Gente y habitantes de Cadiz » 080. IGNACIO GALLASTEGUI DEL TORO. El aventurero tataranieto de don Cayetano.

080. IGNACIO GALLASTEGUI DEL TORO. El aventurero tataranieto de don Cayetano.

19 11 2009

caretoIgnacio Gallastegui del Toro es un gaditano nacido en Madrid hace 51 años. Hijo de un vasco donostiarra médico estomatólogo y de una gaditana, hija, nieta y bisnieta de médicos oftalmólogos.

Por lo tanto, no le quedó más remedio que estudiar la Licenciatura de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, donde se especializó en la Escuela de Estomatología. “Gracias a la generosidad de mis profesores conseguí la calificación de sobresaliente en la Licenciatura. Completé mi formación académica y clínica en el Pankey Institute de Miami (Florida) y en la USC y UCLA de Los Angeles (Califórnia) en cursos de postgrado de prótesis, así como en Vasteraas (Suecia) para perfeccionar las técnicas quirúrgicas implantológicas siguiendo las pautas de la escuela liderada por el Prof. Branemark (investigador y padre de la implantología moderna)”, señala Ignacio.

Ejerce su profesión en Madrid dirigiendo la clínica privada que fundó su padre, en la que un equipo de profesionales cubren todas las especialidades clínicas odonto-estomatológicas y en la que Ignacio Gallastegui se dedica fundamentalmente a la cirugía oral, implantología y prótesis. De lo que puedo dar fe.

Durante 4 años ha formado parte del Comité Ejecutivo del Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, participando actívamente como dictante de cursos y conferencias sobre la especialidad en distintos foros científicos.

Por su clínica han pasado personajes significativos de la vida gaditana con los que la relación médico-paciente ha trascendido a una sincera amistad de la que se siente especialmente orgulloso. De lo que también doy fe.

caza6

En la montaña, en busca del Goat (British Columbia), el pasado año.

Su padre estudió 3 años de Medicina en la Facultad de Cádiz, ciudad en la que conoció a su futura madre, y donde se casaron. Como resultado de esta relación vinieron al mundo su hermano José María y nuestro personaje. “Para evitar conflictos, nacimos en tierra de nadie (Madrid)”, apunta Ignacio diplomáticamente.

“Con 2 meses de edad mi madre me trajo a Cádiz, una ciudad maravillosa, donde amparado por el cariño de mis abuelos y demás familia pasamos algún tiempo. En adelante regresaríamos puntualmente todos los veranos (que en aquellos años eran de 3 meses), tradición que aunque menguada en el plazo (ahora disfruto sólo de 3 semanas de vacaciones estivales) continúo ejerciendo con mi mujer e hijos. Mantengo contacto permanente con mis primos Cayetano y Lylian del Toro, quienes siguen viviendo en esta, su ciudad con sus parejas e hijos”.

chusa

Su mujer Chusa montada en Campero, caballo tordo picazo.

Por la casa de su madre en Madrid pasan continuamente gaditanos que han fijado su residencia en la capital de España y que conservan y renuevan permanentemente su esencia andaluza. “Por estos y otros muchos motivos me considero con orgullo un ciudadano adoptivo”.

torre

Torre de la antigua vivienda de su familia en Cádiz.

La vivienda de sus abuelos, situada en el número 1 de la calle, antes llamada General Sanjurjo y ahora,  Londres, que desemboca en la Plaza junto a Correos, era un edificio típico con su patio con montera de cristal en cuyo centro se encontraba un macetón con una enorme quentia que su abuela regaba todas las mañanas, suelos y escaleras de mármol, corredores, y azotea con su torre que era, tras la de Tavira, la más alta de la ciudad. En ella su tío tenía un palomar con palomos mensajeros que soltaba de vez en cuando. También había un gallinero donde pasaban su corta vida los pavos que le regalaban a su abuelo y que irremediablemente sucumbían en Navidad.

pesca5

Pescando truchas y salvelinos en el Pirineo de Huesca. ¡Buena mano!

“De niño me causaban cierto desasosiego las colecciones de armas antiguas que colgaban de las paredes del corredor así como los enormes cuadros con escenas como la muerte de Murillo en el convento de Capuchinos, los antiguos e imponentes muebles, los solemnes libros de medicina con dibujos y fotos inquietantes que de noche eran protagonistas de alguna que otra pesadilla”, reconoce el doctor Gallastegui.

ballo

El pequeño Sergio, con Lusitano, un precioso equino negro.

Pero también añora “los conciertos en la pianola, las poesías y la extraordinaria paciencia de mi abuelo, el inagotable cariño de mis tías Magdalena, Maruja y su abuela Ana y las continuas atenciones de tíos y amigos. Cómo no, las tardes en el parque Genovés (alguna pedrada se llevaron los patos), los paseos por la Alameda Apodaca, los juegos en la plaza de Mina y los primeros baños en el Náutico y en la playa de la Victoria. En mi retina conservo el blanco deslumbrante de las montañas de sal camino de Puerto Real en cuyo pinar de Las Canteras pasamos tantas tardes. En una de ellas nos perdimos un grupito de niños que salimos a explorar más lejos de la cuenta y tras dar muchas vueltas, más por suerte que por buen sentido, conseguimos retornar a la Venta que había junto a un gran pozo pintado de blanco donde nos esperaban alarmados nuestros familiares”.

pn

Alejandro, con su padre, dando buena cuenta de un refresquito, seguramente sin azucar.

También recuerda las solemnes procesiones de Semana Santa “con aquellos imponentes pasos meciéndose al compás de la música de las bandas militares cruzando milagrosamente las estrechas callejuelas iluminadas por los hachones y la tenue luz de las farolas. La primera vez que capturé un pescado con caña fue en la punta de San Felipe y me pareció enorme. Con qué orgullo y satisfacción degustamos semejante captura”.

coco4

El aventurero gaditano con un cocodrilo del Cabora Bassa, en Mozambique.

Sus hijos de 9 y 7 años, igual que Ignacio, han visto el mar por primera vez en estas maravillosas playas de Sancti Petri, La Victoria, La Barrosa, Conil, Bolonia…. “Todos los veranos hacemos excursiones por los bellísimos pueblos de la provincia donde admiramos los paisajes, los caballos, los toros bravos, las bodegas con sus vinos, las gentes que los viven, e intentamos que se impregnen del alegre y ancestral espíritu andaluz. Asimismo, en agosto asistimos regularmente a los conciertos que Matt Coman, contrabajo de la orquesta de cámara The Soloist of London y buen amigo de mis primos Angel Guisado y Lylian del Toro organiza en Alcalá de los Gazules. Además nos gusta llevar a los niños con sus primos el día que estos excelentes profesionales dedican a acercar la música clásica a los más pequeños”.

niños2

Los hijos de Ignacio, Sergio y Alejandro, con unos perritos en Medina Sidonia.

Entre sus aficiones ¡cómo no! está el mar, la montaña, los caballos, la pesca, la caza al rececho, que le ha permitido conocer personas y parajes extraordinarios, así como la lectura y la música. De vez en cuando se pone delante de un piano y una guitarra, y toca bonitas melodías…

Desde niño ha practicado varios deportes e intenta mantenerse en forma dentro de sus posibilidades. “El deporte es una parte importante en la formación del carácter de las personas y con la ayuda de Chusa mi mujer intentamos transmitirlo a nuestros hijos”.

falla

En la plaza de Fragela, ante la estatua de su tatarabuelo.

“Con el paso del tiempo han ido desapareciendo muchos seres queridos para mí, pero su espíritu sobrevive íntimamente relacionado con las estrechas calles, las vistas al mar, el bullicio de las plazas, el olor, la luz y la forma de vivir de los gaditanos. Esto viene ocurriendo desde hace más de 2.000 años y seguirá siendo así mientras los efímeros protagonistas van   cambiando”.

caz1

El gaditano posa con un alce que ha pasado a mejor vida, en Canada.

Pronto se celebrará el Bicentenario de la Constitución, cuyo espíritu liberal marcó la forma de entender la vida y la política de sus  antepasados. “Por lo tanto, espero que suponga una oportunidad de reconocer a Cádiz en su justa medida y sirva de impulso para abordar el futuro con ilusión y confianza”, culmina mi amigo Ignacio Gallastegui. (D.J.P.).


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>