Gente y habitantes de Cadiz » 135. MANUEL GÓMEZ RAMOS. ‘Cadistas 1910′. Pasión amarilla.

135. MANUEL GÓMEZ RAMOS. ‘Cadistas 1910′. Pasión amarilla.

13 01 2010

1-caraNazco en Cádiz, en el antiguo Hospital Mora, el 6 de diciembre de 1978, una fecha bastante notable en la historia de España. Mi madre no pudo, ante lo inesperado de mi llegada, ejercer su derecho fundamental de votar la Carta Magna, aunque no le pesó mucho. Más le dolió, sin duda, estar tantas horas de parto, aguardando que yo saliera. Todos los años la tele recuerda cuántos años cumplo.

Aparte de eso, tengo muy poco más de gaditano. A pesar de lo que pone mi DNI, tengo que afirmar, que soy de Huelva. La mitad de mis genes proceden de la tierra del Descubrimiento, la rama de mi madre. Ella se fue a estudiar a Cádiz, donde conoció a mi padre, que aporta la sangre gaditana, ya que él sí es natural de la provincia, y criado allí también, en la sierra. Sin embargo, no gozo de ningún recuerdo de mi estancia en Cádiz: apenas llegó a los cuatro años. Las vivencias que me han ido moldeando, las que han granjeado mi personalidad, las que me han marcado (unas a fuego, otras no tanto) hasta configurar la persona que soy hoy, se produjeron en Huelva, donde nos fuimos siendo yo aún muy pequeño. Primero en el minero pueblo de Riotinto, luego en la capital de la provincia.

2_cadiz

Colección de objetos del Cádiz C.F.

Durante muchos años, a la pregunta “¿de dónde eres?”, respondía que “de Cádiz”. Estaba marcado por una visita que hicimos con mis padres cuando yo tenía sólo ocho años. Me encantó la ciudad, y me impactó ver el estadio donde jugaba mi equipo (ahora volveremos sobre eso). Pero sobre todo, me movía esa necesidad de los jóvenes de ser diferentes, de destacar. Con todo mi círculo procedente del mismo sitio, a mí me daba una nota de “color” responder que yo procedía de la Tacita. Con los años, fue quedando bastante en evidencia que el refrán de que se es de donde se pace, y no de donde se nace, era más que cierto. Sobre todo cuando me topaba con gaditanos de pura cepa, ante los que quedaba enseguida en entredicho mi procedencia.

3

Amigos de la infancia, horas antes de celebrar su despedida de soltero.

Yo no he estado nunca en ninguna ostionada ni erizada, no he perdido ni una hora de clase por el Carnaval, y hasta que no tuve 20 años, no salí nunca disfrazado por las calles de Cádiz, nunca antes había salido por la Punta, y (esto es lo más definitivo) hasta entonces, no sabía lo que era un bastinazo (lo había oído mil veces, pero no conocía su fálico origen, jaja).

4-cadiz

Con sus hermanos, en Punta Umbría.

Ahora bien, háblame de chirlas o jamón, pregúntame exactamente cuando salen las carretas del Rocío desde Huelva (aunque para mí, lo único bueno de aquella fiesta es que se cerraba el instituto, no soy muy flamenco, ni en general, muy estereotipo andaluz, mi género musical preferido, casi el único que me gusta, es el heavy metal), o dime una sola calle de Punta Umbría que yo no conozca, y te pagaré 1000 euros. Así pues la evidencia es innegable. Ya un poco más maduro, respondo que soy de Huelva.

6-cadiz

El Cádiz C.F. presente en el Madison Square Garden.

En cualquier caso, en los diferentes sitios por los que he pasado en mi vida (estudié Informática en Sevilla, luego estuve un año viviendo en Londres, y tras eso, vine a Madrid a desarrollar mi carrera profesional, donde ya llevo siete años), me he encontrado bastantes personas que me han asociado a Cádiz por dos cosas: mi acento (es sorprendente, pero han sido más de uno y de dos los que han sin darme lugar a réplica, han sentenciado con apenas dos frases que mi origen era fenicio), y mi desmedida pasión por el Cádiz CF. Aquí sí que podemos desarrollar un vínculo muy fuerte con la ciudad del levante. Por una cosa o por la otra, muchos me asocian enseguida con Cádiz, y la mayoría de las veces no me molesto en dar una explicación que requiere varios minutos. Cuando sí me tomo esa molestia, muchos me preguntan qué como es que no soy del Recre. Para mí el Decano, es un club tan cercano como pueda serlo, que se yo….el Oviedo. Ni fu ni fa vamos.

7-cadiz

En su puesto de trabajo, con la bufanda cadista.

¿Cómo es posible que después de todo este rollo, de casi no haber vivido en Cádiz, de no tener recuerdos allí, de haberme hecho persona en Huelva, sea más cadista que el cartel de Unicaja que cuelga de la Tribuna de Carranza? Bien, eso no fue difícil. En los años ochenta, yo era un niño de menos de diez años. Estás aprendiendo todo en la vida, y muchas de las cosas que vives entonces, te marcan para siempre. Si sumamos a esa ya citada necesidad de niño de ser diferente, el hecho de que el Cádiz disfrutaba de su mejor era, con un jugador como Mágico, el camino estaba hecho. Mi equipo era el Cádiz, y para mí, esa guerra que vivían mis compañeros de clase, divididos entre barcelonistas y madridistas (absolutamente nadie en mi infancia apoyaba a un Recreativo que navegaba por las pestilentes aguas de Segunda B, algo muy poco atractivo para un niño que quiere ver a sus ídolos en la tele ganando) no me iba ni me venía en absoluto. Recuerdo muy bien como, el día que le metimos cuatro al Barcelona, fue felicitado por casi todos los madridistas del colegio. Y por algunos barcelonistas. Aunque era más bien malo cuando el balón andaba por entre mis pies, todo el mundo en el colegio me llamaba Mágico o Kiko, según.

5-cadiz

Con seguidores de la peña 1910 antes de entrar en San Mamés, Bilbao.

Desde entonces, y pese a que incluso algunas veces quise “abandonar” el barco (el descenso directo en dos años a Segunda B fue muy duro), ya no había vuelta atrás. Mi corazón era amarillo, y nada en el mundo cambiaría eso.

En esos años en el pozo sí que bajé la intensidad de mi forofismo. Sin internet, en una provincia distinta, y sin un penique en el bolsillo ni conexión de ningún tipo con mi equipo a través de terceros (no conocía a nadie en Cádiz, y la familia de mi padre es totalmente impermeable al fútbol), me pasaba semanas y semanas sin saber qué hacían los míos. Lo que sí sospechaba (y luego confirmaba) es que no subíamos ni a al de tres.

8-cadiz

La guapísima Lara, la hija de Manolo, con la elástica-pijama del Cádiz C.F.

Como he comentado anteriormente, me fui a Sevilla, al terminar el instituto, a estudiar Informática (que hice a curso por año). Ahí tenemos mi otra gran pasión, los ordenadores, e internet. Así empezó una “afición” que, por momentos, ha sido casi una obsesión: fusionar mis dos pasiones en una.

Desde los primeros momentos en que se empezó a conocer por estos pagos la existencia de internet, a mí me atrajo como un imán. Tuve mi primera conexión en 1997, mucho antes de que nadie supiera siquiera qué era aquello. Yo he visto nacer a páginas como las de El Mundo, El Pais o Marca, que no estaban cuando yo abrí mi primera sesión de Netscape (desde el principio me irritó el Explorer de Microsoft).

9-cadiz

Junto al Allianz Arena, en el Mundial de Alemania.

Enseguida también sentí la necesidad de crear una página web. Me compré un libro autodidacta sobre HTML, y empecé con mis primeros pinitos. Entonces tomé una decisión que ha determinado mi vida en muchos aspectos, la temática de mi web. Dudaba sobre hacerla de mi grupo preferido de música (Iron Maiden), o mi equipo. Ganó este último, y aquí estamos (con unas cuantas páginas webs a mis espaldas).

Entonces, había ya una página de internet dedicada al club amarillo (ni pensar en nada oficial procedente del club), pero yo seguí adelante con mis intenciones. Como estaba en Sevilla y no me podía desplazar a Cádiz, para mantener la página bien actualizada, empecé a comprar el Diario de Cádiz cada lunes. Así retomé el contacto con mi equipo, al que seguía semana a semana.

Apenas empecé el proyecto, entendí las muchas posibilidades que tenía. Recibía mails de cadistas que residían en el extranjero, tremendamente agradecidos, porque de la noche a la mañana, podían seguir las evoluciones de su equipo, viviendo a muchísimos kilómetros de distancia. Yo los entendía muy bien, yo mismo había tenido ese problema sólo unos años antes. También entendí pronto que darle cuota de participación a los usuarios era un potencial tremendo, y abrí el primer foro que tuvo el Cádiz en la red. Ese foro fue evolucionando hasta convertirse en el que hoy es foro oficial del club en su página web.

10-cadiz

La artista Sara Bara presume de cadista, junto a Manolo.

Y es que a los meses de haber comenzado con la página web, recibí un correo electrónico del entonces presidente, Rafael Mateo. Me citó en Cádiz a una reunión, a la que yo, con mis escasos 19 años, fui bastante nervioso, para qué negarlo. Allí me recibieron él y Fran Canal, para decirme que querían que mi web pasara a ser la oficial del club, y que yo fuera el encargado de llevarla a cabo. No podía creerlo. Yo, que años antes no sabía ni el resultado de mi equipo, me veía integrado en la estructura del mismo, responsable de su web. Era como un sueño hecho realidad. Aunque el salario a cambio eran cuatro perras, ni me lo pensé.

Lo que sí es cierto es que fue duro según pasó el tiempo. Tenía que informar todas las semanas sin excepción del partido, y no tenía ninguna ayuda del club. Yo quería convertir aquella página en la voz del club, pero a la hora de la verdad, me enteraba de todo por el Diario, por lo que mi fuerza informativa era nula.

Con todo, desarrollé mi labor encantado. Cuando llegué a mi último año de universidad, ya con coche propio, me desplazaba cada dos semanas a Cádiz a ver a mi equipo. Es algo que no he podido repetir nunca, que recuerdo con mucha añoranza, y que echo de menos muchísimo. Hoy día soy abonado cadista, a pesar de no poder disfrutar aquel privilegio de pisar Carranza cada dos semanas (de hecho, apenas sí lo visito 2-3 veces al año).

En otro tiempo tuve pelo Merida 1997

En otros tiempos tuvo pelo largo ‘estilo Juan José’, como lucía en Mérida.

Cursados mis estudios, me fui a Londres a vivir, y ni tan siquiera eso, me impidió seguir llevando a cabo mi labor, aunque de forma más precaria. Por fortuna, la sociedad iba, poco a poco, tomando conciencia de la necesidad de estar en la red, y comenzaron a nacer las webs de los medios de comunicación. Una de ellas fue la de Diario de Cádiz, que en ese sentido, salvó por completo mi vida. De haber tenido que seguir dependiendo de comprar el periódico físicamente, habría tenido que abandonar. Dicho Diario incluso me dedicó un artículo en la edición del 16/11/2001. El periodista que me llamó, no daba crédito a la historia que le contaba, y a que mantuviera la web desde tanta distancia.

De vuelta a España, me instalo en Madrid donde comienzo a desarrollar mi carrera profesional. Por supuesto, continúo ejerciendo mi labor en la web. De forma paralela, comienzo en internet una iniciativa para encontrar otros cadistas en Madrid, y fundar la primera peña cadista en la capital de España. Di con otros cuantos cadistas con las mismas inquietudes que yo, y junto a ellos, fundé la peña Km0-Cadiz2. Una vez constituida la peña, la respuesta desbordó todas nuestras previsiones, e hicimos muchísimos socios en nuestro primer año de vida, que además coincidió con el ascenso. Ya por aquel entonces, como no podía ejercer como local en Carranza, empezamos a viajar por toda España para seguir a nuestro equipo. Recuerdo un viaje de ida y vuelta en el mismo día desde Madrid para ver un Cádiz-Cacereño (ganamos 5-1, fue el día que debutó Pavoni). Hoy lo rememoro pensando que no se cómo tuve el cuerpo de hacer semejante disparate! Hacer 1300 kms en un solo día! Ese año también vi al Cádiz en Navalmoral de la Mata, Zafra, Logroño, …

Presentacion nueva web cadistas1910 dic2009

Presentación de la nueva web ‘cadistas 1910′.

Con el Cádiz en el fútbol profesional, el club decide darle un nuevo impulso a la página web, y contrata los servicios de Trebol para tal tarea. En cualquier caso, yo sigo vinculado al proyecto, aunque con apoyo de Trebol desde Cádiz.

Durante la efervescencia cadista que siguió al ascenso conseguido por Jose González, nuestras vistias al Cádiz cubren toda la geografía española: Vitoria, Tenerife, Salamanca, Valencia, Bilbao, Barcelona …Ningún rincón se nos escapa. Por supuesto, tampoco el Santiago Bernabeu, en nuestra segunda casa, Madrid.

Todo lo bueno, sin embargo, se acaba. De forma casi paralela, doy por finalizado dos proyectos en los que había estado varios años. Por un lado, decido, junto con el grupo más afín, abandonar la peña Km0-Cadiz2 para fundar la peña 1910. Con esta peña, tenemos el espíritu de recuperar la historia cadista, y con ese ánimo, instauramos los premios Personaje Histórico del Cadismo. En nuestra primera edición, coincidiendo con el partido que el Cádiz juega en la capital contra el Real Madrid, contamos con la presencia de Pepe Mejías, Michael Robinson y Sara Baras. Fue un verdadero bombazo.

Trabajando web oficial Trofeo Carranza 2006

Trabajando en la web oficial del Trofeo Carranza 2006.

Por otro, tras casi diez años, decido “colgar las botas”, y renunciar a mi puesto en la web oficial del club. El sacrificio y la exigencia son cada vez mayores, y siento que ya ha llegado el momento de liberarme en ese sentido.

Esto me deja el camino libre, sin embargo, para crear una nueva web dedicada al Cádiz, ésta, a la historia del equipo de mis amores. En internet, lo poco que hay referente al tema son unas pequeñas biografías de la web oficial, que realicé yo en su momento, y que no pude llevar más allá, por las continuas exigencias del día a día de la entidad. Por lo visto hasta ahora, el club no ha ampliado ni un ápice ese apartado en internet.

Gracias a la ayuda inestimable de Juan Sevilla, empecé a recolectar material, y fui escribiendo biografías de los jugadores más emblemáticos, los entrenadores más destacados, y desarrollé algunos de los episodios cadistas más importantes de nuestra historia (y sigo en ello). Sin embargo, veía que la web no tenía las visitas esperadas. Decidí entonces, con el Centenario a dos años vista, dar un paso más, y crear una base de datos, una completa enciclopedia, que permitiera acceder a todos los partidos, conocer a todos los jugadores, saber de todos los entrenadores. Me encerré durante dos años en la biblioteca Nacional, recuperando la hemeroteca del Diario de Cádiz, programando la página web, cargando la base de datos de más y más información, hasta que por fin, el 30 de diciembre de 2009, pude presentar a mi “criatura”, que a pesar de no poder contar con toda la audiencia que me habría gustado (entre medios de comunicación y exjugadores), dado lo poco adecuado de la fecha elegida, mereció no obstante la pena por la gran aceptación que ha tenido. Todos los asistentes quedaron encantados con el material, así como aquellos que la han visitado. Una web que nunca se acaba: aún me quedan varias temporadas que meter, y nunca se termina de recuperar información de todos los jugadores. Es un trabajo ingente, pero estoy muy orgulloso de haberlo llevado a cabo casi en solitario, de forma exitosa y satisfactoria.

Mis amigos peña 1910 me regalan ropa interior cadista en mi boda

El día de su boda no podía falta el azul y el amarillo…

En mi vida, no todo es el Cádiz e internet. Estando en Madrid, conocí a la que hoy es mi mujer, Merche, que ha sido un gran soporte, el gran porqué de toda esta locura que he dejado en internet. Le encanta el fútbol, ha venido conmigo a muchísimos desplazamientos para ver el Cádiz, me ha ayudado como nadie en este gran proyecto de página web, y en definitiva, ha sido un pilar fundamental no sólo en esto, sino en todo aquello que he llevado a cabo en mi vida. A pesar de ser madridista, ha disfrutado o sufrido los éxitos del Cádiz a mi lado. El día del descenso en Hércules, la pobre lloró más que yo incluso.

Es madrileña de toda la vida, aunque con orígenes en su familia en la provincia de Guadalajara, donde nos casamos, en abril de 2007, en el Ayuntamiento de Sigüenza.

Tenemos una hija, nacida el pasado mes de junio, a la que intentaré inculcarle los valores cadistas, y que no se vea atrapada por las continuas influencias que tendrá del Real Madrid. El club merengue ya tiene muchos aficionados. Nosotros necesitamos todo el apoyo que podamos reunir. Como buen padre cadista babeante con su cachorra, maltrato a la misma todo lo que puedo, mientras se deje, con todo el arsenal de merchadising cadista del que soy capaz. Y eso que, a pesar de comprarlo oficial (Official licensed product, but same quality than Piojistos fashion), es todo más malo que…Lo mismo le hago a mi coche, a mi ordenador, a mi puesto de trabajo… en ningún sitio por el que paso, quedan dudas de cuál es el equipo de mis amores.

Otra de mis pasiones es viajar. Algo que he aprovechado para pasear el escudo cadista por todos los lugares donde he podido. Nueva York, Australia, Croacia, Bosnia, Londres, Italia, … son sólo algunos de los lugares donde mis camisetas y yo hemos posado orgullosos. Sigo buscando desesperadamente una camiseta cadista Elements, aquella sicodélica que me pilló muy joven para adquirirla, de los albores de los años noventa, y por la que hoy daría la vida (o casi). He intentado comprársela a algunos cadistas que me he encontrado en mis muchos desplazamientos, pero no ha habido forma.

Viaje amigos facultad

Manolo junto a un grupo de amigos, y amiga.

Otra cosa que soy es un gran deportista aficionado (lo de gran es por lo de que me gusta mucho, porque con el balón, soy un Jordao cualquiera). Todas las semanas juego un par de partidos de fútbol7, en los que hago de jugador-entrenador, y en uno de ellos, conseguí colarle a mis compañeros el nombre de “N-IV Madrid-Cadiz”, para significar la unión entre Madrid y Cádiz. Todavía hoy sigo intentando que la equipación del equipo sea la misma que la del Cádiz, pero no he podido aún.

Tengo claro que voy a pasar muchísimos años en la capital de España (continuando con mi carrera profesional, que actualmente ejerzo en IBM, donde realizo proyectos, en colaboración con informáticos indios, de migraciones de datos para grandes empresas de primer nivel nacional), pero ya lo tengo hablado con mi mujer: cuando nos jubilemos (a ver si pillo una de esas buenas prejubilaciones a los 50), y a pesar de mi fortísima vinculación con Huelva, nos marcharemos a Cádiz, a disfrutar de la playa, del carnaval, del buen tiempo, y sobre todo, a poder, de nuevo, ejercer como dios manda de abonado cadista, apoyando a los míos cada 15 días, como está mandado. ¿No ha conseguido nadie todavía inventar el teletransportador?



Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>