Gente y habitantes de Cadiz » 012. PURITA SUFFO AGUIRRE. Madre del Comandante del “Esmeralda”.

012. PURITA SUFFO AGUIRRE. Madre del Comandante del “Esmeralda”.

12 09 2009

puritasufo_cadiz

Purita es una madre gaditana orgullosa que rebosa felicidad por los cuatro costados. Su alegría habitual se traduce en una gran sonrisa cuando se nombra a su hijo Víctor, ‘Pipo’ para los amigos, capitán de navío y nuevo comandante del buque escuela de la Armada chilena Esmeralda, que visitó el muelle de Cádiz. El buque Esmeralda está íntimamente relacionado con la ciudad de Cádiz. Fue construido en los Astilleros con el objetivo de sustituir al Juan Sebastián de Elcano e incluso se le había bautizado con el nombre de Don Juan de Austria. Sin embargo, el buen estado del buque escuela español hizo que el gobierno acordara su venta a la República de Chile. Su actual comandante, Víctor Zanelli Suffo, es hijo de una gaditana perteneciente a una familia muy conocida en la ciudad, Purita Suffo Aguirre.

puritasufo_hijo_cadiz

Con su hijo, a bordo del buque escuela de la Armada Chilena, cuando estuvo surto en los muelles de Cádiz, el Comandante Victor Zanelli Suffo.

Nacida en la calle Beato Diego 1, reconoce que sus mejores años de vida los ha disfrutado en Cádiz rodeada siempre de amigas y amigos. “Para mi, Cádiz lo es todo, su playa, su gastronomía y especialmente el pescaito frito, su plaza de Mina. Pero sobre todo su gente y su gracia. Qué recuerdos más maravillosos tengo del Real Club Náutico de Cádiz. Yo fui durante muchos años relaciones públicas del mismo. Amigos que estarán siempre en mi corazón. Ahora me acuerdo de los Vierna, los Grosso, los Palomino, con especial cariño a Pepe, que cuando venía a América por motivos de trabajo siempre me traía unas magníficas botellas de Agustín Blázquez; de los Lacave, de Moncho Pérez. Que pena me da cuando ahora paso por allí”, rememora con algo de nostalgia Purita, que por poner un pero señala que lo peor de Cádiz es que “mucha gente habla gritando”.

Tampoco ha olvidado aquellos veranos en el Tenis. “Allí nos lo pasábamos de maravilla, cotillones de categoría… y lo mejor es que no parábamos de bailar”. Precisamente en una celebración en el Tenis conoció a su marido Enrique Zanelli. Se había organizado una fiesta en honor de los guardiamarinas chilenos y argentinos que habían coincidido en el muelle de Cádiz. “Todas nos decidimos por los chilenos que eran más buenos mozos que los argentinos. Yo bailaba con el segundo comandante cuando descubrí a un guardiamarina impresionante que estaba en la barra. No tengo que decir que a los 10 minutos el joven marino estaba rendidamente enamorado de esta gaditana”, recuerda. Al poco tiempo esta relación comenzada en el Tenis de Cádiz terminaba en el altar e iniciaba una nueva vida en la localidad chilena de Viña del Mar.

Purita pasa la mayor parte del año en Chile, pero cuando tiene la más mínima oportunidad no lo duda y se viene unos días a Cádiz, sobre todo en verano, donde presume de tener varias casas. “Las de las amigas, claro, como la de Piqui Valle, Conchita Gutiérrez o Noni, entre otras. No paro cuando estoy en la Tacita: el Tío de la Tiza, El Faro, la playa Victoria, un buen helaíto en Los Italianos; soy muy fiel a mis tradiciones y a mis amigas. Ah, que se me olvidaba, y a mi carnicero de la Plaza, Curro, que me prepara la mejor ‘manteca colorá’ del mundo”. A pesar de nacer y poseer la nacionalidad chilena, cuenta que su hijo ‘Pipo’ “se siente gaditano de pura cepa”. Como anécdota, y, coincidiendo en una navegación con el Rey de España, don Juan Carlos se refirió a Víctor Zanelli como “ese oficial que es tan chileno como gaditano”.

esmeralda_2

El Buque Escuela chileno ‘Esmeralda’.

esmeralda_1

En la cubierta de ‘Esmeralda’.

Del nombramiento de su hijo como comandante del Esmeralda, Purita se enteró estando en Cádiz. “Mamá, me dijo, siéntate que te voy a decir a donde me han destinado: a la Esmeralda, (porque para los chilenos, su buque escuela es femenino y lo llaman la ‘dama blanca’). Estoy muy orgullosa de él. En un buen chico, buen hijo, buen padre, y para colmo buen mozo y con mucho sentido del humor”. Por último, destaca el cariño que siente su hijo por Cádiz y por la Virgen del Carmen. Es más, el comandante del Esmeralda está enseñando a su tripulación la Salve Marinera, como homenaje a su madre gaditana y a la Marina de Guerra española. (Textos: Diego Joly).


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>