Gente y habitantes de Cadiz » 122. FELIZ AÑO A LA GENTE DE CÁDIZ. 31 de diciembre de 1900.

122. FELIZ AÑO A LA GENTE DE CÁDIZ. 31 de diciembre de 1900.

31 12 2009

1buena

Plaza de San Juan de Dios, a comienzos del siglo XX.

Hoy hace ciento nueve años de la despedida al siglo XIX y de la bienvenida al siglo XX.

Por aquel entonces, las celebraciones de Nochevieja eran radicalmente distintas a las actuales y ni siquiera el cambio de siglo consiguió alterar las costumbres de los gaditanos, que gustaban de recorrer las tiendas de vinos en coches de caballos cuando se trataba de celebrar algo importante. Una fecha tan señalada como la del cambio de siglo provocó, sin embargo, algunas novedades en la celebración de los festejos tradicionales de nuestra ciudad. A las 12 en punto de la noche, al entrar el nuevo siglo, se encendió un alumbrado especial en las Casas Consistoriales y comenzaron a repicar las campanas de la ciudad anunciando a la población el cambio de siglo.

 img595

La Merced, el Pópulo y Santa María, los barrios más poblados en 1900.

Los gaditanos recibieron el nuevo siglo XX acudiendo en masa a las diferentes iglesias y parroquias. El Papa León XIII había otorgado al mundo católico el privilegio singular de celebrar misa a las 12 de la noche del 31 de diciembre de 1900, y “administrar la comunión a los fieles en desagravio a las numerosas ofensas recibidas por Jesucristo en el siglo que termina y obtener de su misericordia eficaces auxilios”. En la Catedral celebró misa el obispo José María Rancés, asistiendo a la Corporación Municipal, presidida por el alcalde Miguel de Aguirre. DIARIO DE CADIZ señaló que, tras los actos religiosos, los gaditanos recorrieron en coches de caballos las conocidas tiendas de vinos.

El Ayuntamiento de Cádiz, para solemnizar la entrada del nuevo siglo, acordó distribuir comidas entre los pobres con el fin de que en esa fecha tan señalada, todos los gaditanos “pudieran llevarse algo a la boca”. A las ocho de la mañana del 1 de enero de 1901, se ofreció un suculento desayuno a “todos los pobres de solemnidad que estén en posesión de la licencia municipal para implorar la caridad pública”. Dicho desayuno tuvo lugar en el asilo de las Hermanitas de los Pobres.

 buena 2

Las embarcaciones del muelle con la ciudad al fondo.

Ese mismo día, el 1 de enero, el Ayuntamiento invitó “a las personas poco acomodadas en general” a un almuerzo en distintos locales de la ciudad. El teatro del Parque Genovés, el parque de bomberos, las Escuelas números 1 y 5, el Centro Obrero, el Asilo de Extramuros y el propio Ayuntamiento, fueron habilitados como improvisados comedores. Los menús consistieron en sopa de puchero, bacalao a la Provenzal, carne asada con patatas, ensalada, vino, polvorones, naranjas y café. Después, se obsequió a cada varón con 25 céntimos, cantidad remitida por el obispo de la diócesis , y con puros habanos, donados por los socios del Casino Gaditano. En total se sirvieron 4.792 comidas. A los que por imposibilidad física no pudieron asistir a las comidas programadas, se les envió a su domicilio el importe en metálico, previa comprobación de la invalidez mediante certificado expedido por los médicos de la Beneficencia. De esta manera fueron socorridas 329 personas.

 IMG_2417

Anuncio publicado en Diario de Cádiz, en 1900.

Los presos también fueron obsequiados con una espléndida comida en la que colaboraron diversas mujeres de la ciudad aportando cantidades para que en el rancho se incluyera carne y otras viandas. El coste total de los gastos efectuados por el Ayuntamiento con motivo de la celebración de la entrada del nuevo siglo, alcanzó la cantidad de 11.941 pesetas y 53 céntimos.

 El primer niño nacido en Cádiz en el nuevo siglo XX fue Federico Fernández de la Mota García, que vio la luz a las 0:25 horas del día 1, en la calle Diego Arias número 1. A continuación a las 0:30 horas, nació Francisca Varea Navarro en la calle Sopranis número 13. El nombre y domicilio de los demás nacidos el día 1 de enero en nuestra ciudad fueron : Herminia Zamareño Jurado, Jabonería 11; María Josefa Pedemonte Mericia, Pabellones de Asdrúbal; Manuel Domínguez, Casa de Maternidad; Francisco Alvarez Martínez, Hospital de Mujeres 59; Jaime Paterson Jiménez, Santiago Terry 1; Leonardo Campos Sánchez, Magdalena 6; Jesusa Benjumeda, Robles 3; Francisca Portela García, Consolación 13; y María Teresa Rimada Martínez , Adolfo de Castro 7.

 IMG_2427

Confitería gaditana para endulzar la entrada de siglo.

El Ayuntamiento de la ciudad, cumpliendo con lo acordado previamente en sesión plenaria, decidió repartir entre los familiares de los recién nacidos, la cantidad de mil pesetas, siempre y cuando acreditaran ser pobres de solemnidad. El reparto se efectuó en las oficinas municipales a los pocos días de los natalicios, después de comprobar los datos económicos de los familiares. El dinero fue donado por entidades culturales de la capital.

 El siglo XIX duró en Cádiz veinticinco minutos menos En la noche del 31 de diciembre de 1900, todos los relojes de Cádiz tuvieron que ser adelantados veinticinco minutos para ajustar el horario con el meridiano de Greenwich. En la ciudad se seguía hasta entonces el horario del observatorio de San Fernando, cuyo meridiano pasa por debajo del sol 24 minutos y 49 segundos después que el británico. Con esta medida ordenada por el alcalde, Miguel de Aguirre, Cádiz tuvo la misma hora oficial que Madrid y otras capitales de España, que varios años antes habían ajustado su horario al de Greenwich. De todos modos, había pocos relojes particulares y los ciudadanos se regían por las campanas de las iglesias y las sirenas del dique y de la fábrica de tabacos. (J.M.O y D.J.P).
 
 


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>