Gente y habitantes de Cadiz » 059. ENRIQUE BONNET Y BALLESTER. Pionero del teléfono en Cádiz.

059. ENRIQUE BONNET Y BALLESTER. Pionero del teléfono en Cádiz.

29 10 2009

E.Bonnet1

Hay distintas etapas en la vida de Enrique Bonnet en Cádiz que debemos recordar, para que los gaditanos comprendan su importancia en los avances tecnológicos que experimentó esta ciudad a finales del siglo XIX.

Enrique Bonnet y Ballester, nacido en Murcia el 29 de noviembre de 1837, fue admitido como telegrafista en 1857 y tuvo sus primeros destinos en Orihuela y en Murcia. Sin embargo, Cádiz iba a ser la ciudad en la que transcurriría una buena parte de su vida y se centraría su singular actividad profesional”, nos cuenta Jesús Sánchez Miñana en su biografía sobre Bonnet.

Enrique Bonnet y Ballester  fue admitido como telegrafista en 1857 y tuvo sus primeros destinos en Orihuela y en Murcia. En la primera etapa de su vida en Cádiz, Bonnet estuvo dedicado exclusivamente a su trabajo como telegrafista, de 1861 a 1867, hasta que consiguió un puesto más estable en el Cuerpo de Telégrafos.

Muy pronto destacó como inventor de un nuevo aparato Morse de mayor rapidez, que fue premiado en la Exposición Universal de París de 1867. Una segunda etapa más desconocida de Bonnet fue su labor como relojero en Cádiz desde 1868 hasta 1878, con la colaboración de su suegro, el francés Julio Couillaut. Su establecimiento estaba en el centro de Cádiz, en un local situado en la esquina entre la calle de San Francisco y la de Corneta Soto Guerrero (antes llamada de la Manzana). Durante estos años, la relojería Enrique Bonnet se anunciaba con frecuencia en el Diario de Cádiz y en la Guía anual de José Rosetty.

torre

En las ruinas de la antigua capilla de la Orden Tercera, situada en la plaza conocida entonces como Loreto (San Francisco), Bonnet colocó unas máquinas para realizar ensayos de luz eléctrica y conducirla hasta la calle Ancha, en 1882.

Además de relojes y joyas, Bonnet también vendía máquinas de coser (de la marca Howe y de Wheeler and Wilson) y algunos aparatos de física y de electricidad. De forma paralela, continuó ascendiendo en la sección telegráfica de Cádiz. A partir de 1879, se inicia una tercera etapa en la que Bonnet destaca como pionero de la electricidad en Cádiz (como recoge Juan Antonio Fierro Cubiella en su libro), en sociedad con el ingeniero D. Luis de la Orden Otaolaurruchi que estaba destinado en el servicio de obras públicas de la Diputación provincial.

1869-Rosety

Después de la muerte de su suegro y del cierre de su relojería, el electricista Enrique Bonnet se da a conocer en Cádiz con varias experiencias innovadoras: en marzo de 1877, durante la primera visita del rey Alfonso XII a Cádiz, ilumina con un foco de luz eléctrica el muelle gaditano desde el Palacio de la Aduana en el que estaba la estación telegráfica; participa con gran éxito, con sus aparatos telegráficos y eléctricos, en la Exposición Provincial de Cádiz que también fue visitada por Alfonso XII; en 1881 es comisionado por Telégrafos para colaborar en la iluminación eléctrica que se realizó en Madrid con motivo del centenario de la muerte de Calderón de la Barca; en 1882 realiza las primeras pruebas de alumbrado eléctrico en la calle Ancha y durante varios años ilumina el Parque Genovés durante las fiestas de la Velada de Nuestra Señora de los Ángeles; desde 1886 se instala en la entrada del puerto de Cádiz, en los bajos de las Puercas y de los Cochinos, un sistema de faro eléctrico de su invención, que fue premiado en varias exposiciones. Aunque no pudo continuar su labor como electricista en Cádiz, a partir de 1890 crea en Sevilla la Fábrica de Electricidad Enrique Bonnet para suministrar energía eléctrica a los comerciantes del centro de la capital sevillana. (Anuncio aparecido en la Guia Rosety de 1869).

En 1902 vendió esta empresa a la Compañía Sevillana de Electricidad, que mantuvo su central eléctrica durante algunos años. Su última etapa en Cádiz quizás sea la que mayor relevancia tenga actualmente. Enrique Bonnet fue el pionero del teléfono en Cádiz por varios motivos, sin ninguna competencia en este campo. Gracias a la amabilidad de Diego Joly, hemos podido consultar la información del Diario de Cádiz sobre las primeras pruebas que Bonnet realizó en el antiguo Gran Teatro de Cádiz (actual Teatro Falla) el día 31 de enero de 1878. Leamos la crónica que hizo el redactor del Diario de Cádiz: “Este ensayo ha sido hecho por D. Enrique Bonnet, quien, después de prolijos estudios, ha conseguido la construcción del “teléfono” con toda la perfección necesaria para que pueda utilizarse, sea la que quiera la distancia á que se hallen los concurrentes.

gt2-1

El Gran Teatro y al lado la antigua facultad de Medicina.

Lo que presenciamos fue en el Gran Teatro, colocándonos en el piso bajo, en la parte destinada a Secretaría, emprendimos la comunicación con los que se hallaban en el cuarto piso y a unos ochenta metros de distancia, como ya hemos dicho. Allí se hallaban los Sres. Bonnet, Juliá, Ori y algunos otros amigos más. Al otro extremo marcharon los Sres. Gómez Plana y el citado Juliá y puesto el aparato al oído, distinguimos perfectamente al primero que nos decía: “Gloria al inventor del Teléfono.” “Y a su constructor en Cádiz”, contestamos nosotros; cuyas palabras fueron clara y distintamente apreciadas por nuestro interlocutor.” El telegrafista Alfonso Márquez, que desde 1881 informó puntualmente de todos los avances de Bonnet en la revista La Academia, comentaba que “en 1876, y cuando apenas nos llegaban noticias inciertas de la América del Norte sobre la invención del teléfono, el Sr. Bonnet construyó un par de estos aparatos, quizá los primeros que se conocieron en España”.

1878-Rosety

En la Exposición Provincial de Cádiz de 1879 Bonnet presentó un modelo de estación microtelefónica de construcción propia, que obtuvo en 1881 una medalla de plata en la Exposición Internacional de la Electricidad de París. A partir de 1880 Bonnet desarrolla varias pruebas de su emisora telefónica utilizando la línea telegráfica entre Cádiz y Sevilla, y más tarde entre Fregenal de la Sierra (Badajoz) y Cádiz. Por fin, en 1889 se crea la Red Telefónica de Cádiz bajo la dirección del comerciante gaditano Joaquín María Lahera Juillet; sin embargo el administrador de la empresa era José María Navarrete Bonnet, posiblemente un sobrino de Enrique Bonnet. La central de teléfonos de Cádiz estaba situada en la entreplanta del edificio de la calle Sagasta número 8, muy cerca de la calle Ancha; en la última planta vivía el administrador y el primer piso, o planta principal de esta casa gaditana, la ocupaba el mismo Enrique Bonnet. A la muerte de Lahera, Bonnet ocuparía el puesto de director de la empresa, una vez que ya estaba jubilado en el Cuerpo de Telégrafos. Enrique Bonnet muere en su domicilio el 14 de noviembre de 1905, tras haber demostrado en Cádiz durante muchos años su capacidad como inventor en el campo de las telecomunicaciones y en el de la incipiente electricidad. (Publicidad de 1878. En en este lugar estuvo también la tienda de Melchor Romero).

(Textos. Carlos Sánchez Ruiz)


Acciones

Informacion

Una respuesta a “059. ENRIQUE BONNET Y BALLESTER. Pionero del teléfono en Cádiz.”

29 10 2009
Carlos Mathé (03:59:14) :

El primer anuncio aparece en la Guía Rosetty de 1869.

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>