Gente y habitantes de Cadiz » 052. JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ REYES. Periodista de coplas.

052. JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ REYES. Periodista de coplas.

22 10 2009

JMR!!_cadiz1

En 19 de abril de 1971, en el antiguo hospital Zamacola todos los recién nacidos fueron niñas excepto uno, al que llamaron José Manuel, Sánchez por papá y Reyes por mamá. Ese soy yo. Días después entré por vez primera en el número 17 de la calle Adolfo de Castro -una casa de vecinos con historias para escribir un libro- donde viví hasta 1996 (un besito al cielo para mi abuela Lola y mi abuelo Pepe) y donde pasé una inolvidable infancia que transcurrió en el barrio del Mentidero, con juegos infantiles a caballo entre la plaza de San Antonio, la Alameda y la plaza de Mina, donde jugábamos grandes partidos, de farola a farola, con pelotas de plástico que comprábamos en el puesto de Dolores.

Hijo de Antonino, uno de los carboneros del barrio que luego, cuando llegó el butano, pasó a trabajar a Astilleros, y de Manuela, una ama de casa descendiente de asidonenses. Antes de nacer yo se le antojó hacerlo a mi hermano Satu, casi seis años mayor que un servidor. Él fue quien me inoculó el veneno del Carnaval escuchando en una radio de Ceuta el Concurso del Falla hasta altas horas de la madrugada.

tat0001_cadiz

José Manuel Sánchez, con coloretes y bigote, por las calles de Cádiz. Tipo, tipo, tipo.

Recuerdo mi primer colegio, de parvulitos, ubicado junto a lo que ahora es la tienda Goya de la calle Columela. Se llamaba Nuestra Señora de la Candelaria. Ya la EGB la hice en La Salle Mirandilla. Era inevitable. Mi familia es lasaliana cien por cien. Allí viví ocho maravillosos años que me sirvieron de mucho, como sucede a quienes estudian con los hermanos de las Escuelas Cristianas. El sello de La Salle, como yo le llamo, te acompaña siempre. Además de la educación recibida, a La Salle le debo conservar aún como amigos de pandilla (aunque ahora la pandilla la forman nuestros hijos) a algunos de aquellos compañeros que también lo fueron cuando pasamos a estudiar el BUP a La Salle Viña. En este centro estuve tres años y luego, tras repetir Tercero, sufrí un ‘exilio’ en el Instituto Rosario. Me fue bien. Estudié y me saqué el COU. Vino entonces el primer desengaño fuerte de mi vida. La nota de selectividad no me daba para estudiar periodismo, vocación que tuve clara desde pequeño. Por algo ganaba concursos de redacción en La Mirandilla, donde me daban siempre como premio el diccionario pequeño con las banderas de los países en la portada.

Tras un efímero paso por Graduado Social y uno más prolongado por Magisterio (me faltan aún dos asignaturas para sacarme el título), donde conocí a Susana, la que ahora es mi mujer, y al Yuyu, con quien prácticamente escribí ’Los bordes del área’ en la cafetería de la Facultad, comencé a trabajar casi de casualidad en ‘Cádiz Información‘, gracias a José Landi (a quien tanto debo), que me animó a colaborar cuando en mi supina ignorancia desconocía que se podía escribir en un periódico sin tener la licenciatura.

yuyu, s y Juanma 4

El periodista, flanqueado por Yuyu y su compadre Juanma Canseco.

Allí estuve (aprendí mucho) hasta que en julio de 2004 recibí una llamada de un señor que se identificó como director de ’Diario de Cádiz’. Era José Joaquín León. A punto estuve de mandarlo por tabaco creyendo que era la broma de un compañero. Por aquel entonces llegaba a la ciudad ‘La Voz de Cádiz’ y el movimiento de profesionales fue importante, tanto o más que el interés y los nervios de muchos de nosotros por mejorar profesionalmente. Se cambiaron muchos cromos y yo me aproveché de la situación, gracias a mi ‘especialización’ en Carnaval, ese ¿hobby? al que tanto tengo que agradecer.

con-mis-amigos-Carnaval_cadiz5

El ‘piloto’ tras tomar tierra se refresca junto a unos amigotes.

Entrar a trabajar en el Diario fue un sueño. Un ejemplar de este rotativo jamás faltó en mi casa desde que tengo uso de razón. Si mi abuelo Saturnino viviera, se sentiría tremendamente orgulloso. Era un empedernido lector del Diario que incluso llegó a ser noticia del mismo cuando apareció sentado en la plaza de Mina (leyendo, claro está, el Diario) en una foto comentada donde se criticaba la excesiva altura de los nuevos bancos tras una de las reformas de la citada plaza.

en-el-diario_cadiz6

Sánchez Reyes, en la redacción de Diario de Cádiz informando, seguramente, sobre el mundo del Carnaval.

Allí estaba mi abuelo con los pies colgando. A veces pienso que mi llegada al Diario estaba escrita. En el verano de 1985 me publicaron una redacción, ganadora del concurso organizado por la asociación de vecinos de El Mentidero. En el Diario se explicaba, más o menos, que “por su contenido y exposición, la redacción merece ser publicada”. Ahí es nada. El premio consistió en los libros de texto gratis del curso siguiente, que era primero de BUP. 24 años después ya publico como redactor. He cumplido cinco años en el Diario y espero seguir muchos más… que el Carnaval no da como para la hipoteca.

amigos-carnaval-con-sus-hijos_cadiz1

Grupo de amigos disfrutando del pasado Carnaval, con sus respectivos hijos.

Carnaval, ojú, cuestión peliaguda. Metido de lleno en la fiesta cuando ni por asomo pensaba en aquellos benditos años de aficionado puro conseguir lo que he conseguido, que a muchos les parecerá poco, pero a pocos como yo nos parece… un sueño. En 2010 voy a cumplir 20 años de Carnaval. Comencé en juveniles y a adultos llegué de pleno gracias a que en mi camino se cruzó el Carapalo, mi padrino carnavalesco y mi amigo, con quien tan buenos ratos he pasado. No me puedo quejar. Yo, que miraba con cara de asombro a los coristas de La Salle Viña en aquellas tardes de Concurso maquillándose en el colegio en el que ¿estudiaba?, llegué a escribir para ellos.

tan0001_cadiz8

José Manuel, sobre las tablas del Gran Teatro Falla, en 2002 con la chirigota Los tatachán.

En 1997 ganamos el primer premio con ‘El habla de Cádiz’, algo inolvidable. Desde entonces, y con algún paréntesis, siempre he colaborado con la peña La Salle Viña, que custodia el santo grial del tango gaditano, entidad de la que fui pregonero de su Semana Cultural en 2006 y soy peñista. Otros ofrecimientos de coros rivales he tenido, pero yo soy de La Viña como se es de un equipo de fútbol. Quien, como yo, siempre ha sido del Cádiz, no puede de repente defender al Pontevedra. Pues eso.

viaje-chirigota-a-gerona_7

La chirigota del ‘comandante’ Yuyu, en pista, rumbo a tierras catalanas. ‘Pa matarse’.

He tenido también muy buenas etapas chirigoteras, como aquella con los hermanos Revuelta, Mocho, Nene, Crui, Manolo Bermúdez (¡qué tío más grande!, de lo mejor que he conocido en Carnaval). Tuve el bendito privilegio de escribir cuatro años al grupo del Petra, otra quimera cuando de pequeño yo los veía cantar en las finales del Falla (te querré siempre, Selu). Mi periplo con el Yuyu y mi compadre Juanma Canseco, aún vigente, me ha reportado igualmente muchas alegrías y ahora formo parte de un grupo de amigos pa ‘comérselos‘.

con-mi-mujer_cadiz2

En el tresillo de casa con su mujer Susana Loaiza.

Y cuando el Carnaval y el Diario me dejan un rato libre, me dedico a mi familia. Contraje matrimonio con Susana Loaiza en la iglesia de San Francisco en mayo de 2000, cerca de la capilla del Cristo de la Vera-Cruz y Nuestra Señora de la Soledad, Titulares de la cofradía de la que soy (y es buena parte de mi familia paterna) hermano desde hace muchos años. En 2002 nació mi hijo Mario, el mayor, y en 2006, el pequeño, de nombre Guillermo. Como decimos en Cádiz, son dos auténticos petardos a los que adoro. Comparten conmigo aficiones futbolísticas. En casa somos del Cádiz (fui una temporada miembro de las Brigadas Amarillas, cuando el fútbol me parecía algo romántico distinto a lo de ahora) y del Barcelona, como Dios manda. Mi mujer, en minoría de votos futboleros, contempla la afición desde lejos. Los tres varones somos su vida y ella lo es todo para nosotros.

con-mis-hijos_cadiz3

Mario y Guillermo, a las órdenes de papa-piloto. Qué arte.

Mis dos ídolos son M.G. ¨Mágico’ González, dios verdadero del balompié, y Manolo García. Vaya par de monstruos. Y hasta aquí puedo contar. Es para mí un honor que se me destaque en esta web como gaditano, pues siempre he ejercido como tal aunque jamás cargué un paso y no soy capaz de comerme una caballa con piriñaca. Mi enhorabuena a ‘Gente de Cádiz’ y suerte en vuestra corta pero ilusionante andadura. (José Manuel Sánchez Reyes).


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>