Gente y habitantes de Cadiz » 079. FRANCISCO HURTADO. Destacado telégrafo militar.

079. FRANCISCO HURTADO. Destacado telégrafo militar.

18 11 2009

El teniente coronel Francisco Hurtado ha pasado a la historia de las telecomunicaciones españolas como el creador de las primeras líneas de telegrafía óptica que se instalaron en la Bahía de Cádiz en el año de 1805. El telégrafo óptico, que en 1795 inventó el francés Claude Chappe, fue uno de los avances de las telecomunicaciones europeas a principios del siglo XIX, antes de que se desarrollara el telégrafo eléctrico de Morse. 1-Solano

El canario Agustín de Betancourt inventó el primer telégrafo español que utilizaba señales visuales para que un vigía pudiera observarlas, desde lugares situados a varios kilómetros, mediante el uso de anteojos acromáticos. Actualmente sabemos que Betancourt construyó en 1799 una línea telegráfica entre Madrid y Aranjuez, aunque intentó sin éxito ampliar su línea hasta Andalucía. En 1800 Betancourt tuvo que abandonar su trabajo telegráfico por su manifiesta enemistad con el generalísimo Godoy. El gobernador Solano, que murió violentamente en Cádiz en 1808.

A causa del bloqueo inglés de principios del siglo XIX, el gobernador militar Francisco Solano (marqués del Socorro y de la Solana) decidió implantar por primera vez este novedoso invento francés en la Bahía de Cádiz. Solano encargó al ingeniero Francisco Hurtado que construyera varias líneas de puestos telegráficos para vigilar la costa gaditana, desde Sanlúcar de Barrameda hasta Chiclana de la Frontera. Pensamos que Hurtado eligió un modelo de telégrafo muy sencillo que había inventado el isleño Marques de Ureña (como defendía José Pettenghi Estrada). La maquinaria telegráfica estaba compuesta por un mástil de madera que tenía dos paletas móviles a distintas alturas. Mediante las cuatro posiciones de cada paleta se preparó un código de 24 señales ópticas (para alfabeto o para numeración) y más tarde se prefirió componer un diccionario de frases frecuentes que agilizaban los mensajes telegráficos.

2-Torre-GobMilitar

La torre del Gobierno militar de Cádiz con el mecanismo óptico.

Las líneas telegráficas de Cádiz, que funcionaron hasta 1820 al servicio del gobernador militar, estaban organizadas desde la torre telegráfica del gobierno militar, la cual fue construida en 1805 para que sirviera de telégrafo principal. En las cuatro líneas (a Sanlúcar, a Jerez de la Frontera, a Medina Sidonia y a Chiclana de la Frontera) se aprovecharon las torres y los baluartes costeros para colocar el mecanismo óptico, aunque a veces se ayudaban de casetas de lonas para proteger al vigía. Después de la Guerra de la Independencia sólo se mantuvieron en funcionamiento las líneas de Cádiz-Jerez y de Cádiz-Chiclana.

3-Telégrafo

El torreón de Torre Gorda.

Durente el asedio francés a Cádiz, los telégrafos siguieron funcionando en la única línea entre Cádiz y San Fernando, con los siguientes puestos: torre del gobierno militar, torreón de Torregorda, Torre Alta, torre del castillo de Sancti Petri, cerro de los Mártires, torre de la casa de Zimbrelo (sustituida por la casa de Madariaga y después la de Chamorro) y apostadero del Arsenal de la Carraca. Los vigías de esta línea vigilaban todo el frente francés, desde Rota hasta Chiclana.

 Gracias a la historia del Cuerpo de Ingenieros, escrita en 1911, conocemos el papel relevante que tuvo el teniente coronel Francisco Hurtado (según nos mostró en 1990 D. Sebastián Olivé en su historia sobre la telegrafía óptica española). Nacido en Cádiz, Francisco Hurtado era el hijo mayor del toledano Antonio Hurtado, director de los ingenieros militares de Cádiz, y era también hermano del ingeniero gaditano Mateo Hurtado, que en 1825 inventó un telégrafo portátil de campaña, con las mismas características que el del su hermano. Durante la guerra napoleónica, Francisco Hurtado es acusado de traidor y expulsado del ejército sin poder recuperar su puesto posteriormente.

 5-El-Conciso-2  

 

El periódico El Conciso publicó los partes telegráficos de Cádiz desde 1811.

Los telégrafos de Hurtado fueron testigos de muchos acontecimientos históricos de la Bahía de Cádiz. En 1805 colaboraron con el gobernador Solano para prestar auxilio a los náufragos del combate naval de Trafalgar. A partir de julio de 1811, los periódicos gaditanos como El Conciso y El Redactor General publicaron los “Partes telegráficos de la línea (de telegrafía entre Cádiz y San Fernando)” en los que detallaban día a día todos lo que pasaba en la Bahía: las construcciones de las defensas de ambos frentes, los enfrentamientos de la artillería y de las guerrillas, los tránsitos de personas y mercancías, las salidas y entradas de barcos al puerto… Estos partes hacen una crónica diaria de los sucesos gaditanos al servicio de la propaganda militar en la prensa gaditana. Finalmente, en 1820 los avisos del telégrafo de San Fernando y de Torre Gorda pusieron en guardia a las defensas de Cádiz que impidieron que los sublevados de Riego y Quintana entraran en la capital gaditana.

5-El-Conciso

 

En definitiva, Francisco Hurtado es un representante de la importancia que tuvo la telegrafía militar como pionera de las telecomunicaciones españolas. Cádiz fue la primera ciudad andaluza que disfrutó de este servicio de vigías con los telégrafos más modernos de su época durante un período trascendental de su historia.   (Carlos Sánchez Ruiz).


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>