‘El Papi’ o jugando con sus primos, a una adolescencia con muchos viajes obligados, cambios de residencia y centros escolares dispares: Instituto Español de Tánger, Instituto Blas Cabrera Felipe de Arrecife, en Lanzarote, y el Instituto Murillo de Sevilla. (En la imagen de la izquierda, de pequeño, con su padre).

Con todo, la lejanía no le hizo perder nunca la perspectiva de sus orígenes, y su añoranza a  Cádiz jamás languideció. De hecho, entre curso y curso académico, no dejó de visitar Cádiz Y El Puerto, donde residen actualmente sus padres, sus tres hermanos y sus cinco sobrinos.

fernandoperezmonguio3_puertosantamaria

Celebración navideña en El Puerto, donde aparece su madre, Pilar Monguió, arriba al centro.

Licenciado en Ciencias de la Información, cursó también Derecho por la UNED. Años universitarios en Sevilla –intercalados con veranos en Cádiz, El Puerto y Lanzarote- durante los que aprovechó para hacer prácticas profesionales en El Correo de Andalucía, COPE Cádiz, Onda Cero Sevilla, y Onda Cero Lanzarote. Al terminar sus estudios, cumplió el entonces Servicio Militar Obligatorio en Cáceres y Madrid donde trabajó por las tardes para Mundo Latino y Europa Press Madrid. Tras concluir la ‘mili’, comenzó a trabajar en Radio Cádiz de la Cadena SER con dos profesionales que marcaron su manera de entender el periodismo y vivir hasta el tuétano la profesión: Antonio Yélamo –actual director de contenidos de la Cadena SER Andalucía- y Antonio Hernández-Rodicio –director de El Correo de Andalucía-.

fernandoperezmonguio4_puertosantamaria

Con Antoio Hernádnez Rodicio y Antonio Yélamo Crespillo en 1997, en Radio Cádiz

Ha desarrollado toda su trayectoria profesional en la Cadena SER y EL País, aunque también colaboró unos meses como corresponsal de ABC antes de recalar en el periódico del grupo Prisa, de la mano de Román Orozco, entonces delegado de El País en Andalucía. Su vinculación familiar y afectiva con El Puerto aumentó gracias a varios periodos profesionales en SER Puerto, en la calle Misericordia, frente a la Bodeguilla del Bar Jamón, de cuyos panes de la casa se acuerda.

En 2001, es nombrado jefe de informativos de la SER en Cádiz y corresponsal de El País en esta provincia, labor que desempeña durante 5 años en los que fue enviado especial a Marruecos, Francia o Bruselas y cubrió las elecciones autonómicas de 2004 en la caravana del PP que encabezó Teófila Martínez. En este periodo obtuvo varios galardones: Premio Andalucía de Periodismo 2004, Premio Andalucía de Periodismo migratorio 2006, Premio Cádiz de Periodismo en dos ocasiones -2003 y 2005-, finalista del Premio RTVA de Periodismo 2005, y Joven Valor Andaluz en 2002..

fernandoperezmonguio_4_puertosantamaria

Con el equipo de Radio Cádiz y Manuel Chaves en el Palacio San Telmo, tras recibir el Premio Andalucía de Periodismo 2004

fernandoperezmongui5_puertosantamaria

El presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz, Fernando Santiago, le entrega el Premio Cádiz de Periodismo 2005. A la izquierda, el Viceconsejero de Gobernación y Justicia, José Antonio Gómez Periñán.

En 2006, fue trasladado a los servicios informativos centrales de la Cadena SER Andalucía, donde se dedica en exclusiva desde entonces a la información regional y parlamentaria. Ha sido enviado especial en diversos viajes oficiales, como a China, y en caravanas políticas: referéndum del nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía, en 2007 y la electoral de 2008 con el PSOE.

fernandoperezmonguio6_puertosantamaria

Caravana Estatuto de Autonomía de Andalucía en 2007

En septiembre de 2008 es nombrado director de La Ventana Andalucía, programa que se emite para las 52 emisoras de la Cadena SER Andalucía.

Asimismo, colabora desde que está en Sevilla con mayor asiduidad con los programas nacionales de la Cadena SER.

fernandoperezmonguio8_puertosantamaria

Con Carles Francino, director de Hoy por Hoy, vemos a la izquierda a Fernando Córdoba, del restaurante El Faro de El Puerto.

fernandoperezmonguio9_puertosantamaria

Con Angels Barceló, directora de Hora 25

fernandoperezmonguio13_puertosantamaria

Lleva, por tanto, 14 años en la SER. Una de las cosas que más le ha satisfecho es haber intervenido en los matinales de Iñaqui Gabilondo, antes de que se marchara a su aventura televisiva.

Ha publicado varios libros en colaboración con la Cadena SER, como tres ediciones de Entrevista a Dos con Radio Cádiz o SER Andaluces, con Radio Sevilla y la Cadena SER Andalucía, presentado recientemente.

fernandoperezmonguio10_puertosantamaria

Con Griñán, Arenas, Bibiana Aído, Francisco de la Torre, Braulio Medel, Miguel Ríos, García Montero, María Galiana, Pérez Royo, Almudena Grandes –algunos protagonistas de SER Andaluces-

fernandoperezmonguio11_puertosantamaria

Estreno SER Andaluces con la primera pareja entre Felipe González, en Radio Sevilla, y Alejandro Sanz, que se encontraba en Radio Caracol de Miami (EEUU).

También ha publicado otros dos libros a título individual: ‘30 años de ayuntamientos democráticos en Cádiz’ y ‘El Duende de Cádiz’. Debajo, portada de dicho libro.

libro+fdo“Así que mi baño de gaditanismo me vino de la mano del regalo que supuso que Fernando Pérez Monguió me invitara a la presentación de su libro, en el que también participan José Berasaluce y Kiki con sus extraordinarias fotografías. Un libro, El duende de Cádiz, que les recomiendo enferforizadamente. Fue parido en la Venta Los Tarantos un día en el que sus autores decidieron citar a los siete en el propio restaurante de Gabi para, entre platos de jamón, langostinos y vino, mucho vino, desmelenarlos sobre lo divino y lo humano. Y de ahí salió el contenido de un libro que, como su autor dijo anoche, no es un compendio de ripios y tópicos gaditas. Cádiz está en cada página, con sus grandezas pero también con sus miserias. Daniel Rodríguez es el autor del CD que acompaña a la publicación”. (José Carlos Fernández).

fernandoperezmonguio15_puertosantamaria

En la imagen de la izquierda, tras concluir mitin de Zapatero y Chaves en Dos Hermanas en 2008. En la de la derecha, página promocional de La Ventana Andalucía con el presidente de la Junta, Pepe Griñán.

Ha colaborado en artículos de opinión en libros y publicaciones, ha participado en jornadas periodísticas y políticas, y ha ofrecido conferencias en las Universidades de Cádiz, Sevilla y Málaga.

fernandoperezmonguio14_puertosantamaria

Jornadas con Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz



187.- MANUEL DE LA FUENTE. Cádiz y Venezuela pierden a un artista universal

6 03 2010

bustoEn Venezuela, en Mérida de los Andes, donde se afincó hace muchos años ha fallecido un artista gaditano de cuna y venezolano de corazón, Manuel de la Fuente, cuya huella artística está repartida por todo el mundo y en particular en El Puerto de Santa María, ya que es el autor del grupo escultórico en homenaje a Paquirri sito junto a la plaza de toros de El Puerto, en la plaza Elías Ahuja. Su obra que nos quedó más cercana, habiendo realizado también un grupo escultórico al matador de toros isleño Francisco Ruiz Miguel, que conserva el maestro isleño en su finca de Los Barrios. Son las dos obras monumentales más cercanas a su ciudad natal, además de otras en colecciones particulares. (El entrañable escultor Manuel de la Fuente, venezolano y gaditano que ha fallecido el pasado jueves).

Nació en Cádiz, el 22 de abril de 1932. gaditano de la plaza de Cruz Verde, realizó estudios de escultura, dibujo e historia del arte en la Escuela de Artes y Oficios de Cádiz. Más tarde, entre 1950 y 1956, recibió clases en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, Sevilla, en la que obtuvo el grado de Profesor de Dibujo. Viajó por Francia e Italia en 1957 estudiando a los clásicos, antes de llegar a su país adoptivo, en 1959. desde entonces Venezuela se ha enorgullecido de este artista de gran talento y trata afabilísimo, que en la bonita Mérida, capital del estado del mismo Mérida, tuvo su base creativa y docente.

escultura

El monumento a Paquirri obra de Manuel de la Fuente. Originalmente fue diseñando con un pajarito posado en lo más alto del capote en vuelo de la suerte de la larga cambiada, que no pudo culminarse conforme al proyecto por dificultades técnicas.

Suyas son innumerables obras en toda América, en particular en Venezuela. En Mérida ha dejado los bustos en bronce de las más destacadas figuras de las letras emeritenses, para el Parque de los Escritores de la ciudad en la que impartió la docencia artística en la Escuela Antonio Esteban Frías y el Centro Experimental de Arte de la Universidad de Los Andes. Fue profesor de expresión gráfica y diseño en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Mérida durante muchos años. 

Entre su actividad artística y creativa merece mención especial su monumental obra “La virgen de la Paz” (mirador-escultura), levantada en Trujillo, estado Trujillo. Manolo expuso por todo el mundo, en su Cádiz natal, por toda Venezuela o Estados Unidos y estaba en posesión de numerosas distinciones artísticas y academicas.

cartel

Para financiar el coste de fundición del monumento a Paquirri donado por Manuel de la Fuente, se contó con los beneficios de la corrida de toros organizada por el maestro Rafael Ortega junto con Francisco Bocanegra Benítez, en la plaza de toros de El Puerto. La foto es de poco antes de romper el paseíllo en la histórica tarde. En la imagen, Currillo, Pedro Castillo, Palomar, fernín Bohórquez, Rafael de Paula, Emilio Oliva y las cuadrillas.

Por iniciativa de Alfonso Perales, presidente de la Diputación de Cádiz y con el impulso del diputado de Cultura Juan Manuel García Candón, tras la muerte de Paquirri en 1985, se creó una comisión para erigirle un monumento. Manolo de la Fuente, amigo personal del torero y como genial artista, donó la obra que diseñó. El espectacular bronce a la cera perdida vio la luz en la Fundición Codina hermanos de Madrid, muy cerca de la plaza de Las Ventas. Tras una consulta en el mundo del toro y la cultura, la Diputación optó por emplazarla en la plaza de El Puerto, por ser el centenario edificio buque insignia taurino de la provincia. El Ayuntamiento de El Puerto diseñó el basamento y fue inaugurado por la familia de Paquirri, el presidente de la Diputación Jesús Ruiz y el alcalde de El Puerto Hernán Díaz.

Fue un momento de gran satisfacción para dos gaditanos muy queridos: el isleño Rafael ortega y Antonio Sancho, a la vez miembros de la comisión pro homenaje a paquirri y que batallaron lo indecible hasta ver rematada la gran obra.

Yo, que pertenecí en aquellos años a la comisión, tuve la suerte de conocer a Manolo, un artista llano, claro, sencillo y devoto de la amistad. Su amor por Venezuela no le hacía olvidar su Cádiz natal, donde regresaba cada vez que podía.  Ha fallecido a los 78 años en su tierra de acogida este aficionado a los toros que nunca faltaba su tendido en la plaza merideña y que además de por su talento será recordado por ser un venezolano buena gente de Cádiz. Que la tierra le sea leve. (Francisco Orgambides).



137. SEBASTIÁN RODRÍGUEZ ZAFRA. “Chano Rodríguez”, un muletero tocado por los duendes

15 01 2010

chanofamilia_cadiz

(Chano Rodríguez en puerta grande de la plaza de toros de El Puerto, donde vistiera tantas veces de luces. En la foto aparece junto a su esposa, su hija María del Carmen y Nini Muñoz, poco después de ser entrevistado  por Jerónimo Roldán, de Onda Jerez, que aparece a la izquierda del lector).

Fue un torero tocado por los duendes y hoy un excelente aficionado y una personalidad muy querida en su Cádiz natal y en Conil, donde tiene su paraíso. Sebastián Rodríguez Zafra “Chano Rodríguez”, del barrio de la Viña. Tenía el don. En otro caso ¿cómo pudo ser figura novilleril un gaditano que la primera vez que fue a un tentadero ya hacía tiempo que toreaba con caballos?.

Chano Rodríguez tiene esa cualidad que todavía hoy, más de cincuenta años después, aflora cuando a solas, en casa, pega muletazos al aire. Pero vaya muleteazos. Fue alumno de la Escuela Taurina de la calle Mateo de Alba, una cochera en la que entrenaba un grupo de chavales gaditanos a principios de los cincuenta del siglo pasado y que apenas pudo organizar tres festejos en su corta existencia. Allí “Chicuelín” enseñaba a toreros como los Villodres, Antonio Pica -que luego sería actor de cine- Pacorrito o los hermanos Rodríguez.

chanocasinoh_cadiz

(Un coloquio taurino en el Casino Gaditano con ChanoRodríguez compartiendo mesa con manuel Gómez, que fue conserje de la desaparecida plaza de toros de Cádiz; José Yáñez “Figurita”, quien toreó el último festejo celebrado en la desaparecida plaza en julio de 1967; junto a Chano, José Ruiz Calderón “Pepe Manteca”, compañero en la escuela taurina de la calle Mateo de Alba)

Lo de Chano era intuitivo, innato. Es el caso del torero que nace. En aquellos tiempos el ganado venía por la playa hacia el Matadero. Chano se orientaba y por la noche, con un carburo y entre una tropa de aficionados, robaba algún muletazo en las resbalosas corraletas. Las niñas del vecino y legendario cabaret Casablanca (hoy parte de su construcción es la gasolinera) les escondían los trastos de torear bajo la cama. Aquello era moverse muy cerca de ganado palurdo, con volumen. Pero era poco fundamento para una carrera profesional.

chanocofradia_cadiz

(La trayectoria cofrade de Chano Rodríguez se centra en la cofradía de la Sentencia, en la Merced. En la foto, un homenaje en el “Comedor vasco” a la mayordomía de la Sentencia en los primeros años sesenta. Arriba, Ramón Vidal Boquete y Francisco Ruiz Couso “Morenito de Cádiz” que fue mozo de espadas de Liemeño. En pie, Rafael Amaya Castiñeira, Chano Rodríguez, Juan Segura Álvarez, Alfonso Sánchez Sepúlveda, Cristóbal de Cos Cáneba, Juan Manuel Duarte Cuenca, José Cabrales Molina, Paco Amaya Castiñeira, Indalecio González y Luis Martín Carretero. Sentados, José Antonio Moragues Roselló, Ricardo de la Fuente Fernández, Manuel Marrero Ortega y Vicente Marcet Zaragoza).

Curiosamente Chano sumó su primer triunfo en la plaza de Cádiz como boxeador. Fue la primera vez que pisó el ruedo. Entrenado por Soriano, ganó un combate al tercer asalto a Acevedo, con Pulmones de árbitro. De allí pasó a Huelva para combatir por el título nacional, pero lo suyo no era sortear ganchos, lo suyo era burlar la muerte en la cuna de un toro, muy cerca, la figura compuesta y el muletazo trazado con mando y arte.

chanoirigoyen_cadizPor fin debutó Chano en la plaza de Cádiz en septiembre de 1952. Uno de los tres festejos en que participó la Escuela Taurina, en cartel con Manuel Irigoyen y José Luis Villodres. Chano cortó una oreja en la becerrada. El siguiente año se fue Chano a Barcelona buscando nuevos horizontes.Tras ese único festejo de su etapa de becerrista, sumó en Olot de Gerona el que sería su único festejo de su etapa de novillero sin picadores. Encontró a un apoderado, Domingo Fernández, un “francotirador” de aquellos años que se movían alrededor de las casas importantes con más habilidad que fuerza. Fernández vio algo en aquel chaval que en Olot se quedaba quieto, toreaba despacio con pases de todas marcas y sorteaba impávido las tarascadas de los correosos erales. Chano respondió y ya en 1954 Domingo Fernández le pone a torear con caballos. Corta dos orejas y rabo en Valencia, un triunfo que le catapulta entre las figuras de la novillería. (Junto a estas líneas, Chano Rodríguez esperando el momento del paseíllo junto a los toreros Curro Montenegro y Manuel de Irigoyen Roldán, que luego sería presidente del Cádiz).

chanotriunfov_cadizPor fin en octubre, con la vitola de sus resonantes éxitos, se presenta con caballos en Cádiz con un triunfo. Ya es torero de cartel también en su ciudad donde vuelve en el 55 con otros novilleros punteros: como Chamaco o Jaime Ostos. A Chano lo llevaban a hombros hasta el Bar Lucero. Pero hubo dos cuestiones fatales: quedarse en Cádiz y las cornadas. En la periferia del mundo del toro, Chano Rodríguez tenía que haber vuelto a Barcelona y Valencia, donde tenía tanto ambiente que sus seguidores formaron una peña de larga existencia. Chano toreaba en Valencia, Sevilla, Barcelona, Zaragoza, Málaga, Granada, Alicante y siempre había una pancarta donde se parapetaban sus peñistas. El Puerto, San Fernando, Vinaroz o Los Barrios y muchas actuaciones en Francia. Pero no había un duro. Lo suyo era torear y quedarse quieto pero no había recompensa. Una vez que fue a Francia sin apoderado, cobró el torero y lo primero que hizo fue comprarle un abrigo de astracán a su madre. Dinero no, pero cornadas sí. No había otra cosa para el que en aquellos años dejaba marcado el número de la zapatilla en el albero. Seis cornadas: dos en Cádiz, dos en Valencias, una en Barcelona, una en El Puerto en la novillada de despedida de Mondeño. Al lado Chano Rodríguez, tras una certera estocada, en la plaza de toros de Cádiz).

chanoh_cadiz

(14 de septiembre de 1952. debuta Chano Rodríguez en la plaza de Cádiz y le acompañan un grupo de aficionados como Miguel Morales o Félix, el maestro barbero de la calle Nueva. También aparecen en la foto Inocencio Portillo, Salido, Juan Fuertes, el torero Antonio Martínez “Pericón”, hijo del genial cantaor del mismo nombre artístico y hermano de “Juman”, que tira la foto; y el desaparecido artista flamenco Pepín Cabrales).

Toreando en plazas buenas, las novilladas eran grandes y duras. Una cornada le quitó de su debut en dos tardes, jueves y domingo como correspondía a su cartel, en Madrid. Para colmo, saliente de cornada grave, débil y dolorido, tuvo que torear en Cádiz con Emilio Oliva y Corbacho. Aquello fue quemar a un novillero. Cádiz perdió una figura en 1962 y mucho más. Chano se casó en la Merced con su novia de siempre, del barrio de Santa María y formó una estupenda familia. En 1967, con Chano funcionando de matador no se hubiera perdido la plaza de toros de Cádiz. Eso sí, Chano le echó a la vida el temple que había prodigado en el toro y salió adelante con esfuerzo, tesón y habilidad.

chanomedallav_cadizHoy Chano vive en Conil de la Frontera, disfruta de la fiesta, de la familia, de una vida de trabajo y evoca aquellos tiempos en los que se vestía de oro. En Cádiz no se le olvida, ni mucho menos, le dedicaron muy recientemente la semana cultural taurina que se celebra todos los años y en el año 2005 fue nombrado asesor de los festejos taurinos que se celebraron en los terrenos ociosos de Astilleros con ocasión de los festejos del Corpus. Todo un honor, para tal señor. (Al lado Chano Rodríguez recibiendo la insignia del Club Taurino de Cádiz de manos de Juan Reyes Álvarez). (Francisco Orgambides)



110.- MIGUEL POLANCO LÓPEZ. Para el arte, “Pelón de Cádiz”

19 12 2009

pelonvertical_cadizTaurino y chófer de toreros Miguel Polanco López, para el arte el “Pelón de Cádiz”, es uno de los últimos taurinos de las hornadas de la desaparecida plaza de toros de Cádiz y cónsul de los gaditanos en Madrid, donde tiene su residencia, manteniendo la gaditanìa como bandera. (Miguel Polanco López, gaditano afincado en Madrid y enamorado de la “bendita bohemia”, en la plaza de San Francisco).

Vinculado al mundo del toro como chofer del matador Julio Aparicio, no olvida sus iniciales tiempos de torero, cuando muchos gaditanos todavía soñaban con cortijos y salidas a hombros por la puerta grande de Las Ventas, llevando una vida aventurera que marcó un estilo de existencia que El Pelón califica como la “bendita bohemia”.

Miguel explica el origen de su apodo: «Lo de pelón me viene porque me cogieron toreando en el matadero antiguo de Cádiz cuando chico y el castigo que me dio la benemérita institución fue pelarme. Allí mismo me pegaron dos o tres trasquilones. Me tuve que pelar al cero, era la época de los Beatles y todo el mundo se dejaba el pelo mientras que yo iba de pelón por la vida». En aquellos años los aficonados de Cádiz que querían ser toreros, y muchos de San Fernando, toreaban por la noche las reses palurdas destinadas a carne. Un carburo para alumbrar la faena y una muleta, eran las únicas armas de aquellos aguerridos maletillas, entre los que se encontraba Miguel Polanco.

Pelonespaña_cadiz

(Una verónica al aire del pelón de Cádiz a la sombra del monumento a las Cortes y Sitio de Cádiz en la plaza de España).

Y sigue de pelón por la vida, lo pone debajo de su nombre en su tarjeta de visita y así lo conocen en España, Francia, Portugal, Venezuela, Colombia y México, teatro de sus bohemias andanzas: «En Cádiz la mayoría de la gente se hacía torero en el matadero. Era el único sitio que había. De hecho ibamos a los tentaderos pero en el matadero matábamos el gusanillo en cualquier época del año. Habiendo luna, sobornábamos al guardia». Hoy Miguel sigue acudiendo a los tentaderos y no pierde la ocasión de dar unos muletazos a las becerras, con ese inefable toque de arte antiguo de los toreros gaditanos.

pelondedicada

(Polanco al natural, con el inefable estilo de los toreros hechos en la Casa de Matanza de Cádiz).

Pero no todo era el romanticismo del torerillo, la luna y el toro enamorado: «Ibamos varios al matadero: José Figurita, Falingui, algunos Aibar, José Rebujina… muchos. Una vez, una noche muy oscura José Rebujina, Platerito y yo, antes de saltar la tapia del matadero vimos a la Guardia Civil y nos quedamos clavados sin podernos mover. Cuando amaneció, eran dos borricos. Con las orejas tiesas, nos creímos que eran los tricornios». Y el ganado: «Lo que había eran toros y vacas viejas, que sabían… era muy duro”.

pelonvertical2Recuerda Miguel una anécdota: “En el Mesón de Sancho conocíamos mucho a Angel Luis Román, que tenía una vaca que le sacaba los paquetes de Craven A del bolsillo a los ingleses. Fíjate lo que sabía la vaca. Era una vida muy dura, ibamos a vendimiar a La Rioja, a Laredo a descargar cajas de anchoas, a la remolacha, a los tentaderos de Salamanca… Allí había un convento donde nos daban de comer pero solo una vez al día… no veas como salíamos de allí». (Manolo Aibar, Pelón de Cádiz y Juan Macías, presidente de la Peña Canales Rivera: ¡Buen cartel!)

Hasta que llegó la oportunidad: «Mi debut fue un verano del 64, en una novillada de promoción sin picadores, en Cádiz y de noche. Me puso Ricardo de la Fuente. Di una chicuelina mirando al tendido muy buena, en el centro del ruedo. La gente pegó un clamor, un óle y ya me quedé y le pegué tres o cuatro mirando al tendido. Las bautizaron como las chicuelinas pelonas . También fue el debut de sangre de este torero gaditano: «Me fuí al centro del ruedo y lo cité con la mano izquierda. El novillo se me paró a dos metros. Lo ví y me dije este me la va a dar mortal y lo llamé otra vez. El novillo estaba muy fuerte, le habían puesto un par de banderillas nada más. Pero yo tenía muchas ganas de ser torero y me daba igual. Lo llamé y encima le adelanté la pierna y por la pierna izquierda me metió el pitón en el muslo y a la enfermería con Don Ramón Julia y Don Evelio Ingunza».

pelontienta1

(Polanco tentando en la finca “La Herrera” de Julio Aparicio padre. El pie de foto lo pone él mismo: “para que veas que el que tuvo retuvo. El arte es el arte).

Toreó en Cádiz dos más y un festival: «En ese festival le formé un lío al becerro. Le corté las dos orejas y salí a hombros». Pero hubo un cúmulo de circunstancias para que dejara de torear: «Aquella cornada me restó bastante, la primera en la frente en mi corta vida taurina. Luego me fui a la mili, tuve problemas en casa con mi padre enfermo y seis hermanos así que me fuí a trabajar. Además cerraron la plaza y allí entrenábamos y aprendíamos a base de ver entrenar a los que iban a la plaza. Manolo el conserje nos guardaba los trastos y de ver a Chano Rodríguez con la muleta nos orientábamos de lo que era el toreo y cada uno desarrollaba lo que llevaba dentro. Cuando cerraron la plaza, nos perjudicó». Fueron los náufragos de aquel terrible hundimiento que dejó a la ciudad sin una de sus más antiguas señas de identidad.

Antes El Pelón había toreado en Madrid, en Vista Alegre: “Mi apoderado Perico La Frasca había conseguido una carta de recomendación de don José María Pemán para Luis Miguel Dominguín, que era el dueño de la plaza de Vista Alegre, donde los Lozano daban los festejos de La Oportunidad. Me pusieron en el cartel, pero yo estaba malo con fiebre de dormir en los pajares y me encontraba fatal. Apenas si lanceé al novillo cuando un espectador de estos de Madrid con toda la guasa del mundo me gritó ¡Que no has toreado con el capote, a ver si te vemos con la muleta! y yo le dije ¡Pues te vas a quedar sin verme porque yo me voy¡ y me dejé el novillo vivo. Los Lozano le decían a Luis Miguel Dominguín, ¿Y este es tu recomendado? y Dominguín se partía: Para mí esto es mejor que si hubiera cortado las dos orejas, ¡Esto es Cádiz! un caso».

pelontienta2

Pero no acabaron las aventuras de este viñero criado en la plaza de San Juan de Dios que debutó de luces muy pequeño en el colegio lasaliano con un toro de mimbre. Más bien ahí empezó todo: «Me hice camionero y luego fuí conductor de artistas. He sido el conductor en tiempos de rodaje de Gerard Depaerdieu, Marlon Brando -hasta me metía en los arcones para verlo rodar-, Angela Molina, Fernando Sancho y otros más. He llevado pescado, he conducido el camión de la basura en Madrid. He estado muchos años con Felipe Campuzano… “fíjate que una vez en el teatro de Maracaibo en un concierto suyo se fue la luz. Ni bambalinas, ni cenitales, ni candilejas. Yo me busqué una linterna grande y lo iluminé mientras tocaba. Me decía Felipe que era el concierto más romántico de su vida. En México ví una negra que se puso blanca: fue Olga Guillot. Ibamos en el ascensor del rascacielos de la Petromex y se estropeó en el piso cincuenta y tantos: no veas como se quedó la Guillot».

Oir al Pelón es como si uno leyera a Quevedo versión Cádiz: «La carretera me ha ayudado mucho en consonancia con lo que más me gusta que es el toro. El toro y la carretera es riesgo, y el riesgo me gusta. Yo en la carretera he estado con el pescado que es riesgo porque hay que exponer, hay que correr. Lo que más me gusta es el arte en todo y soy atrevido… mi vida es un cúmulo de esa bohemia bendita».

Cada vez que viene a Cádiz mira la vida con sus amigos a través del cristal de un catavino con Solera 1847, a gusto recordando a toreros como Julio Aparicio. «Estuve de chofer con Julio Aparicio, un figurón del toreo. Lo veo torear y me vuelve loco porque por encima de todo tengo una gran amistad con él. Es un torero que entiende la vida igual que el toreo». Para el futuro un deseo: «Que hagan la plaza de toros multiusos en Cádiz cuanto antes. Desde Madrid he peleado por eso». Y si la vida volviera atrás, «No me hubiera quitado el traje de torero ni para ducharme». (Francisco Orgambides).



106. FRANCISCO DE SALES NAVARRETE RUIZ DE HUIDOBRO. Gaditano de adopción

15 12 2009

paco_1cadiPaco Navarrete es un claro ejemplo de gaditano de adopción. Está casado con la gaditana Elena Angulo Arámburu y aquí tiene su segundo domicilio. Cuando su trabajo se lo permite pasa grandes temporadas en nuestra ciudad, disfrutando de sus amigos y de las buenas tertulias en torno a una copa de manzanilla.

En Cádiz reconoce encontrarse en la gloria. Le encanta la playa Victoria, por la que da grandes paseos, y cada año le cuesta más trabajo hacer las maletas para regresar a Madrid. Conoce perfectamente nuestra ciudad, su historia y costumbres, pero, sobre todo, Paco Navarrete disfruta con el trato con la gente de Cádiz. Aquí cuenta con una legión de amigos de todas las clases sociales. Se trata de un hombre de amena conversación, culto y simpático que disfruta tanto comiendo erizos en la puerta de la taberna de su íntimo amigo Pepe Manteca que almorzando en un selecto restaurante. Dotado de gran memoria, Paco conserva infinidad de anécdotas de personajes de Cádiz que después sabe contar con singular amenidad.

paco-2cadi

Francisco Navarretedurante uno ejercicios de tiro realizados durante su servicio militar

Francisco Navarrete nació en la calle Hermosilla de Madrid, el 17 de enero de 1936, de padre madrileño y madre de Cantabria. Realiza sus primeros estudios en Madrid, en el colegio San José de Cluny, en el paseo de la Castellana. Posteriormente cursa el bachilerato en el colegio de los Jesuitas de la calle Areneros superando finalmente con brillantez el examen de Estado que le permitía acceder a la Universidad.

La carrera de Derecho la cursa en la Universidad Central de Madrid desde 1953 hasta 1958, realizando posteriormente diversios cursos de especialñización jurídica en derecho Civil, Fiscal y Administrativo.

Paco_3cadi

Con S.M. el Rey don Juan Carlos en el palacio de la Zarzuela durante una audiencia concedida a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid.

En junio de 1962 ingresa en la asesoría Jurídica de la Empresa Nacional Calvo Sotelo, para realizar la contratación de las servidumbres de paso entre Málaga y Puertollano.

En 1963 es nombrado secretario general y del Consejo de Administración de Alcudia S.A. Empresa dedicada a la industria química y fabricante del plástico polietileno, y donde permanece hasta 1995, año en el que se jubila.

Paco4_ca

En Casa Manteca, junto a Pansequito, Pepe Ruiz Manteca y Salvador Navarro

Desde 1974 compagina su anterior trabajo con el ejercicio libre de la profesión de abogado. En unión de tres socios abren un bufete en la madrileña calle Núñez de Balboa, 50, dedicado al Derecho Civil, Mercantil, Matrimonial y laboral.

Perteneció durante los años 1992 a 1997 a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid, siendo entonces decano, Luis Marti Mingarro.

Paco_5cadi

Siempre hay tiempo para el buen humor. En su casa de Madrid, Paco Navarrete concede la alternativa a su nieto Borja.

Desde 1993 es miembro permanente de la UIAB (Unión Iberoamericana de Abogados), habiendo presentado numerosas ponencias en los congresos celebrados en Mexico, Brasil, Perú y Costa Rica.

Paco6caEn el año 2000 es nombrado consejero del Colegio de Abogados en la Comunidad de Madrid.

Paco Navarrete es un gran aficionado a los toros. Es aficionado de los antiguos, de los que saben apreciar la lidia en su totalidad, defensor de la integridad del  toro bravo. Es abonado a la plaza de toros de Madrid y partidario de las ganaderías ‘serias’. Toma notas de lo que ocurre en el albero y mantiene correspondencia taurina con varios aficionados. Sobre temas taurinos ha pronunciado varias conferencias. Es habitual de la temporada de El Puerto y es gran amigo del ganadero Alfonso Guardiola, con el que comparte algunas partidas de mus y asiste a algunos tentaderos.

Francisco Navarrete ingresando como miembro de la Orden de la Soleá, en las bodegas Barbadillo de Sanlúcar de Barrameda



092. LA PINTURA DE FERNANDO OLLERO. Cádiz a tinta china

1 12 2009

Fer_cadiz1Fernando Ollero Ruiz Tagle es un gaditano nacido en la plaza de España el 30 de enero de 1955. Sus primeros estudios los cursó en su ciudad natal, asistiendo a la popular academia de doña Manuela del Río, en la calle Obispo Pérez Rodríguez, (actual Fermín Salvochea). Posteriormente acudiría al colegio de San Felipe de los extramuros.

Muy joven marchó con su familia a Madrid, estudiando el bachillerato en el colegio marianista El Pilar de la calle Castelló. Es licenciado en arquitectura por la prestigiosa Escuela de Madrid.

Nunca ha perdido el contacto con su ciudad natal, donde tiene infinidad de amigos y numerosos familiares. Actualmente pasa grandes temporadas entre El Puerto de Santa María y Cádiz.

Su vida profesional ha transcurrido como arquitecto en las oficinas técnicas del Banco Hispano Américano.

Está casado con Caridad Melgarejo Armada

Fer_2cadiz

Dibujo del muelle de Cádiz con el buque escuela de la Armada Española, Juan Sebastián de Elcano.

Fernando Ollero ha compatibilizado sus trabajos de arquitecto con su afición a la pintura, inclinándose por la técnica de la tinta china. De extraordinaria modestia, Ollero nunca quiso hacer público sus dibujos y pinturas, limitándose a dibujar para su satisfacción personal y familiar.

Fer_3cadiz

Las Puertas de Tierra dibujadas a tinta china por Fernando Ollero.

Pero el pasado verano, presionado por sus amigos, accedió a realizar una exposición que fue titulada ‘Cádiz a tinta china’. El éxito fue completo y al poco tiempo de quedar abierta la exposición todos sus dibujos fueron adquiridos.

La exposición se llevó a cabo en la Fundación Federico Joly, en el Centro Cultural Reina Sofía. Durante una semana, cientos de personas acudieron a admirar la obra de Fernando Ollero, que fue unánimente elogiada. La prensa local se hizo eco de esta exposición coinciendo también en prodigar elogios a la calidad y buen gusto de la pintura de Fernando Ollero. Sus amigos de Cádiz consiguieron la promesa de Fernando para realizar otra exposición en fechas próximas.

fer_4cadiz

La fachada de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen

Fer_5cadiz

Vista de la Alameda Apodaca y del baluarte de la Candelaria.




069. HOMENAJE A UN SACERDOTE GADITANO. Reunión en ‘La Aduana’

8 11 2009

El sacerdote marianista Fernando Cano-Manuel Abárzuza fue objeto el pasado martes 3 de noviembre de un cariñoso homenaje. El padre Cano-Manuel, con nótula número 64 en Gente de Cádiz, realiza su misión evangelizadora en Brasil y viene a nuestra ciudad cada dos o tres años a pasar unos días de descanso.

homenaj_1cadiz

Los amigos de Fernando Cano-Manuel Abárzuza en el salón de ‘La Aduana’ antes del inicio del almuerzo. De izquierda a derecha, Javier González Santiago, Ramiro Navarro Villegas, José Manuel de Hoces y García de Sola, Rafael Pedregosa (Canito), Antonio (Guaqui) Cano-Manuel Díaz, Leonardo Constantino Rodrigo Paredes, Fernando Cano-Manuel Abárzuza, José María Otero Lacave, Alejandro Delgado Lallemand, Rafael Gallardo, Fernando Otero Lacave, Manuel Camerino, Juan Ramón Cirici,  Diego Sánchez Limón y, en primer término, Joaquín Hortelano Castro, propietario y gerente de ‘La Aduana’.

A petición del sacerdote homenajeado los asistentes almorzaron pescado al horno, ya que en Brasil no puede hacerlo por falta de materia prima. Cano Manuel relató a los asistentes algunas de sus vivencias junto a las tribus indígenas, exponiendo la cruda realidad de la situación.




067. GERARDO GÓMEZ CASTILLO. El periodista Curro Tijeras

6 11 2009

Gerardo0_cadiz

“Curro Tijeras” tomando notas en un festejo taurino en la plaza de toros de El Puerto. Junto a él, mirando a la cámara, otra leyenda de la radio gaditana: Manolo Garaboa.

Desde los años cuarenta hasta los ochenta del siglo pasado, el líder de las ondas taurinas en Cádiz era Antonio Rosales Gómez “Don Puyazo” con su semanal “Cuaderno taurino”, sucesivamente en Radio Cádiz, Radio Juventud de Cádiz y Radio Cadena. En los años sesenta incorporó a su redacción a un joven periodista vocacional, Gerardo Gómez del Castillo, hijo de montañés y nacido en la calle San José hoy hace 65 años, vocacional hasta el punto de que durante la mili –sirvió en Huesca- fue colaborador de Radio Popular de Jaca. Gerardo distingue “para mi los periodistas profesionales son los que han estudiado mientras que los vocacionales no hemos pasado por ninguna escuela ni facultad pero amamos la información y nos hemos entregado a ella”.

gerardo2V_cadizAquel chaval que comenzaba a desarrollar su vocación había nacido en la gaditana calle de San Inés, donde su padre regentaba el ultramarinos “Santa Inés”, que hoy sigue al mando de la misma familia de la mano de su hermano José María, el popular “José Mari”, que hoy ha dado nombre al establecimiento ya que se conoce como “El almacén de José Marí” cuya trastienda está llena de antiguedades y es el punto de reunión de los amigos de la casa, en animadas tertulias, ya que José Mari es un mago de la hospitalidad y el buen hacer. Y es que la impronta montañesa se nota en estos dos hermanos, educados en el trabajo y bajo esa máxima de “servir al público sin ser serviles”, una cualidad de la que han hecho gala los montañeses en nuestra Bahía detrás del mostrador, desempeñando con tanta dignidad como cordialidad, su nada fácil trabajo. (E la foto de arriba, al fondo, Gerardo detrás del mostrador del almacén de ultramarinos y coloniales finos “San Inés”, que su hermano José Mari, que aparece junto a él y detrás de dos dependientes de la casa, ha tenido el buen gusto de conservar intacto).

gerardogrupo_cadiz

Gerardo Gómez Castillo, el segundo por la izquierda del lector precedido del popular y recordado gaditano Paco Salvago Trigo, en una caseta de las Fiestas Típicas Gaditanas de las que se montaban en el paseo de Canalejas. Junto a él el legendario banderillero José Jiménez Nondedeu “Pacorro”; el siguiente es el inolvidable médico, escritor, dibujante y conferenciante Venancio González García. También apoyado en el poste, el periodista radiofónico gaditano Antonio Rosales Gómez “Don Puyazo”, que introdujo a Gerardo en el mundo de la prensa y lo bautizó como “Curro Tijeras”.

Volviendo a Rosales, el veterano periodista que empezó a escribir de toros en 1937, necesitaba a alguien para locutar su sección de “Recortes”. Así llamaba a las noticias cortas que en el argot llamaban “breves” en otros medios: “Don Puyazo me bautizó como Curro Tijeras. Curro por ser más taurino que Gerardo que es mi nombre y Tijeras porque me ocupaba de los recortes”. Comenzó en los Cuadernos Taurinos en la radio en 1959 y estuvo hasta el año 1971, fecha en que lo dejó porque se fue a vivir a la Montaña. Y esa es otra carcterística de la vida de este gaditano de origen santanderino, que es de los pocos que hizo el viaje a la inversa habiendo nacido en Cádiz.

gerardo3_cadiz

Curro Tijeras con dos toreros: el venezolano Bernardo Valencia, que sigue en activo y cuyo hijo comienza su carrera en los ruedos españoles, y Pacorro.

Así comenzó Gerardo una larga carrera en la información, sobre todo taurina: Antes, recomendado por el recordado Juan Martínez Neto “Juman” al director Emilio de la Cruz, había estado quince días en Diario de Cádiz pero el que llevaba los toros se lo puso muy difícil y lo tuvo que dejar. Gerardo era aficionado desde pequeño y nunca olvida la primera corrida que vió, un festejo en el que actuaba José Ruiz Calderón “Pepe Manteca”.

gerardomaritrini_cadizA la vez fue corresponsal y colaborador de varias publicaciones taurinas o no. Estuvo en Tendido 13, El Caso, Discóbolo, Velocidad, Cine en 7 Días, Sábado Gráfico. En Cine en 7 Días fue el que le hizo la primera entrevista al cantante Camilo Sesto, que entones era todavía Camilo Blanes y no cantaba entonces en solitario sino que era solista de “Los Botines”. Gerardo Gómez Castillo recuerda que su romance con la también cantante Laura Casales fue uno de los primeros montajes de prensa rosa de España. Inolvidable también para Gómez Castillo fue su periodo en “El Mirador de San Fernando”.  En sus múltiples colaboraciones en prensa de todo tipo, Gerardo Gómez Castillo cubría las actuaciones de los artistas en el Cortijo de los Rosales, la inolvidable sala al aire libre del Parque Genovés que creara Antonio Martín de Mora. En la foto, Gerardo entrevistando a Mari Trini.

Durante los años en que estuvo en Cádiz fue activo aficionado taurino. Fundó el Club Taurino Gaditano con un grupo de amigos, primero en la Viña y luego en el barrio de San Juan; fue relaciones públicas de la peña El Maletilla cuatro años y fue secretario de la presidencia de la Federación de Peñas Taurinas de la Provincia de Cádiz en el periodo en que dirigió la entidad el desaparecido médico también de origen montañés Venancio González García.

gerardo1_cadiz

Gerardo Goméz junto al gobernador civil Santiago Guillén Moreno

Curro Tijeras firmó en históricas y prestigiosas revistas taurinas: “En Primer Tercio que dirigía el crítico “Don Quijote”; La Afición Española de Valencia, El Burladero… “Entonces estábamos Pepe Marcano, Emilio Parejo, Manolo Garaboa, Luis Ortega, Aurelio de la Viesca, Ruis Boffa, Fernández Román, Manolo Molés. De los que estábamos por este rincón en aquella época solamente queda Jerónimo Roldán, no hay otro hoy más antiguo antes de 1971. Nosotros fuimos los primeros que nos negamos a que los mozos de espada nos dieran sobre”. El sobre era el estipendio que los toreros entregaban a los cronistas “trincones” para obtener una información favorable, una lacra de la prensa taurina.

Hoy Gerardo vive en Torrelavega donde participa activamente en toda clase de actividades sociales de las peñas. Allío creó la Casa de Andalucía y diversas entidades relacionadas con Cádiz y los montañeses por lo que podemos decir que es un representante de Cádiz en Santander, que además  gusta todos los años pasar dos largos periodos en Cádiz, entre nosotros. (Francisco Orgambides).