Gente y habitantes de Cadiz » 261.BUENAVENTURA ABARZUZA. Un ministro gaditano

261.BUENAVENTURA ABARZUZA. Un ministro gaditano

24 05 2010

ventura_1Escritor, filósofo, diputado, senador, embajador y ministro en numerosas ocasiones, Buenaventura Abárzuza dispone de una dilatada y brillante biografía con numerosos servicios al Estado. La familia Abárzuza se estableció en Cádiz en la primera mitad del siglo XIX. Procedía de Cuba y disponía de un elevado capital y numerosos intereses económicos.

Buenaventura era el mayor de los hermanos y realizó en Cádiz sus primeros estudios. Como era habitual en la época, su padre lo envió a realizar estudios superiores a Inglaterra. A su regreso, Abárzuza se dedicó a la literatura, escribiendo un drama en verso, ‘Una historia de amor’ que fue estrenado en el Teatro Español de Madrid. Al mismo tiempo colaboraba con su íntimo amigo, Emilio Castelar, en la publicación del periódico La Democracia.

La fortuna familiar permitía que Abárzuza permaneciera en Madrid mientras sus hermanos seguían al frente de los negocios en Cádiz. De la mano de Castelar, Abárzuza fue diputado en varias ocasiones y embajador de España en París.

Cuando Castelar abandonó la vida política, el gaditano Abárzuza fue evolucionando en su pensamiento político y entró a formar parte del partido liberal de Sagasta, que lo nombró ministro de Ultramar. Al frente de este ministerio quiso emprender importantes reformas en la administración de la Gran Antilla, dando mayor autonomía a sus habitantes. Tras la derrota en Cuba y Cavite, Abárzuza, junto a Montero Ríos, presidió la delegación española que firmó la paz en París con los Estados Unidos. Posteriormente sería ministro de Asuntos Exteriores en el gobierno que presidió Francisco Silvela.

Falleció en Madrid en 1910.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “261.BUENAVENTURA ABARZUZA. Un ministro gaditano”

24 05 2010
Ignacio Moreno Aparicio (10:20:13) :

Por desgracia, D. Buenaventura Abarzuza es una de las muchas personalidades gaditanas olvidadas con el paso del tiempo. Se nos deberia de caer la cara de verguenza por no estar todos a la altura de las circunstancias.

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>