Gente y habitantes de Cadiz » 277. BENITO CASTIÑEIRA PANTOJA (BENI). Ser guardamenta en el Cádiz C.F.

277. BENITO CASTIÑEIRA PANTOJA (BENI). Ser guardamenta en el Cádiz C.F.

9 06 2010

Beni_Posando-C.FEn el mundillo del fútbol siempre se ha dicho que es muy complicado ser ‘profeta’ en su tierra. Pero la dificultad se acrecienta notablemente si la demarcación del jugador sobre el terreno de juego queda bajo los tres palos. Son muy pocos los gaditanos que han tenido la oportunidad y el honor de defender la portería del equipo de su tierra, entre ellos tenemos a Benito Castiñeira Pantoja, ‘Beni’ para el fútbol. Este ‘Beduino’ de Cádiz – denominación popular de los nacido en el Extramuros de la ciudad de Cádiz – vino al mundo el 30 de junio de 1949 en la popular calle Trille.

A los 7 u 8 años une su destino futbolístico a un ilustre cadista, el máximo goleador de la historia del equipo amarillo, Paco Baena, con quién compartirá vivencias desde sus años escolares en el colegio Padre Villoslada. Los dos jóvenes comenzaron su andadura en el mundo del fútbol en un equipo que dirigía el padre de Baena, el ‘Tabacalera’, para pasar luego al Cádiz juvenil, Balón y finalmente llegar al primer equipo de la ciudad.

En la temporada 68/69 realiza una gran campaña en el Cádiz juvenil bajo las órdenes del recordado Alfonso Vargas. Al finalizarla pasó a entrenar con el Balón de Cádiz, pero al poco tiempo el Atlético Sanluqueño tiene problemas en su portería y solicita sus servicios, por lo que se fue cedido a dicho equipo, para retornar en los últimos cuatro partidos de liga al primer equipo amarillo, para al parecer evitar que quedara libre por una normativa de la época. El final de aquella trascendental temporada en la vida futbolística de Beni fue muy triste; el Cádiz tras muchos años en Segunda División desciende a Tercera.

A la siguiente temporada, la 69/70, participa de forma activa en el retorno a la división de plata del fútbol español, en aquella sensacional temporada en la que sólo se perdió un único partido. Permaneció en las filas gaditanas hasta la temporada 72/73, pero tuvo muy pocas oportunidades de defender el marco cadista al coincidir con compañeros de gran talla como Martínez, Bermúdez, Paco y Bonilla. A esta gran dificultad había que añadirle la circunstancia de que todas las temporadas llegaban a militar hasta cuatro porteros en la primera plantilla cadista. Durante estas cinco temporadas nunca le dieron la posibilidad de marcharse cedido a otro equipo en el que poder demostrar sus cualidades. Sólo Balmanya, en la última temporada de Beni como cadista, intentó que se fuera cedido a algún club, y apunto estuvo de ir al Jaén. Beni recuerda aquel hecho, “Balmanya fue el único que trató de buscarme una salida. Me dijo que estaba haciendo todo lo posible para que me fuera a otro equipo, pues era una pena el tiempo que estaba perdiendo en la suplencia”.

BeniconBaena

En primer término,  el portero del Cádiz C.F. junto a Baena.

En la temporada 73/74 abandona la disciplina amarilla para incorporarse al Atlético Marbella. En tierras malagueñas realiza una brillante temporada que no pasa inadvertida para el CD Málaga de Primera División, pero al final no se produce el acuerdo entre los clubes, imposibilitando su traspaso. Aquella temporada, pese a su buen rendimiento, fue dura para Beni; el terreno de juego del Marbella, pura arena, maltrató su físico ocasionándole múltiples lesiones, entre ellas la rotura de menisco.

El CD San Fernando se fija en él, y pese a la lesión ficha por el equipo ‘cañaílla’. Durante cuatro buenas temporadas milita en el equipo azulino, estando a punto de ascender a la recién creada Segunda División B en su última temporada, la 77/78.

Tras el San Fernando emigró a tierras extremeñas fichando por el Villanovense, donde militó durante dos temporadas. De aquí pasó al también equipo extremeño del Don Benito, donde permanece por una temporada, llegando a disputar la liguilla de ascenso y siendo el portero menos goleado de Tercera División. Pese a tener ofertas de varios equipos para continuar jugando, decide colgar las botas y regresar a su Tacita de plata para iniciar una nueva vida fuera de los terrenos de juego.

De su estancia en el Cádiz, Beni guarda muy buenos recuerdos, “destacaría de mi paso por las filas amarillas la relación con jugadores canteranos como Andrés, Baena, Villalba, Migueli, Puig, Juanito Mariana, Juan Soriano y otros que no quiero dejar en el olvido, con los cuales me llevaba estupendamente. Y también quiero recordar a un gran entrenador como fue León Lasa, que te daba confianza, te respetaba, te escuchaba y aconsejaba sabiamente”. Si tuviéramos que definir las cualidades de Beni lo destacaríamos como un guardameta sobrio y de gran agilidad, con un magnífico despeje de puños. Beni, un gran guardameta de Cádiz.

Por Juan Sevilla. Revista Oficial del Cádiz C.F. ‘Nuestro Cádiz’.


Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>