Gente y habitantes de Cadiz » 115. JOSÉ JACKSON VEYÁN. Poeta telégrafo.

115. JOSÉ JACKSON VEYÁN. Poeta telégrafo.

24 12 2009

2 Joven Jose JacksonEl seis de julio de 1852, en la hermosa ciudad de Cádiz, y á las doce del día, como quien dice cara al sol, asomé la mía a este valle de lágrimas. Ni repicaron las campanas, ni hubo salvas de artillería. Nací humildemente en el seno de mi familia, sin pompa ni ruido, como nacen los hombres de talento que desprecian las vanidades del mundo. Subamos a mi árbol genealógico, aunque sea expuesto el andarse por las ramas. Mi abuelo paterno era inglés. Lo confieso sin rubor. El pobre no tuvo la culpa de nacer en Londres. Mi apellido Jackson quiere decir por contracción hijo de Jaboco, como Martínez, en español, indica hijo de Martín y Fernández hijo de Fernando. Hubo un Jackson general norteamericano y presidente de la República de los Estados Unidos, pero no me tengo por descendiente suyo. Me resisto a creer que un presidente haya venido tan a menos. En mi masa sanguínea hay de todo como en botica. Mi abuela paterna era de Medina Sidonia. Mi abuelo materno era aragonés. Mi abuela materna de Cartagena. Mi padre nació en Cádiz, mi madre es catalana, y yo nací también en Cádiz, cuna de la libertad y de la pescadilla. Mi carácter es por lo tanto un pot-pourrit de aires nacionales, sobre un motivo de jiga inglesa. Cuando tengo que cobrar alguna cuenta, soy un John Bull en lo exacto y lo puntual. Cuando me empeño en no pagar, soy terco como buen aragonés. En lo de urdir tramas líricas y en verso soy activo y trabajador como el más laborioso catalán. Cuando tiro la pluma y me doy cuatro pataítas, y me canto por lo flamenco, es que la sangre andaluza me retoza por el cuerpo…”

1 Eduardo CortésEl telegrafista José Jackson Veyán así se refería a sus orígenes gaditanos, a pesar de su apellido anglosajón. Su padre, Eduardo Jackson Cortés, fue uno de los actores teatrales más conocidos en el Cádiz del siglo XIX. José Jackson, aunque vivió casi toda su vida en otras localidades del norte y del centro de España, siempre recordaba con cariño sus orígenes gaditanos: “Fue Cádiz mi cuna: la suerte lo quiso, / ¡tacita de plata bañada de luz! / y, siendo de Cádiz, no juzgo preciso / decirles a ustedes que soy andaluz…”

Eduardo Cortés, padre de José Jackson Veyán.

José Jackson Veyán deseaba seguir las aficiones teatrales y literarias de su padre, pero se decantó por el trabajo de telegrafista para lograr una estabilidad personal que le permitiera dedicarse a su ilusión de ser escritor. Así lo contaba: “Se anunció una convocatoria para Telégrafos, y electrizada mi médula espinal con la perspectiva de seis mil realitos anuales, presenté mi solicitud, estudié como un animal, y el año 71 conseguí hacerme del Cuerpo, entrando como oficial segundo.”

En su primer destino como telegrafista en Santander, inaugura una tradición aún conservada en el Cuerpo de Telégrafos: el recitado de versos al final de los banquetes oficiales (especialmente el 22 de abril), con alusiones a sus compañeros y a la vida de los telegrafistas. Esta costumbre se mantendrá en muchas colaboraciones de Jackson a las revistas de Telégrafos como el siguiente poema:

SONETO TELEGRÁFICO

¡Salud, socios de Morse y de los rayos!

¡Súbditos de esa ciencia soberana

Que naciendo en el anca de una rana

Hizo de los alambres papagayos!

¡Vosotros que sin penas ni desmayos

transmitís de la noche a la mañana

practicando con sueño o con galbana

de Galvani y de Volta los ensayos!

¡Salve a los dueños de ese inconcebido

motor que el Orbe a su poder subyuga!

¡Ante ese vuestro eléctrico fluido

el ave más veloz es una oruga!

¿El huracán un penco mal comido

y es el ferrocarril una tortuga?

En una entrevista de la revista “La Esfera” de 1928, José Jackson Veyán hacía un resumen final de su labor literaria como autor teatral: “Desde el año 70 en que estrené mi primera obra, “Guerra a las mujeres”, a los dieciocho años, hasta la fecha presente, mi carrera teatral ha sido salvación continua de obstáculos para defender mi propia supervivencia y la de mi numerosa prole. Hijo de artistas, pues mi padre fue actor y autor en una pieza, y mi madre actriz, siempre he sentido verdadera vocación por el arte de Talía. [ …] Mi producción total sé que pasa de ciento setenta zarzuelas, y de ellas , claro es que ahora sólo puedo recordar algunas de las principales: “Chateau-Margaux” , con el maestro Caballero; “Las Zapatillas”, “La caza del oso”, “De Madrid a París” con Chueca; “El Barquillero” con Chapí; “Los guapos” con Arniches y el maestro Jiménez; “Los granujas” con Quinito Valverde;”La gatita blanca” con Lleó. […] Entre la primera –que, como dije, fue estrenada en 1870 en el Teatro Infantil (hoy Romea) – y la última [“Los Calabreses” en 1918] transcurrieron pues cuarenta y ocho años de activos servicios teatrales.”

 

3  Jackson en Esfera

Jackson en la entrevista de LA ESFERA de 1928.

Como telegrafista, estuvo destinado en muchos pueblos de Santander, de Madrid, de Asturias y de Jaén; de 1911 a 1914 fue jefe del centro telegráfico de Valladolid. Cuando ya era inspector de Telégrafos, le llega la jubilación en 1917 y escribe la siguiente despedida a sus compañeros telegrafistas: “Yo, jubilarme no me jubilo: / Telegrafista siempre seré,/ Y en donde vea yo entrar un hilo, / detrás del hilo me enhebraré. / Si es que por viejo de aquí me arrojan / porque no sirvo para Inspector, / ¡Ahí va mi título!… ¡Que lo recojan / y que me nombren repartidor! / Así del cargo correspondiente / la humilde gorra usar podré. / ¡Rayos de Júpiter omnipotente / llevaros quiero sobre mi frente! / ¡Sagrado emblema que tanto amé!

El gaditano en El Telégrafo Español.

4 Jackson en telegrafo españolLa Asociación de Amigos del Telégrafo le ha dedicado varios estudios en su recuerdo, como las aportadas por su presidente, Sebastián Olivé Roig, y por Ángel Cabeza Miguel. También su biznieta Mª Rosa Rodríguez Jackson ha creado un webblog para perpetuar su memoria (http://josejacksonveyan.blogspot.com). Los datos y las imágenes que utilizamos están extraídos de estos trabajos y del blog familiar, sin los cuales no hubiéramos podido realizar esta reseña biográfica. Esperemos que a partir de ahora algún crítico literario se decida a analizar su obra literaria para valorar adecuadamente la importancia de este escritor que supo inculcar la afición poética a sus compañeros del Cuerpo de Telégrafos. (Texto: Carlos Sánchez Ruiz)

 


Acciones

Informacion

Una respuesta a “115. JOSÉ JACKSON VEYÁN. Poeta telégrafo.”

21 04 2011
GILARY (01:37:51) :

MUCHAS GRACIAS LE AGRADEWSCO MUCHO A CARLOS SANCHES RUIS POR QUE GRACIAS A ELLOS TENGO LA TAREA Y GANE LA MATERIA…
20 04 2001 6:37PM

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>