Gente y habitantes de Cadiz » Marítimos

375. EL PUENTE DE LA PEPA. (I).

21 12 2010

Video resumen del proceso constructivo del nuevo Puente sobre la Bahia de Cádiz, hasta la fecha Agosto 2010.
Este video fue expuesto en la visita a Cadiz del Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, Ministro de Fomento, José Blanco y la Ministra de Igualdad, Bibiana Aido, entre otras personalidades y autoridades de la Junta de Andalucia y el Ayuntamiento de Cádiz.



369. JOSE MARíA BERANGER Y RUIZ DE APODACA. Gaditano y ministro de Marina

25 10 2010

Beranger_1José María de Beránger y Ruiz de Apodaca nació en Cádiz el 24 de junio de 1824.

Nieto del conde del Venadito. Ingresó en la Marina con trece años y a esa edad fue enviado a los barcos de las Antillas, donde permaneció durante diez años. De regreso a la península le fue concedido el mando de varios buques, destacando por su pericia y conocimientos marineros.

En 1858 ascendió a capitán de fragata y se le concedió el mando de la Villa de Bilbao, sin duda el mejor buque de la Armada en ese momento. Durante tres años Beránger estuvo navegando por los mares de Europa y América. Sus conocimientos técnicos motivaron su envío a Inglaterra, para estudiar la construcción naval de los buques de guerra británicos. Durante esa época, Beránger entabla amistad con Prim y colabora eficazmente en la revolución de Cádiz para derrocar a Isabel II.

El triunfo de la revolución hace que Beránger entre de lleno en la política. Fue seis veces diputado a Cortes, otras tantas senador y ocupó en numerosas ocasiones la cartera de Marina.

Beránger comenzó siendo un fogoso liberal para pasar después a posturas conservadoras. Esta evolución le permitió ser ministro de Marina con Prim, con el general Serrano, con la Primera República, con Sagasta y con Cánovas del Castillo. En Cádiz presidió durante años el partido constitucionalista junto a Cayetano del Toro.

Algunos intervalos en su vida política le permitieron ser capitán general del Departamento de Cádiz y comandante del Apostadero y Escuadra de La Habana, donde hizo frente a los primeros intentos separatistas.

Cuando falleció, en 1907, Diario de Cádiz señalaba que “Beránger era de loas pocas figuras de legendario relieve que quedaban en España”.



366. PARTES TELEGRÁFICOS DE 1811. La crónica del asedio francés.

14 10 2010

Desde el mes de julio de 1811, los periódicos gaditanos “El Redactor General” y “El Conciso” publicaron diariamente un resumen de las observaciones de los vigías militares que, con la ayuda del telégrafo óptico, vigilaban la Bahía de Cádiz desde 1805. Durante el asedio francés, sólo funcionaba una línea telegráfica entre Cádiz y San Fernando con una ampliación de sus puestos de vigilancia desde el castillo de Sancti-Petri hasta el Arsenal de la Carraca.

GENTECADIZ 1TelegrafoLa maquinaria del telégrafo óptico en la Bahía de Cádiz. Presentamos más partes telegráficos de 1811 en los que se detallaban algunos aspectos de este asedio que los franceses realizaron a la Isla de León (actual San Fernando) y a Cádiz:

Día 15 [de agosto de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Han cesado en ambas líneas los trabajos [de fortificación].- Fort Luis [en Puerto Real] ha hecho fuego a un barco nuestro, y el castillo de Santa Catalina [en el Puerto de Santa María] a tres cañoneras.- Los pinares de Chiclana arden por varias partes.- Del Puerto a Puerto-Real y después a Chiclana han pasado quince carros cubiertos; de Puerto-Real al Puerto noventa acémilas cargadas, y dos carros cubiertos, y del Puerto a Puerto-Real cuarenta acémilas cargadas.”

Día 22 [de agosto de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los trabajos.- A la espalda de la casa del Coto [en Chiclana] está ardiendo el pinar.- Ayer tarde, desde las dos hasta las tres y media, estuvieron batiendo con bastante actividad todas las lanchas nuestras de los apostaderos de la punta de la Cantera [actual Fadricas] y Carraca, a las cañoneras enemigas que estaban varadas en Puerto-Real y nuestras baterías del Arsenal [de la Carraca] a todas las enemigas de aquel frente, contestando ellos con las suyas.”

Día 17 [de septiembre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Siguen los mismos trabajos en ambas líneas. Ha habido algún fuego en ellas, y paso de carros y acémilas en la enemiga, sin cosa notable.- Cruzan frente de Rota dos cañoneras españolas. Se ha perdido sobre las piedras del castillo de San Sebastián un bergantín-polacra.”

Día 24 [de septiembre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los mismos trabajos en ambas líneas. El castillo de Santa Catalina del Puerto ha hecho fuego a un barco de la expedición, que salió ayer tarde, la que regresó a la noche, hallándose la tropa de esta acampada junto a la iglesia de San José, como también parte de la columna de cazadores y batallón de Carmona, que ha venido de la Isla [actual san Fernando].- Cerca de veinte infantes con dos piezas de artillería, varios carros y bagajes con equipajes han pasado de Chiclana al Puerto de Santa María.”

Día 4 [de octubre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los trabajos en ambas líneas; en la enemiga ha habido algún tránsito de acémilas y carros.- La batería de San Genís [en San Fernando] hizo fuego a la casa del Coto [en Chiclana]; el castillo de Santa Catalina del Puerto, a una fragata mercante inglesa que salía y a otra americana que entraba y fue llevada por la corriente bien cerca del expresado fuerte, saliendo a darle auxilio once botes ingleses que la remolcaron a Bahía.”

Día 3 [de noviembre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los enemigos en la reparación de las cañoneras de Puerto-Real y en la batería del arrecife de Chiclana.- Una corbeta bombardera inglesa y veintiuna cañoneras de dicha nación hicieron fuego a un místico mercante varado junto al castillo de Santa Catalina del Puerto correspondiendo éste al fuego; y en la acción se voló la popa de una cañonera, que después se fue a pique y, aunque algunos botes se dirigieron a recoger la tripulación, no pudieron efectuarlo a causa de la mucha metralla que tiraba el enemigo.”

GENTECADIZ 3 Codigo

El código del telégrafo óptico utilizaba 24 señales, que podría ser alfabética o numérica.

Como se aprecia en estos partes, los partes telegráficos, con la autorización del gobernador militar de Cádiz, presentaban en la prensa gaditana una información muy exhaustiva: sobre los trabajos de construcción de defensas en ambas líneas; sobre los fuegos de artillería y otros combates entre la línea francesa y la española; sobre los desplazamientos de personas y mercancías; y finalmente sobre los movimientos de buques y lanchas en la Bahía de Cádiz. En conjunto, una crónica diaria de los que ocurrió en este episodio gaditano de la Guerra de la Independencia.

(Texto: Carlos Sánchez Ruiz)



339.- LO QUE VA DE AYER A HOY. El paseo de Canalejas

11 09 2010

canalejas-cadiz

A la vista de que ya van terminando las obras de Canalejas, o por decirlo en términos modernos “el frente urbano portuario” de Cádiz, recordamos cómo era aquel paseo en los primeros años sesenta del siglo pasado merced a esta espléndida fotografía.

Es una imagen muy distinta de lo que fue Paseo Isaac Peral en solar del derribo de las murallas y plataformas que guarnecían la ciudad en esa zona. Todo el andén de las edificaciones estaba destinado a inolvidables establecimientos perdidos: la Casa Dorada, el Café Español, El Triunfo, La Ibérica, La Camelia, El España, Don Pablo y hasta el Cine Gades.

En el flamante paseo de pavimento crema y rosa, la parada del inolvidable autobús de dos pisos y la cola de veraneantes hacia la playa. Entonces había sitio para aparcar, permanecían los raíles del tranvía y el tránsito de coches escaso. Hoy es otra cosa.



336. RECUERDOS DE VERANO (I).

8 09 2010

1941-playa-victoria8-de-julio-terraza-del-muel



329.- PICOS Y TARZAN. ¡Vamos al cine de verano!

31 07 2010

cine-1 

Para los nostágicos, del verano perdido: el Cine de Verano. Más típico no lo había: los cines Mar, Delicias, Brunete, España, Maravillas… Familias y pandillas a las dos sesiones, muchos paquetes de pipas y películas de Tarzán, Fantomas, Louis de Funes o de uno al que le seguían llamando Trinidad. Para combatir los atracones de pipas en el ambigú el encargado de la barra se guarnecía de una batería de vasos de agua y cuando la película era aburrida los más “golfos” ensayaban diabluras y gritos jocosos para martirio de los acomodadores, y los más pacíficos miraban esas salamanquesas grandes que se movían por los encalados muros.

 cine-2

El Caleta y el Brunete fueron los últimos de Filipinas de esta larga lista de cines que comenzó con los cines La Palma en la Caleta y San Carlos en las Murallas, dos sesiones calurosas en los días de levante y frescas y de rebequita en los días de poniente. Algún lector se habrá fumado el primer Píper o el primer Bonanza en estas cines sin nevería, con las localidades de general, preferencia o butaca, sillas de madera con brazos.

Nada mejor que irse al cine de verano en aquellos años en los que estas salas competían con las primeras discotecas, el Cortijo de los Rosales o los bailes y veladas. Una imagen tan nostálgica como de Cádiz de aquellas vacaciones añoradas, con las primeras novias y que nos sirven para despedirnos hasta septiembre porque “gentedecadiz.c0m” se va de vacaciones.

Hasta septiembre, disfruten del verano y no nos olviden, les esperamos en Gente de Cádiz.



328.- LAS MAREAS DE SANTIAGO. Aquella playa de las casetas

30 07 2010

marea-horizontal

En la memoria de muchos gaditanos y veraneantes hay imágenes como esta: la antigua playa Victoria con el andén de cemento separando las casetas de madera, de rayas rojas y blancas, de las llamadas de “mampostería”, bajo el Pase Marítimo o las “olitas”.

Los bares de sardinas y tortillones de papas, que expendían tinto con casera a pasto; los puestos de las “bañeras”, aquellas serviciales mujeres que limpiaban las casetas, le echaban un ojito a los niños y suminstraban el agua para barreños y botijos. El inevitable bidón de pedtróleo, pintado de rojo y blanco, los municipales con salacot , el atavío muy blanco y el inevitable talonario de multas para denunciar a quienes jugaban al fútbol, en base al famoso “artículo pelota”.

Y la banda sonora. No el rumor de las olas sino aquella megafonía de Castro Y Gutiérrez de niños perdidos y horas en punto de la tarde; aquellos “¡Camarones, cangrejo bo-o-caaa!” o el del pico y la papa. En la foto las traviesas olas suben hasta el cemento, mojan las precarias instalaciones familiares, una demarcación que marcaba la sombrilla. Es la marea de Santiago, el día del verano con más olas, que la chavalería disfrutaba con colchones inflables y los inevitables salvavidas de cámas de automóvil. Una forma de playa perdida hoy, con otro ambiente y los mismos bañistas… pero más modernos. ¡Cuidado con la resaca!



325. LA INAUGURACIÓN DEL BALNEARIO VICTORIA

27 07 2010

El tranvía, inaugurado en 1905 y el Balneario Victoria, abierto al público en 1907 fueron los dos principakles acontecimientos que hicieron que los gaditanos salieran del recinto de sus murallas y que la ciudad se extendiera hacia los extramuros.

La inauguración del Balneario Victoria tuvo lugar el 2 de agosto de 1907 a las cuatro y media de la tarde. Pese a los numerosos detalles previstos, la inauguración quedó deslucida. A finales de julio llegaron a Cádiz noticias de que las obras de construcción del puerto sufrirían un nuevo retraso debido a la falta de empresas constructoras. El alcalde, el gobernador civil, el presidente de la Diputación y las llamadas ‘fuerzas vivas’ de la ciudad’ decidieron trasladarse a Madrid para presionar al Gobierno para que las obras del puerto no sufrieran un nuevo retraso.

Balneario_1

La terraza del Balneario Victoria en 1907

De esta manera la ceremonia de inauguración del Balneario Victoria quedó deslucida. A pesar de ello a las puertas del magnífico establecimiento se contaron hasta 16 carruajes y un automóvil, propiedad de la familia Pemartín.

Las obras de construcción del Balneario Victoria dieron comienzo en enero de 1907 y para la cimentación del edificio se utilizaron piedras procedentes de las antiguas murallas situadas en lo que hoy es el paseo de Canalejas. La compañía del tranvía preparó una vagonetas especiales para trasladar la piedra desde el interior de la ciudasd hasta la playa.

Balneario_2

El Balneario Victoria en los años veinte del pasado siglo XX

Inaugurado el Balneario, cuya sociedad propietaria estaba presidida por Fernando García de Arboleya, miles de gaditanos acudieron a conocer sus instalaciones utilizando para ello un servicio especial de tranvías. De esta manera los habitantes de Cádiz comenzaron a frecuentar una zona hasta entonces desconocida, la playa de la Victoria.