Gente y habitantes de Cadiz » Noticias

375. EL PUENTE DE LA PEPA. (I).

21 12 2010

Video resumen del proceso constructivo del nuevo Puente sobre la Bahia de Cádiz, hasta la fecha Agosto 2010.
Este video fue expuesto en la visita a Cadiz del Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, Ministro de Fomento, José Blanco y la Ministra de Igualdad, Bibiana Aido, entre otras personalidades y autoridades de la Junta de Andalucia y el Ayuntamiento de Cádiz.



355. JUAN GARCÍA TORRES (JUANITO MARIANA). Un ídolo de los años 60

30 09 2010

j2Juan García Torres ‘Juanito Mariana’ nació en Cádiz el 10-2-46 Casado. Salió del Pastora, de ahí se marchó a la Escuela de Fútbol del Barcelona.Volvió a Cádiz y destacó en el Bermanch de la mano de José María Valle. Más tarde firmaba por el Balón, en Tercera, y seguidamente pasaba al primer equipo, donde triunfó y fue traspasado al Barcelona. Luego fue al Granada, de nuevo al Cádiz y al Levante, para retirarse en el Balón. ¿Quién no se acuerda de este gran jugador? Pertenecía al Balón que entrenaba De Miguel, pero a él le gustaba jugar esos partiditos con los amigos antes de almorzar. Antes los había disputado en los desaparecidos campos de Las Vacas e Ingenieros, con el Pastora y el Bermanch. Juanito Mariana ha sido uno de los jugadores más talentosos que ha dado el fútbol gaditano. Tenía calidad técnica para repartir y, además, gol. Lo tenía todo. Cuando ascendió al primer equipo del Cádiz formó la banda derecha con Joselito Lara y era un auténtico espectáculo ver a ambos futbolistas. Lara fue traspasado al Granada, entonces en Primera División, y a la temporada siguiente era Juanito Mariana el que se marchaba al Barcelona. Allí coincidió con jugadores de la talla de Pereda, Gallego, Reina, Eladio, Torres… Jugó un Trofeo Carranza con la elástica azulgrana. En las semifinales eliminaron al Real Madrid por dos a uno y el segundo gol fue obra de Juanito Mariana.

j1La final la perdió el Barça contra el Atlético de Madrid por 1-0. De las muchas cosas que se pueden recordar del jugador en su época de amarillo, hay algunas inolvidables como aquel gol que le marcó a Vicente en un partido contra el Mallorca en Carranza o en aquel partido amistoso de pretemporada contra el Real Betis en el que sacó de sus casillas al defensa central Eusebio Ríos, por los ‘caños’ que le hizo, y el bético se quitó la bota y salió corriendo detrás de él. Ese era Juanito Mariana. Un gran ídolo de la afición cadista de la década de los sesenta. Retirado del fútbol desde hace años, fue el entrenador que ascendió por última vez al San Fernando de Preferente a Tercera. Juanito Mariana es un enamorado del fútbol. Le encanta, pero también está algo decepcionado por todo lo que rodea a este mundo.”La verdad es que sí, pero también sufro por verme lejos. Sigo al Cádiz y la afición no se merece esta categoría”, lamenta. Sobre el fútbol de antes y el de ahora opina que “no tienen nada que ver. Ahora prima la fuerza física, antes había más calidad.Ahora se amarra mucho. Hay que reconocer que ahora manda el dinero.A mí, desde luego, me gustaba más el fútbol de antes”. Del Barça dice que pudo triunfar, tal vez la suerte influyó, pero guarda grandes recuerdos de su paso por la entidad azulgrana. De los mejores jugadores que ha conocido destaca a Maradona “el mejor de todos”. En la actualidad trabaja en la ONCE.



354. JOAQUÍN SIERRA VALLEJO (QUINO). Un lujo vestido de amarillo

29 09 2010

q1Joaquín Sierra Vallejo ‘Quino’ nació en Sevilla el 7-9-45. Estuvo un año retirado al no querer el Betis traspasarlo al Real Madrid. Luego se incorporó a la disciplina verdiblanca y fue traspasado al Valencia, donde estuvo cinco temporadas. Al final de ese contrato fichó por el Cádiz y consiguió el ascenso a Primera con el conjunto amarillo. Fue internacional en todas las categorías. En la absoluta, en siete ocasiones. Era la pretemporada de la campaña 76/77 y el Cádiz daba un auténtico ‘pelotazo’ vistiendo de amarillo a Joaquín Sierra ‘Quino’, uno de los jugadores más valorados en nuestro país.Tras dejar el Valencia después de cinco temporadas, Quino, de la mano de Pepe Valera y con Manuel de Diego como presidente cadista, se convertía en el gran fichaje del equipo amarillo para luchar por el ascenso a Primera División, objetivo que finalmente se conseguiría. Quino rompió todos los moldes del fútbol. Fue el primer jugador que se enfrentaba a los estamentos futbolísticos, incluido su propio club, el Real Betis. Tras negarse el conjunto verdiblanco a traspasarlo al Real Madrid, el jugador decidía abandonar el fútbol, con sólo 25 años, en protesta por la negativa de la entidad a la operación. Estuvo un año sin jugar y tras este periodo se reincorporó a la disciplina bética, pero ya estaba hecho su traspaso al Valencia. “Yo me incorporé al Betis porque ya se había negociado mi pase al conjunto blanco. Por cierto, la operación se cerró aquí, en Cádiz. Me entrevisté con Julio de Miguel, por aquel entonces presidente del Valencia, y se cerró el acuerdo”, recuerda.

q2 “Mi retirada por un año -explica Quino- fue una protesta por la disconformidad del futbolista ante tantas injusticias, especialmente ante aquel derecho de retención que tenía al jugador atado por vida a un mismo equipo”. El ex jugador del Cádiz fue uno de los fundadores de la AFE y primer presidente del colectivo de jugadores. “La verdad es que ahora ha cambiado todo, pero aún los estamentos futbolísticos no quieren saber algunas cosas. No van al ritmo del cambio que hay en todos los órdenes de la vida. La AFE fue un paso muy importante para los profesionales. Se consiguió abolir el dichoso derecho de retención y eso fue el fruto del trabajo de todos los jugadores de aquella época que hicimos frente común a los estamentos”, apunta. Quino recuerda su paso por el Cádiz con alegría. “Fue una época muy bonita. En la primera temporada disfrutamos mucho y conseguimos el ascenso por primera vez en la historia del Cádiz. Había un gran equipo. Jugadores de la talla de Carvallo, Ibáñez, Santamaría… Además, lo que era más importante, se hizo un gran grupo humano.Éramos amigos y eso se reflejó sobre el terreno de juego. En la segunda temporada, con un gran equipo, hubo muchos problemas con la directiva y se rompió todo. Fue una pena”, apostilla. Para Quino el mejor jugador de todas las épocas ha sido Alfredo Di Stefano.



348. FRANCISCO RUIZ BRENES (Superpaco). Un portero de elite en el Cádiz C.F.

22 09 2010

sp2..Francisco Ruiz Brenes ‘Superpaco’ nació en San Fernando el 2-3-48. Casado con Loli Girón Rodríguez. Tiene cuatro hijos: Paco, Pepe, María del Mar y Jesús Salió de la cantera isleña y fichó por el Sevilla siendo juvenil hasta llegar al primer equipo. Jugó cedido en el Alcalá y Cádiz, en década de los setenta, para volver al Sevilla y hacerse con la titularidad durante catorce temporadas En la campaña 84/85 volvió al Cádiz fichado y ascendió a Primera, y a la siguiente dejó al equipo en Primera y se retiró Actualmente es empresario de hostelería antonio díaz cádiz. Francisco Ruiz Brenes ‘Superpaco’ fue uno de los guardametas más destacados en el fútbol español en la década de los setenta, cuando en nuestro país había grandes porteros como Iribar, Miguel Ángel, Urruti, Deusto, Artola… Pese a todo, el portero nacido en San Fernando, con sus grandes actuaciones defendiendo la meta sevillista, llegó a gozar la internacionalidad, premio que estaba muy caro en aquella época. Se llevó el Trofeo Zamora en una ocasión y en otra consiguió la medalla de oro del fútbol español, siendo la plata para Johan Cruyff y el bronce para Luiz Pereira.

spj Para el Cádiz fue todo un lujo poder contar con este gran portero, que defendió la elástica amarilla en dos épocas bien distintas.En la primera llegaba cedido por la entidad hispalense de la mano del desaparecido Fernando Barbacil y siendo presidente cadista José Antonio Gutiérrez Trueba. El Cádiz estaba en Segunda, se había lesionado Martínez y el cuadro gaditano se quedó con un sólo portero, por eso se contó con el joven Paco. Cuajó una gran temporada y al final de la misma el Sevilla lo reclamó, regresando triunfante al estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Hasta su segunda época amarilla transcurrieron muchas temporadas.Era suplente en el Sevilla, donde Buyo triunfaba, y él, con 36 años, decidió regresar al Cádiz, con el que logró el ascenso a Primera División de la mano de Benito Joanet. A la siguiente campaña, con Paquito en el banquillo amarillo, el Cádiz se quedó en Primera y Paco, al final de la misma, decidió retirarse, recibiendo un merecido homenaje de la afición cadista. Para Paco, el fútbol lo ha sido todo. “Guardo muy buenos recuerdos.Hice muy buenos amigos. Mis mejores años los pasé con el Sevilla, pero mis dos épocas en el Cádiz fueron inolvidables. La primera porque era muy joven, la oportunidad de triunfar en el Cádiz me abriría las puertas del Sevilla y así fue como sucedió. En mi segunda etapa en el Cádiz fue todo maravilloso. El equipo estaba en Segunda y ascendimos a Primera, y a la siguiente campaña el equipo se quedaba en Primera por primera vez en su historia de la mano de Paquito. Fue todo un éxito”, reconoce Ruiz Brenes. Respecto al fútbol de antes y el de ahora, Paco entiende que “antes se jugaba mucho más al fútbol. Hoy se ha impuesto lo físico.¿Porteros? La verdad es que antes había más competencia”. Ruiz Brenes tiene palabras de elogio para los ex presidentes: “no puedo olvidar a Montes Cabezas en el Sevilla y a Gutiérrez Trueba y Manuel Irigoyen en el Cádiz. Hicieron historia en sus clubes”. (A. Díaz)



342. ESTO ES UN ESQUIPO Y LO DEMÁS …

15 09 2010

1962-cadiz-cf

1961-bolea-y-mosquera



339.- LO QUE VA DE AYER A HOY. El paseo de Canalejas

11 09 2010

canalejas-cadiz

A la vista de que ya van terminando las obras de Canalejas, o por decirlo en términos modernos “el frente urbano portuario” de Cádiz, recordamos cómo era aquel paseo en los primeros años sesenta del siglo pasado merced a esta espléndida fotografía.

Es una imagen muy distinta de lo que fue Paseo Isaac Peral en solar del derribo de las murallas y plataformas que guarnecían la ciudad en esa zona. Todo el andén de las edificaciones estaba destinado a inolvidables establecimientos perdidos: la Casa Dorada, el Café Español, El Triunfo, La Ibérica, La Camelia, El España, Don Pablo y hasta el Cine Gades.

En el flamante paseo de pavimento crema y rosa, la parada del inolvidable autobús de dos pisos y la cola de veraneantes hacia la playa. Entonces había sitio para aparcar, permanecían los raíles del tranvía y el tránsito de coches escaso. Hoy es otra cosa.



333.- LOS BACHILLERES DE 1947. LXIII Aniversario de los alumnos de San Felipe Neri

4 09 2010

bachilleres

Han pasado sesenta y tres años desde que la promoción de 1947 abandonó las aulas del colegio marianista San Felipe Neri de Cádiz. Aquella estrecha amistad que se forjó hace tantos años sigue tan fuerte como entonces y cada año se reunen para celebrar su condición de antiguos alumnos.

El acontecimiento se celebró con una eucaristía en la iglesia de San José oficiada por uno de aquellos alumnos, el padre Fernando Vázquez S.M. y con un almuerzo en el restaurante “El arte serrano”. En esta ocasión aquellos colegiales dedicarón un homenaje al benjamín de la promoción con ocasión de cumplir sus primeros ochenta años: José Hörh. En la foto, los antiguos alumnos del colegio marianista con sus esposas.



326. ANDRÉS GONZÁLEZ PONCE. Un libre que empezó como delantero centro.

28 07 2010

a2..Andrés González Ponce nació en Cádiz el 22 de marzo de 1949. Pasó por el equipo de los Salesianos, Balón juvenil, Balón en Tercera y saltó al Cádiz en la temporada 69/70. En la 72/73 fue traspasado al Madrid, donde estuvo dos campañas con Miguel Muñoz. Más tarde fue cedido al Castellón. Volvió al Madrid hasta cumplir su contrato. Firmó por el Portuense, en Segunda B, y seguidamente se fue al Levante. Durante años fue el responsable de la cantera del Cádiz junto a Juan Antonio.

Allá por los años setenta surgió en Cádiz un espigado jugador. Se trataba de Andrés González Ponce, que actuaba en el equipo de los Salesianos como delantero centro. Su gran calidad técnica motivó que llamara la atención del Balón de Pedro Fernández para su equipo juvenil, aunque pronto dio el salto al equipo de Tercera y luego pasaba al Cádiz para, sorprendentemente, jugar de libre. Su hermano José fue su gran valedor y consejero. Él sabía que su hermano pequeño podría vestir la elástica del Real Madrid algún día y en la temporada 72/73 vio su sueño hecho realidad. Andrés llegó al Real Madrid para ser el sustituto de Ignacio Zoco, toda una institución en la ‘Casa Blanca’, y cuando el navarro se retiró su lugar fue para Pirri.

a1..“Es verdad que firmé en el Madrid para ser el sustituto de Zoco, pero cuando Ignacio se retiró el técnico optó por colocar a Pirri de libre y éste era un monstruo. En mi opinión es el mejor jugador de aquella época que había en España”, comenta Andrés. El jugador gaditano no fue internacional, pero en una ocasión fue preseleccionado para un partido contra Irlanda del Norte y al final no fue citado para el choque. Con el Madrid ganó una Liga y una Copa del Rey y guarda un gran recuerdo de su paso por la entidad que entonces presidía Santiago Bernabéu. “Ese club es el más grande del mundo. Yo recuerdo que el presidente, acompañado de doña María, fue a visitarme al hospital cuando me operaron de pubis por primera vez. Eso se me quedó grabado porque yo no era un jugador titular”, recuerda. De su salida del Madrid explica que “la verdad es que me faltó continuidad, pero en ese equipo había jugadores de la talla de Velázquez, Pirri, Amancio… y Miguel Muñoz no era partidario de dar oportunidades a los jóvenes en aquellos momentos. La verdad es que la llegada de Miljanic tampoco mejoró la cosa. Al cumplir mi contrato me marché al Portuense y me quedé esperando la llamada del Cádiz. El equipo amarillo se interesó por mí teniendo aún contrato con el Madrid, pero al pedirle un traspaso el Cádiz se retiró. Al final de esa temporada quedé libre y nadie del Cádiz me llamó, algo que me sorprendió bastante”, reconoce. “Luego -prosigue Andrés- firmé por el Portuense, que estaba en Segunda B, pero muy pronto llegó el Levante y me fui allí, donde jugué dos temporadas. Volví al Racing y ahí me quedé de segundo con Manolo de la Torre”, apunta. (A.Díaz).