Gente y habitantes de Cadiz » Periodistas

360. MANUEL BOTUBOT PEREIRA. Un central con personalidad.

6 10 2010

b1Manuel Botubot Pereira nació en Cádiz el 23-11-55. Casado con Eva Vicente González. Tiene dos hijos. Salió de la cantera cadista y más tarde fue traspasado al Valencia, donde estuvo ocho temporadas, y luego firmó por dos dos campañas en el Castellón. Al concluir este contrato fichó por el Xerez, donde jugó seis meses, y se retiró del fútbol. Fue internacional con la selección española sub’21 y con la absoluta. Manolo Botubot ha sido uno de los mejores centrales que ha vestido la elástica amarilla. Salió de la cantera cadista, en la temporada 76/77 ascendía al primer equipo y, de la mano de Enrique Mateos, debutaba en un equipo que estaba plagado de jugadores de reconocida valía como eran los Quino, Carvallo, Ibáñez, Villalba… Cuando sólo llevaba en el titular unos meses era traspasado al Valencia a cambio de veinticinco millones de pesetas y el fichaje de Fernando Barrachina, procedente del conjunto che. Cuando subió al primer equipo, el futbolista continuaba trabajando de madrugada en la lonja de frutas con su padre. “Acababa a las ocho de la mañana y a las nueve estaba en Carranza para entrenar” , recuerda. Botubot habla con añoranza de su etapa en el Cádiz: “fue muy corta, pero muy bonita. Me ascendieron al primer equipo tras pasar por todas las escalas inferiores. Estando en el Cádiz B, con Luis Escarti de entrenador, llegué al primer equipo. Fue Enrique Mateos el que me dio la oportunidad de jugar y ser alguien en el fútbol”. “Luego -continúa el ex cadista- llegó aquel traspaso al Valencia y no pude disfrutar del ascenso del Cádiz, pero me alegré una enormidad allí en Valencia. Jugar en el Cádiz con jugadores como Quino, Carvallo, Ibáñez o Mané fue para mí una gran satisfacción”. Botubot estuvo ocho temporadas en el Valencia y consiguió una Copa del Rey, una Recopa y una Supercopa de Europa, además de ser internacional con la sub’21 y con la absoluta contra Italia.

b2Coincidió en la selección con jugadores de la talla de Migueli, Alesanco, Gordillo o Camacho. En el partido contra Italia marcó a Paolo Rossi, que sería el máximo goleador en el Mundial de España. “Aquello fue una gran experiencia”, reconoce. Para Botubot, el fútbol de ahora le gusta más “aunque se juega muy poco. Tal vez sea más rápido que el de nuestra época. Ahora hay muy pocos equipos que jueguen con un delantero centro del estilo de Santillana. Ahora se estila el delantero falso, el hombre que intenta moverse por toda la zona de ataque. ¿Si triunfaría ahora? Pienso que sí. Estoy seguro de que me adaptaría a estos tiempos. Ya no hay el marcaje al hombre, que era mi misión en mi época, pero se sigue jugando con una defensa en línea, incluso con libre, y creo que daría el mismo rendimiento”, señala. El ex cadista y ex valencianista tuvo el honor de ser el primer jugador que marcó en España a Diego Armando Maradona. Fue en un partido contra Argentina, en Mestalla. “Fue impresionante. Sin duda ha sido el mejor jugador que he conocido”, concluye.(A. Díaz).



355. JUAN GARCÍA TORRES (JUANITO MARIANA). Un ídolo de los años 60

30 09 2010

j2Juan García Torres ‘Juanito Mariana’ nació en Cádiz el 10-2-46 Casado. Salió del Pastora, de ahí se marchó a la Escuela de Fútbol del Barcelona.Volvió a Cádiz y destacó en el Bermanch de la mano de José María Valle. Más tarde firmaba por el Balón, en Tercera, y seguidamente pasaba al primer equipo, donde triunfó y fue traspasado al Barcelona. Luego fue al Granada, de nuevo al Cádiz y al Levante, para retirarse en el Balón. ¿Quién no se acuerda de este gran jugador? Pertenecía al Balón que entrenaba De Miguel, pero a él le gustaba jugar esos partiditos con los amigos antes de almorzar. Antes los había disputado en los desaparecidos campos de Las Vacas e Ingenieros, con el Pastora y el Bermanch. Juanito Mariana ha sido uno de los jugadores más talentosos que ha dado el fútbol gaditano. Tenía calidad técnica para repartir y, además, gol. Lo tenía todo. Cuando ascendió al primer equipo del Cádiz formó la banda derecha con Joselito Lara y era un auténtico espectáculo ver a ambos futbolistas. Lara fue traspasado al Granada, entonces en Primera División, y a la temporada siguiente era Juanito Mariana el que se marchaba al Barcelona. Allí coincidió con jugadores de la talla de Pereda, Gallego, Reina, Eladio, Torres… Jugó un Trofeo Carranza con la elástica azulgrana. En las semifinales eliminaron al Real Madrid por dos a uno y el segundo gol fue obra de Juanito Mariana.

j1La final la perdió el Barça contra el Atlético de Madrid por 1-0. De las muchas cosas que se pueden recordar del jugador en su época de amarillo, hay algunas inolvidables como aquel gol que le marcó a Vicente en un partido contra el Mallorca en Carranza o en aquel partido amistoso de pretemporada contra el Real Betis en el que sacó de sus casillas al defensa central Eusebio Ríos, por los ‘caños’ que le hizo, y el bético se quitó la bota y salió corriendo detrás de él. Ese era Juanito Mariana. Un gran ídolo de la afición cadista de la década de los sesenta. Retirado del fútbol desde hace años, fue el entrenador que ascendió por última vez al San Fernando de Preferente a Tercera. Juanito Mariana es un enamorado del fútbol. Le encanta, pero también está algo decepcionado por todo lo que rodea a este mundo.”La verdad es que sí, pero también sufro por verme lejos. Sigo al Cádiz y la afición no se merece esta categoría”, lamenta. Sobre el fútbol de antes y el de ahora opina que “no tienen nada que ver. Ahora prima la fuerza física, antes había más calidad.Ahora se amarra mucho. Hay que reconocer que ahora manda el dinero.A mí, desde luego, me gustaba más el fútbol de antes”. Del Barça dice que pudo triunfar, tal vez la suerte influyó, pero guarda grandes recuerdos de su paso por la entidad azulgrana. De los mejores jugadores que ha conocido destaca a Maradona “el mejor de todos”. En la actualidad trabaja en la ONCE.



354. JOAQUÍN SIERRA VALLEJO (QUINO). Un lujo vestido de amarillo

29 09 2010

q1Joaquín Sierra Vallejo ‘Quino’ nació en Sevilla el 7-9-45. Estuvo un año retirado al no querer el Betis traspasarlo al Real Madrid. Luego se incorporó a la disciplina verdiblanca y fue traspasado al Valencia, donde estuvo cinco temporadas. Al final de ese contrato fichó por el Cádiz y consiguió el ascenso a Primera con el conjunto amarillo. Fue internacional en todas las categorías. En la absoluta, en siete ocasiones. Era la pretemporada de la campaña 76/77 y el Cádiz daba un auténtico ‘pelotazo’ vistiendo de amarillo a Joaquín Sierra ‘Quino’, uno de los jugadores más valorados en nuestro país.Tras dejar el Valencia después de cinco temporadas, Quino, de la mano de Pepe Valera y con Manuel de Diego como presidente cadista, se convertía en el gran fichaje del equipo amarillo para luchar por el ascenso a Primera División, objetivo que finalmente se conseguiría. Quino rompió todos los moldes del fútbol. Fue el primer jugador que se enfrentaba a los estamentos futbolísticos, incluido su propio club, el Real Betis. Tras negarse el conjunto verdiblanco a traspasarlo al Real Madrid, el jugador decidía abandonar el fútbol, con sólo 25 años, en protesta por la negativa de la entidad a la operación. Estuvo un año sin jugar y tras este periodo se reincorporó a la disciplina bética, pero ya estaba hecho su traspaso al Valencia. “Yo me incorporé al Betis porque ya se había negociado mi pase al conjunto blanco. Por cierto, la operación se cerró aquí, en Cádiz. Me entrevisté con Julio de Miguel, por aquel entonces presidente del Valencia, y se cerró el acuerdo”, recuerda.

q2 “Mi retirada por un año -explica Quino- fue una protesta por la disconformidad del futbolista ante tantas injusticias, especialmente ante aquel derecho de retención que tenía al jugador atado por vida a un mismo equipo”. El ex jugador del Cádiz fue uno de los fundadores de la AFE y primer presidente del colectivo de jugadores. “La verdad es que ahora ha cambiado todo, pero aún los estamentos futbolísticos no quieren saber algunas cosas. No van al ritmo del cambio que hay en todos los órdenes de la vida. La AFE fue un paso muy importante para los profesionales. Se consiguió abolir el dichoso derecho de retención y eso fue el fruto del trabajo de todos los jugadores de aquella época que hicimos frente común a los estamentos”, apunta. Quino recuerda su paso por el Cádiz con alegría. “Fue una época muy bonita. En la primera temporada disfrutamos mucho y conseguimos el ascenso por primera vez en la historia del Cádiz. Había un gran equipo. Jugadores de la talla de Carvallo, Ibáñez, Santamaría… Además, lo que era más importante, se hizo un gran grupo humano.Éramos amigos y eso se reflejó sobre el terreno de juego. En la segunda temporada, con un gran equipo, hubo muchos problemas con la directiva y se rompió todo. Fue una pena”, apostilla. Para Quino el mejor jugador de todas las épocas ha sido Alfredo Di Stefano.



350.- FRANCISCO SÁNCHEZ DEL ARCO. El primer periodista gaditano corresponsal de guerra

24 09 2010

mapa-horizontal

Francisco Sánchez del Arco nació en Cádiz en 1816. Periodista y autor teatral de éxito, fue el editor-responsable del periódico “El Constitucional” y de su suplemento: “Fray Gerundio y su Lego Tirabeque”. Dio a la imprenta en Cádiz obras para teatro entre 1847 y 1851 como “La sal de Jesús”, “La Serrana”, “¡Es la chachi!” y “Tal para cuál o Lola la gaditana”, ésta última, con otras de otros autores, fue el antecedente del arquetipo de nuestra Lola la Piconera. Arriba, el teatro de operaciones de la Guerra de África 1859-1960 donde además de Sánchez del Arco fue corresponsal de guerra Pedro Antonio de Alarcón.

También fue el autor de “Abenabó”, drama histórico; “El cuerno de oro”, ópera cómica; “El rey de Andalucía y guapo Francisco Esteban”, drama o “Urganda la desconocida”, comedia de magia. Además fue durante dos años diputado a Cortes.

prim-verticalMurió en Ceuta en 1860, ejerciendo de corresponsal de guerra para el periódico “El Constitucional” que hemos dicho que dirigía. La fama de iniciar este género en combate, precisamente en esa guerra de Marruecos de 1860, le corresponde a Pedro Antonio de Alarcón, pero se olvida que allí se dejó la piel este periodista gaditano, primero de la larga lista de quienes han perdido la vida a consecuencia de informar desde la peligrosa línea de fuego. Su fallecimiento no fue debido a un hecho de armas sino al cólera que azotó al contingente español en aquella contienda hispano-marroquí, que se desencadenó a finales de 1859. O’Donell estaba en el poder desde el verano anterior y fue la campaña de la toma de Tetuán y la batalla de Los Castillejos. Al lado el general prim, héroe de la batalla de Los Castillejos.

El Comercio, en su número de 8 de abril de 1860, daba noticia del fallecimiento del director del otro periódico gaditano con el que mantenía una reñida competencia y entablado agrias polémicas: “Falleció en Ceuta… el dos de abril de un ataque de cólera fulminante… durante 18 años fue periodista en Cádiz… su pobreza fue hija de su honradez”. Ahí queda eso. Poco después se le rindió un homenaje literario en nuestra ciudad con elogiosas obras de diversos autores, promovido por Adolfo de Castro y el Ateneo, pero tal vez el mejor elogio se lo hizo la competencia. Que no se olvide.



348. FRANCISCO RUIZ BRENES (Superpaco). Un portero de elite en el Cádiz C.F.

22 09 2010

sp2..Francisco Ruiz Brenes ‘Superpaco’ nació en San Fernando el 2-3-48. Casado con Loli Girón Rodríguez. Tiene cuatro hijos: Paco, Pepe, María del Mar y Jesús Salió de la cantera isleña y fichó por el Sevilla siendo juvenil hasta llegar al primer equipo. Jugó cedido en el Alcalá y Cádiz, en década de los setenta, para volver al Sevilla y hacerse con la titularidad durante catorce temporadas En la campaña 84/85 volvió al Cádiz fichado y ascendió a Primera, y a la siguiente dejó al equipo en Primera y se retiró Actualmente es empresario de hostelería antonio díaz cádiz. Francisco Ruiz Brenes ‘Superpaco’ fue uno de los guardametas más destacados en el fútbol español en la década de los setenta, cuando en nuestro país había grandes porteros como Iribar, Miguel Ángel, Urruti, Deusto, Artola… Pese a todo, el portero nacido en San Fernando, con sus grandes actuaciones defendiendo la meta sevillista, llegó a gozar la internacionalidad, premio que estaba muy caro en aquella época. Se llevó el Trofeo Zamora en una ocasión y en otra consiguió la medalla de oro del fútbol español, siendo la plata para Johan Cruyff y el bronce para Luiz Pereira.

spj Para el Cádiz fue todo un lujo poder contar con este gran portero, que defendió la elástica amarilla en dos épocas bien distintas.En la primera llegaba cedido por la entidad hispalense de la mano del desaparecido Fernando Barbacil y siendo presidente cadista José Antonio Gutiérrez Trueba. El Cádiz estaba en Segunda, se había lesionado Martínez y el cuadro gaditano se quedó con un sólo portero, por eso se contó con el joven Paco. Cuajó una gran temporada y al final de la misma el Sevilla lo reclamó, regresando triunfante al estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Hasta su segunda época amarilla transcurrieron muchas temporadas.Era suplente en el Sevilla, donde Buyo triunfaba, y él, con 36 años, decidió regresar al Cádiz, con el que logró el ascenso a Primera División de la mano de Benito Joanet. A la siguiente campaña, con Paquito en el banquillo amarillo, el Cádiz se quedó en Primera y Paco, al final de la misma, decidió retirarse, recibiendo un merecido homenaje de la afición cadista. Para Paco, el fútbol lo ha sido todo. “Guardo muy buenos recuerdos.Hice muy buenos amigos. Mis mejores años los pasé con el Sevilla, pero mis dos épocas en el Cádiz fueron inolvidables. La primera porque era muy joven, la oportunidad de triunfar en el Cádiz me abriría las puertas del Sevilla y así fue como sucedió. En mi segunda etapa en el Cádiz fue todo maravilloso. El equipo estaba en Segunda y ascendimos a Primera, y a la siguiente campaña el equipo se quedaba en Primera por primera vez en su historia de la mano de Paquito. Fue todo un éxito”, reconoce Ruiz Brenes. Respecto al fútbol de antes y el de ahora, Paco entiende que “antes se jugaba mucho más al fútbol. Hoy se ha impuesto lo físico.¿Porteros? La verdad es que antes había más competencia”. Ruiz Brenes tiene palabras de elogio para los ex presidentes: “no puedo olvidar a Montes Cabezas en el Sevilla y a Gutiérrez Trueba y Manuel Irigoyen en el Cádiz. Hicieron historia en sus clubes”. (A. Díaz)



342. ESTO ES UN ESQUIPO Y LO DEMÁS …

15 09 2010

1962-cadiz-cf

1961-bolea-y-mosquera



340. FRANCISCO FLORES ARENAS. Director de La Moda

13 09 2010

Militar, ingeniero, catedrático de Medicina y periodista. Francisco Flores Arenas fue director de la famosa revista La Moda, una publicación muy del gusto de la sociedad gaditana de la segunda mitad del siglo XIX.

Flores nació en Cádiz el 4 de septiembre de 1801. Ingresa, con dieciséis años, como cadete en el regimiento de zapadores minadores. Poco después pasa al cuerpo de Ingenieros, saliendo teniente en 1823. Según una biografía realizada por Enrique Moresco, Flores Arenas fue hecho prisionero por la escuadra francesa que bloqueaba el puerto de Cádiz en 1823 cuando se dirigía a nuestra ciudad para prestar sus servicios. Al año siguiente decide pedir el retiro y comenzar a estudiar la carrera de Medicina.

Su paso por la Facultad fue brillantísimo, obteniendo sobresaliente en todas las asignaturas y consiguiendo el premio anual al alumno más destacado.

En 1837, Flores Arenas gana por oposición la cátedra de Terapéutica, Materia Médica, Arte de Recetar y Elementos de Química. Posteriormente obtuvo la cátedra de Fisiología e Higiene privada.

Facultad

La vieja Facultad de Medicina de Cádiz, en la plaza de Fragela.

Desde 1871 hasta su fallecimiento fue decano de la Facultad de Medicina.

En el campo literario, Flores Arenas escribió numerosas obras, destacando la novela `La Alameda del Perejil’ y la comedia `Coquetismo y presunción’, que fue estrenada con éxito en Madrid.

Fue fundador y presidente de la Asociación de Cervantistas de Cádiz y miembro de diversas entidades culturales y literarias de nuestra ciudad.

Desde las páginas de La Moda, Francisco Flores mantuvo numerosas polémicas, destacando por su oposición al Carnaval y a la fiesta de los toros. Falleció el 28 de octubre de 1877.



319. FRANCISCO MUÑOZ NÚÑEZ ‘EL BAÍSCO’. Un viñero con mucho gancho.

21 07 2010

baisco..Francisco Muñoz Núñez nació en Cádiz el 20 de noviembre de 1926. Protagonista de la mejor época del boxeo gaditano, para muchos una auténtica leyenda viva del elenco que integró junto a los Espinosa, Saucedo, Soriano o ‘el Legionario’, entre otros, Francisco Muñoz Núñez, más conocido en el mundo del cuadrilátero como ‘el Baísco’, compitió entre las doce cuerdas durante catorce años en los que sumó un buen número de triunfos y conquistas, también alguna que otra derrota, peleó incluso al otro lado del Atlántico y almalcenó un sinfín de inolvidables recuerdos que, aún hoy, desgrana con añoranza.Nacido en el corazón de ‘su’ Viña, Paco Muñoz se puso los guantes por primera vez en serio a los 18 años, allá por 1944, proclamándose campeón de Cádiz poco después en la desaparecida Casa del Pueblo, en la Calle Arbolí. Destinado a Lérida con motivo del servicio militar, completó dieciocho combates en tierras catalanas a las órdenes de Alfonso Arias, preparador que entrenaba a Luis Romero, ex campeón de Europa. Pero el auge en la carrera del ‘Baisco’ estaba por llegar.

baisco2..En 1947 se trasladó a Marruecos y concertó algunas peleas en Tetuán.Campeón del desaparecido ‘Diario África Deportiva’ y de Marruecos, recorrió de la mano del prestigioso técnico Ben Azul todo el norte del continente africano antes viajar a Madrid como integrante del equipo nacional de Marruecos. Sin duda, aquella cita en el recordado Fiesta Alegre de la capital de España se antoja como uno de los capítulos más brillantes en el palmarés de Francisco Muñoz Núñez. Boxeó con Luis Martínez, campeón del mundo y, por entonces, reciente ganador del ‘Guante de Oro’ en Chicago, y aunque perdió el combate, derribó a su rival en el primer asalto, al final fue premiado por una casa comercial y, además, conoció al gran Paulino Escudun, al margen de recibir mil y un elogios por parte de la Prensa. Eran, posiblemente, los mejores momentos del ‘Baísco’. Pero la añoranza y su novia le hicieron regresar a sus orígenes, Cádiz, no quedándole más remedio, para matar el ‘gusanillo, que conformarse con peleas en capitales de provincia de Andalucía, formando equipo con Rafael Espinosa, a quien dirigía el sevillano Márquez. Sin embargo, la pasión por el boxeo de alto nivel le llevó a emprender una nueva aventura, esta vez en Argentina, en 1949. Al otro lado del Atlántico firmó tres combates durante nueve meses antes de volver a su añorada Tacita de Plata… y a sus peleas regionales. Su indomable espíritu viajero y el prestigio adquirido años atrás justificaron su desplazamiento a Marruecos en 1950. Casablanca, Tánger, Larache, Tetuán, Melilla y hasta Argelia disfrutaron de las virtudes de un peso mosca por sus kilos pero pesado por su carácter. Un año después se reencuentra con Alfonso Arias en Barcelona, hace en el Gran Price combate nulo con el campeón de Cataluña, Collado, y pelea en Bilbao, Zaragoza y Huesca hasta 1953, cuando se afinca en Cádiz, con el francés Goñi como preparador, y cierra su época dorada compartiendo cartel con los mejores púgiles gaditanos del momento en la Plaza de Toros. Su boda, en 1954, fue el preludio de un adiós al ring al que se resistió incluso durante sus veinte años de trabajo en Alemania.(C.Díaz)