Gente y habitantes de Cadiz » 040. MANOLO AIBAR. Portuario y solidario de luces

040. MANOLO AIBAR. Portuario y solidario de luces

10 10 2009

Aibarpaseillo_cadiz

En Cádiz los únicos artistas que han conseguido que más de 11.000 personas paguen su entrada para verlos han sido los toreros. Uno de ellos fue Manolo Aibar, a principios de los años sesenta del siglo pasado. El hombre que movilizó a miles de gaditanos es hoy, como ayer un hombre humilde, rico en recuerdos y amigos y que además ocupa buena parte de su tiempo en ayudar a los demás. (Sobre estas líneas Manolo Aibar, montera en mano, el día de su presentación en la plaza de toros de Cádiz. Aquel torero terminaría trabajando en la Junta de Obras de El Puerto, en una larga carrera en los servicios portuarios)

Su trayectoria taurina fue corta pero intensa. Comenzó cuando tenía nueve años y era botones en el Hotel de Francia y París: “Se alojaron allí El Litri y Ordóñez y yo no hacía más que estar alrededor de los toreros“. Porque fue trabajador antes que torero. A torear aprendió sobre la marcha: “mi padre había sido Aibarpuerto_cadiznovillero, Manuel Aibar “El Espontáneo”. Yo nunca había ido al campo ni nada”.D ebutó en público en 1961, en el mismo famoso festejo en que debutó de luces Paquirri. “Nos fuimos a vivir a Puerta Tierra, a los pisos de la Zona Franca. Conocí Antonio González, novillero que vivía en el matadero. Como en aquella época inauguraron el Carranza, yo lo trajinaba llevándole a la azotea de mi casa a ver los partidos y él me enseñaba a torear y me llevaba a su casa“.

(Manolo Aibar ante uno de los escenarios más queridos de su vida taurina, la plaza de toros de El Puerto de Santa María, donde acude a todos los festejos)

Llegó el día de su debut en público, un 29 de abril: “Yo tenía ambiente en Cádiz porque en noviembre del año anterior fui de sobresaliente a un festival de Astilleros que toreaban El Trueno y Manolo González. Como yo no tenía ni idea, salí cuando desarmaron una vez a El Trueno con el capote, y le di ocho o diez verónicas que puse a la gente boca abajo“. Sin que lo supiera, la empresa le anunció el 29 de abril de 1962. Cuando se vio en los carteles… “Ni Tejero ni Faustino Martínez pudieron hacer nada los hombres, pero yo formé un lío y le corté una oreja a cada novillo“.

Aibarcordobes_cadiz

(Muchos años después de haber toreado con Manuel Benítez “El Cordobés”, este gaditano se hizo esta la fotografía en un homenaje que el torero de Córdoba recibió en Cádiz)

Mientras en la plaza, dos maletillas, Rafael Jiménez Márquez y Giraldeño, pedían una oportunidad y la gente les llevaba bocadillos: “llevaban 20 días allí, les dieron la oportunidad y luego nos emparejaron en competencia a Rafael y a mí, porque El Giraldeño, que toreaba muy bien, falló mucho el hombre con la espada. Empezamos a poner, el cartel de no hay billetes en Cádiz“, una plaza de 11.500 asientos. Una vez que toreó a plaza llena, las diez novilladas precisas, debutó con picadores y comenzó la historia, aprendiendo sobre la marcha: “Yo soy torero del Matadero, y allí lo que se podía torear eran reses palurdas. En la plaza, como yo lo que sabía de los palurdos era que iban y venían, lo que hacía era quedarme quieto y como toreaba de salón, me salían las cosas bordadas. Pero cuando empezaron a salir novillos que se revolvían muy pronto… Así fui aprendiendo y cuajándome“.

aibargestora

(Una foto histórica con buena parte de los toreros y taurinos de Cádiz:los Aibar, Pepe Castellón -que le sirvió los estoques al matador venezolano Bernardo Valencia, Juan Macías, José Nondedeu Saldaña “Rebujina”, Miguel Polanco “El Pelón”, Pepe Manteca, José Yañéz “Figurita”, Diego Álvarez, Pepe Botella, Morenito de Cádiz hijo, Francisco Jiménez “Pacorrito” y Juan Nondedeu Saldaña).

Mató en Cádiz novilladas de Palha, Cuadri, Miura, Albaserrada, Bohórquez, Torrestrella, Cebada, Pérez Pacheco, Benítez Cubero “Todas de lujo. Esa primera temporada matamos en Cádiz cuatro con caballos“. Todo éxitos hasta que en 1965 se le cerraron las puertas de la zona y su apoderado tampoco firmaba contratos más allá. Manolo se fue a torear a los pueblos de Madrid y Guadalajara antes de jugar la baza de Madrid o Sevilla porque para su toreo, reposado y de temple, hacía falta estar muy preparado: “El 17 de agosto, en Bustar Viejo un toro me fastidió una vértebra. Tardé ocho meses en curar y aún hoy me resiento“. Me fui, me puse a trabajar en Zona Franca y al poco tiempo me ofrecieron la alternativa en San Fernando con Emilio Oliva y El Paquiro. Dije que no: si de novillero no había visto un duro, de matador menos”. Pero confiesa por vez primera que tiene una deuda con Cádiz, el momento más bonito de su carrera, cuando ganó la oreja de plata en competencia con Carrillo y Jiménez Márquez: “me sacó a hombros la gente de Cádiz, la de verdad, no los capitalistas de los demás días, la gente de Cádiz…“.

AibarCTC_cadiz

(En la imagen, el homenaje a Manolo Aibar del Club taurino de Cádiz en Sanlúcar: José Miguel Argudo, el antiguo novillero gaditano Enrique Pérez Figuier, Manolo Aibar, Juan Reyes, el pintor Hassan Bensiamar y Guillermo Boto).

Todo terminó el 17 de agosto de 1965, en Bustar Viejo. Mal llevado y sin motivar, Cádiz no pudo dar al toreo la figura que esperaba. 1963: un novillo del Conde de la Corte le dio una cornada. Se sobrepone y lo meten en El Puerto, con Cordobés y Zurito, en blanco, sin ir al campo ni nada. Para colmo se entera de que no ha entrado en el sorteo “no puedo responder lo que se espera de mí“. De nuevo se sobrepone, va a Sevilla y forma un lío enorme pero en Madrid… “estuve muy bien las dos tardes, pero en los momentos cumbre no maté bien”. Aún así en 1963 mató en Cádiz seis con caballos. 1964 lo tenía bien orientado, con una de Albaserrada -hoy Victorino- y cuatro o cinco novilladas más para empezar. Pero uno de los albaserradas le pega una cornada en el ano. Da miedo mirar la foto que conserva de la operación quirúrgica . Pierde las novilladas y para reaparecer, una de Miura. En San Fernando tampoco entra en sorteo pero corta un rabo. No lo repiten porque pide dinero para los gastos.

Bustarviejo_cadiz

Firma con Antonio Posada como apoderado del 64 al 65 y las empresas de por aquí le cierran las puertas. Posada -que inauguró la plaza de Cádiz no le consigue contratos: “Tenía las puertas abiertas de Madrid y Sevilla pero no quería ir irresponsablemente, sin alguna novillada y además no tenía ni un duro. Por eso fuí a los pueblos de Madrid.Tras lo de Bustar Viejo, me puse a trabajar”.  (En la foto Bustar Viejo, el pueblo a 55 kilómetros de la capital de España, en la zona denominada “El pulmón de Madrid”, donde terminó su carrera en los ruedo Manolo Aibar)

Pero su ciudad no le ha olvidado. El Ateneo de Cádiz hizo honor a uno de sus títulos, el de “artístico” y dedicó una de sus actividades al mundo del toreo. Una mirada evocadora hacia aquellos tiempos en los que una pareja novilleril llenaba la plaza de Cádiz. Uno de ellos, Manolo Aibar, fue el homenajeado con un emotivo almuerzo en el Bar Terraza por los cuarenta años de su debut en la desaparecida plaza donde sumaría más de veinte novilladas, la mayoría de ellas dejando a las taquilllas sin billetes.

plazadecadiz

El presidente de la Docta Casa, Ignacio Moreno, hizo el ofrecimiento recordando que el Ateneo está alineado en la recuperación de las esencias de Cádiz y una de ellas es el toreo y el fenómeno que supuso para la ciudad aquellas ilusionantes temporadas en las que los gaditanos rebosaban la plaza para ver a Manolo Aibar en competencia con Jiménez Márquez. Aibar, por su lado, remató una intervención muy sentida en la que demostró que a su calidad torera se suma la humana. (Un lleno en la plaza de toros de Cádiz. Manolo Aibar ha sido uno de los toreros que ha conseguido llenara hasta la bandera el circo de Puerta Tierra).

Por ello Manolo, en el LX aniversario de su debut en la plaza de Cádiz, recibió el III Trofeo “La Guita” del Club Taurino de Cádiz, que en anteriores ediciones correspondió a Diario de Cádiz este diario y a Juan Manuel Pedreño. En el curso de un almuerzo celebrado en la bodega sanluqueña de Herederos de Rainiera Pérez Marín, los aficionados del Club Taurino de Cádiz compartieron un entrañable almuerzo con su torero. Fueron los anfitriones de los socios aficionados, en nombre de la firma sanluqueña, los directivos José Miguel Argudo, Roque Peña y Alfonso Macías, delegado de la firma en Cádiz. Hizo el ofrecimiento del galardón Guillermo Boto Arnau, que exaltó la figura profesional, pero también la excepcional dimensión humana de un torero tan apreciado en Cádiz.

Precisamente en la plaza de toros de Sanlúcar recibió el diestro una cornada, por lo que este reencuentro con la ciudad de la manzanilla, rodeado de sus partidarios de Cádiz, supuso una vivencia muy especial para quien puso a rebosar la plaza de toros de Cádiz.

Paquirri_cadizTambién recibió el homenaje de la Gestora Pro Plaza Multiusos. Los toreros gaditanos subieron al estrado del Centro El Palillero para arropar a Manolo Aibar, que volvió a movilizar a los aficionados de Cádiz como en los tiempos de su competencia con Rafael Jiménez Márquez y llenó el salón de actos del Centro de la Mujer de El Palillero en la mesa redonda que le rendía homenaje en la jornada final de la X Semana Taurina de Cádiz.

Manolo Aibar cumplió su primera actuación en la plaza de toros de Cádiz junto al recordado Francisco Rivera “Paquirri”

Manolo, que sigue pegando todos los días cinco o seis lances de salón porque “me siento torero”. Compartió el estrado con José Ruiz “Pepe Manteca” que alabó las maneras de quien dijo que no fue figura del toreo porque le faltó esa pizca de suerte que necesita la sabiduría. Con Francisco Jiménez Álvarez “Pacorrito“, que militó en su cuadrilla, reivindicó al igual que Manteca la plaza de toros multiusos para Cádiz y todos los aficionados de este rincón taurino, que también merecen venir a Cádiz a los toros, como han hecho siempre. Pacorrito recordó anécdotas con Aibar en La Maestranza de Sevilla, con un toro de Cid que les trajo por la calle de la Amargura “fíjense cómo era el toro -decía Pacorrito al respetable- que me decía Pacorro haga usted el favor. ¡El toro hablaba!“. Joselito Nondedeu “Rebujina“, al igual que Pacorrito continuador de una familia en la que hay toreros desde el siglo XVIII, alabó las formas de Aibar mientras que José Yáñez “Figurita“, dijo que Aibar no había sido figura por haber nacido en Cádiz: “llega a ser sevillano y rompe el escalafón”. José Castellón, muy vinculado a Ricardo de la Fuente que fue apoderado de Aibar, evocó aquellos tiempos. Subieron para darle un abrazo a Aibar, otros toreros de la ciudad como sus hermanos Fernando, Curro y Pepe, Cacereño padre del futbolista Víctor García, “El Séneca“, Miguel Polanco “El Pelón“, José Botella, Diego Álvarez, Mariano Jiménez , Pepe el hijo del recordado Paco Ruiz Couso “Morenito de Cádiz” y representantes de familias taurinas señeras y emblemáticas en Cádiz como Perico Melu o Chano Vargas y el recordado matador de la Línea y que vivió muchos años en Chiclana, Aurelio López.

En el año 2006, cuando con ocasión de El Corpus volvieron los toros a Cádiz Manollo volvió a soñar, esta vez desde el palco, presenciando aquel histórico festejo. (Francisco Orgambides)


Acciones

Informacion

2 respuestas a “040. MANOLO AIBAR. Portuario y solidario de luces”

11 10 2009
Adolfo (13:39:31) :

Manolo, buen torero al que engañaron los de siempre, pero sobre todo muy buena persona.

21 03 2011
Salvatore Miliziano (14:10:03) :

Manolo Aibar era amigo mio cuando estuvimos entrenando en Alcala de los Gazules (en los tentaderos) los anos 1961 – 1963. Yo le vi torear en Cadiz y cuando le visito, me ha tratado como un hermano suyo. Manolo es una persona de calidad y integredad. Si es possible, me gustaria estar en contacto con el. ( Cuando yo fue torero, en los carteles me llamaron ” El Toreo de Nueva York”. Mi e-mail es
elromano43@verizon.net GRACIAS!

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>