Gente y habitantes de Cadiz » 020. EDUARDO ESCOBAR DE RIVAS. Puso música a Cádiz.

020. EDUARDO ESCOBAR DE RIVAS. Puso música a Cádiz.

20 09 2009

eduardoescobarderivas_cadizEduardo Escobar y de Rivas había nacido en 1879. Tras haber realizado sus primeros estudios musicales en Cádiz, se había trasladado al Conservatorio de Madrid. Allí había estudiado violín bajo el magisterio de don Jesús de Monasterio (1836-1903), por entonces considerado como uno de los mejores violinistas de España y que había dirigido la Sociedad de Conciertos y el Conservatorio de Madrid. Con veinte años, Eduardo ya tiene un papel relevante (primer violín) en la orquesta del Teatro Principal gaditano. El cronista Pro y Ruiz le atribuye por entonces la constitución en Cádiz de una sociedad de Conciertos.

Más tarde, vuelve a Madrid. Forma parte del sexteto que actuaba en el Teatro Eslava y de la orquesta del Teatro Real, de nuevo como primer violín. En idéntico puesto, con veintiséis años actúa dentro de la Sociedad de Conciertos (conocida más tarde como Orquesta Sinfónica). Un año más tarde, en 1906, ya como primer viola estrena en San Sebastián su primera obra, una Suite Andaluza, al parecer muy bien recibida por público y crítica. No detiene aquí su faceta de compositor sino como nos revela el cronista, sigue presentando nuevas creaciones. Alguna de ellas en Cádiz, como la Misa estrenada en la capilla de la antigua Casa Cuna. Otras obras a él atribuidas son una Gaveta (estrenada en el Balneario de la Victoria), Fiesta Gitana, Himno a la Constitución de 1812 y Rapsodia de tangos gaditanos. Junto a tales títulos merecen nombrarse alguna de sus marchas procesionales (Ecce-Homo) y piezas como La ninfa y el sátira. La trayectoria de Eduardo Escobar alcanza un definitivo empuje cuando es nombrado director del Grupo Filarmónico (que después llevará su nombre) y más tarde cuando gana las oposiciones como primer viola de la Capilla del Palacio Real. El eco de su talento llegará a oídos de don Manuel de Falla, con el que siempre tendrá un trato cordial y amistoso.

Un hecho decisivo en su carrera  tiene lugar cuando el alcalde Ramón de Carranza llama y convence al maestro para la fundación de una Banda Municipal en Cádiz (que retomaba la primera banda civil, la del Hospicio, ya activa en los años veinte). Viendo que otras ciudades tenían su banda se propuso Cádiz también tuviera una. Según se tiene noticias Don Ramón habló a través de don Alvaro Picardo, concejal del Ayuntamiento, con Eduardo Escobar, quien, no sin cierta resistencia, aceptó finalmente.

Hoy no podemos hacernos la idea de lo relevante que fue su constitución para la revitalización musical de la ciudad. La banda constituida por cuarenta profesores de primera filay que disponía de una variedad instrumental poco frecuente (incluso disponía de su sección de cuerda, que contaba con contrapuestas recorren la breve historia de la misma. Una retrospectiva del Diario de Cádiz ha posibilitado tener conocimiento de cuándo y cómo fue fundada:

LA BANDA MUNICIPAL ESTRENA EN EL FALLA EL NUEVO HIMNO A CÁDIZ. EL TRANVÍA MOLESTA LA AUDICIÓN DE LOS CONCIERTOS EN LA PLAZA MINA

“En la noche del día 12 tuvo logar en el Gran Teatro Falla el estreno del himno a Cádiz, obra del joven poeta gaditano, José María Pemán. La Banda Municipal, con una gran masa coral dirigida por el maestro Eduardo Escobar, interpretó el nuevo himno.
Esta canción ha sido elegida a través de un concurso público y resultó ganadora la presentada bajo el lema “Hércules Fundator”. Abierta la corres¬pondiente plica, resultó ser su autor nuestro paisano José María Pemán. El importe del premio, 500 pesetas, será distribuido entre los pobres de Cádiz, según expreso deseo del ganador.
El estribillo base del himno a Cádiz señala: “Salve al pueblo prendido en la laida/ del último escollo del suelo español/ Cádiz blanco, al que un mar esmeralda/ circunda cantando, con una guirnalda/de espuma y de sol”.
La banda municipal es una reciente creación de nuestro Ayuntamiento, habiendo sido director Eduardo Escobar de Rivas, que hasta hace poco dirigía la “Unión musical de Liria”, en Valencia y tiene acreditado un enorme prestigio. Para la organización de la banda municipal el Ayuntamiento ha comprado todos los instrumentos necesarios y ha acondicionado el teatro del Parque Genovés, como lugar de ensayo.
La presentación oficial de la banda municipal tuvo lugar el miércoles 24 de julio en el Gran Teatro Falla, que fue decorado extraordinariamente para la ocasión. Los músicos lucieron un impecable unilorme con la guerrera blanca con vivos galones de oroy pantalón azul con franja grana. El maestro Eduardo Escobar cosechó un importante triunfo a base de elegidas músicas de populares zarzuelas.
Al día siguiente, la banda hizo su presentación ante el público gaditano interpretando numerosos temas desde el templete de la Plaza Mina. El único inconveniente fue el continuo paso de tranvías que con su molesto ruido no dejó en ocasiones percibir las afinadas notas de la banda municipal.”

eduardoescobar_cartel_cadiz

Tal como registra el cartel del acto, dedicado a autores españoles, Eduardo Escobar aprovechó para presentar en Cádiz su suite Andalucía, en tres movimientos: “De Ronda”, “En las salinas”, “En la feria”. Tales piezas son hoy casi inencontrables.

En 1932, según leemos en extractos del Diario de Cádiz de la época, Eduardo Escobar pasa a compatibilizar su labor como director de la Banda Municipal con la dirección de la Orquesta Sinfónica Gaditana:

La Orquesta Sinfónica Gaditana, dirigida por el maestro, obtuvo un señalado triunfo en su primera actuación celebrada el martes cinco de enero en el Gran Teatro Falla, ante los socios de Cultura Musical. El maestro de la Banda Municipal ha compuesto también un pasodoble dedicado al torero “Rebujina” que lo tocará el dfa 7 en Libertad.

Otro de los méritos de don Eduardo Escobar y de Rivas fue el de volver a divulgar e interpretar “Las Siete Palabras” de Haydn en la Santa Cueva. Otra breve noticia, esta vez de 1934, señalaba el éxito del concierto realizado por un cuarteto y con intervenciones del canónigo D. Francisco Serrano Cid.

eduardoescobar_banda_cadiz

Eduardo Escobar, con la Orquesta Sinfónica Gaditana, sentado en el centro de la imagen.

La fundación de la Banda Municipal, se inscribía en la política de inauguraciones y difusión turística del alcalde Ramón de Carranza, quien dedicó el Gran Teatro o Coliseo a la figura de Manuel de Falla, municipalizó el Gran Balneario Reina Victoria, impulsó el final del Monumento a las Cortes (después de quince años de trabajo y demoras, y que no pudo ser celebrado en actos oficiales “pues los aires autoritarios no se avenían con los liberales que representaba el monumento “), la apertura de la Plaza de Toros y la construcción e inauguración del Gran Hotel Atlántico en el Bosquecillo del Parque Genovés. A todo ello se sumaban festejos populares como la Velada de los Ángeles, Carnavales (con los José Suárez, Cañamaque y Macías) y grandes bailes de disfraces.

hotelparadoratlantico_cadiz

A partir de 1931, se inicia una época marcada por el desorden y la incertidumbre política que desembocará en la guerra civil. El 21 de julio de 1936, Diario de Cádiz daba la noticia del triunfo del movimiento militar. A partir de entonces se sucederían los juicios sumarísimos. Políticos y militares destacados son fusilados en el castillo de Santa Catalina y en los fosos de Puerta Tierra. Junto a ellos desaparecieron ciudadanos civiles de diferentes estratos sociales: más de una veintena de maestros, dos médicos, once carteros, ocho oficiales de Telégrafos, setenta y ocho masones, treinta y cuatro chicos y chicas (cuyo único delito era portar banderas republicanas), todos ellos menores de veinte años../ A dicha cifra, habría que sumar la de aquellos que se veían encarcelados o vivían escondidos en casa de familiares o amigos. Paralelamente comenzaban a reconstruirse las Escuelas de la Viña que el 18 de julio de 1936 habían sido quemadas y saqueadas.

eer_cadizEn 1941, es nombrado alcalde de la ciudad don Fernando de Abárzuza y Oliva. El grave estado de salud del director Eduardo Escobar y la política del nuevo alcalde llevan a la disolución de la Banda Municipal ese mismo año. Al parecer, Abárzuza pretendía transformar la banda en una Sociedad Anónima. Eduardo Escobar abandona su cargo ya que no estaba dispuesto a aceptar una conversión que significaba la pérdida en las tomas de decisión, que ahora dependía de una Junta constituida por Presidente y Secretario. No es cierto, pues, que desapareciera la Banda Municipal a la muerte del maestro, ya que ésta se produciría un año antes de la disolución de la banda.

Son significativas las palabras finales del biografista Pro y Ruiz: “Los que conocieron la importancia de este trabajo, felicitaron al llorado Maestro, que pasó en Cádiz por la gran amargura de ver deshechos sus trabajos en la Banda Municipal. Del mismo modo en que se dispersaban las partituras del director, fueron separándose los miembros del grupo. Unos fundarían la “Filarmónica Gaditana”, la cual, al carecer de plantilla fija se veía en la necesidad de contar con refuerzos de otras bandas militares. Con enorme esfuerzo lograron subsistir hasta principios de los setenta. Otra de las bandas a la que fueron a parar muchos músicos de la extinta Municipal fue la de “Educación y Descanso”, también desaparecida.” <(Del libro de Juan Jesús Payán    “Vida y Obra del Músico Gaditano Antonio Escobar Perera”).

 

 


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>