Gente y habitantes de Cadiz » 374. CANELO. Una historia de amor.

374. CANELO. Una historia de amor.

12 12 2010

Esta es una historia que, no por menos conocida en Cádiz, debe quedar en el olvido. Hoy, gracias a Internet, ya está en muchas webs del mundo de habla hispana. Desde Cádiz. Es la historia de un perro que fue fiel toda su vida, que no abandonó a su compañero hasta el último de sus días. Una historia emotiva que demuestra que el amor de los animales es sin condiciones.

Por Canelo.
“Canelo” era el perro de un hombre que vivía en Cádiz. Una mascota que seguía a su dueño para todas partes y en todo momento. Este hombre anónimo vivía solo, por lo que el buen perro era su más leal amigo y único compañero. La compañía y el cariño mutuo los hacía cómplices en las miradas y hasta en los gestos. Cada mañana se los podía ver caminando juntos por las tranquilas calles de la ciudad cuando el buen hombre sacaba a pasear a su amigo. Una vez a la semana uno de esos paseos eran hacía el Hospital Puerta del Mar ya que debido a complicaciones renales el hombre se sometía a tratamientos de diálisis.Obviamente, como en un hospital no pueden entrar animales, él siempre dejaba a Canelo esperándolo en la puerta del mismo. El hombre salía de su diálisis, y juntos se dirigían a casa. Esa era una rutina que habían cumplido durante mucho tiempo.

Cierto día el hombre sufrió una complicación en medio de su tratamiento, los médicos no pudieron superarla y éste falleció en el hospital. Mientras tanto “Canelo” como siempre, seguía esperando la salida de su dueño tumbado junto a la puerta del centro de salud. Pero su dueño nunca salió. El perro permaneció allí sentado, esperando. Ni el hambre ni la sed lo apartaron de la puerta. Día tras día, con frío, lluvia, viento o calor seguía acostado en la puerta del hospital esperando a su amigo para ir a casa.

Los vecinos de la zona se percataron de la situación y sintieron la necesidad de cuidar al animal. Se turnaban para llevarle agua y comida, incluso lograron la devolución e indulto de Canelo una ocasión en que la perrera municipal se lo llevó para sacrificarlo.

Doce años, así como lo leen. Ese fue el tiempo que el noble animal pasó esperando fuera del hospital la salida de su amo. Nunca se aburrió ni se fue en busca de alimento, tampoco buscó una nueva familia. Sabía que su único amigo había entrado por esa puerta, y que él debería esperarlo para volver juntos a casa. La espera se prolongó hasta el 9 de diciembre del 2002, en que Canelo murió atropellado por un auto en las afueras del hospital.

Un final trágico, pero esperanzador para quienes amamos los animales, para quienes quizá ilusamente creemos que en el más allá todavía hay algo que nos espera. La historia de Canelo fue muy conocida en toda la ciudad de Cádiz.

El pueblo gaditano, en reconocimiento al cariño, dedicación y lealtad de Canelo, puso su nombre a un callejón y una placa en su honor.

A Canelo
Que durante 12 años esperó
en las puertas del hospital
a su amo fallecido.
El pueblo de Cádiz como homenaje
a su fidelidad.
Mayo de 2002

“Hasta que uno no ha amado a un animal, parte de nuestra alma permanece dormida” Anatole France (escritor francés, premio Nóbel 1921)  (Fotos: Naroa Pardo. Animalista Dos).


Acciones

Informacion

7 respuestas a “374. CANELO. Una historia de amor.”

14 12 2010
Ignacio Moreno Aparicio (09:54:44) :

El mejor ejemplo de fidelidad y constancia.

30 12 2010
Fran de el puerto sta maria (01:34:47) :

Ni mi mejor amigo es amigo mio, el perro que tengo es mas amigo mio q mis amigos propios.

23 01 2011
Jesús (09:14:41) :

EL AMIGO

Pasa en vela las noches, pero él sigue a la espera
y sus ojos cansados no dejan de llorar;
el sabe con certeza que aquel hombre que fuera
la razón de su vida no lo va a abandonar.

Aquellos que no entienden, con disgusto lo miran,
y no falta tampoco quien se burle de él;
pero los que comprenden lo que pasa se admiran
de que en el mundo haya alguien que pueda ser tan fiel.

Los paseos, aquellas luminosas mañanas,
cuando feliz lo hiciera con un poco de amor,
todo ha acabado… Y pasan los días, las semanas,
y no hay verdad más grande que su noble dolor.

Y aún sigue allí, a las puertas del hospital, Canelo,
solo, triste y enfermo, a punto de expirar;
ya ni ladra ni gime ni sabe si hay un Cielo
donde su viejo dueño lo vuelva a acariciar.

Jesús María Bustelo Acevedo

28 02 2011
José Manuel Fernández (22:23:56) :

Ya conocía la historia pero leerla aquí me ha vuelto a demostrar lo poco que valemos los hombres. Gracias por recordar esta bella historia

20 03 2011
florencia (22:55:32) :

este hermoso animal es un bello ejemplo de la bondad que hay en sus corazones,
me hace acrodar de otro ejemplo ya conocido casi mindialmente,
como hachiko
otro hermoso ejemplo

29 03 2011
Alberto (13:09:55) :

triste es la historia que te voy a contar
de un perro el cual se llamaba Canelo en Puerta del Mar
junto al hospital allí estaba
esperando a que su amo saliera de la consulta
que cada tarde habitualmente tenía
pero ese día fue el final de su vida
cuando se enteraron todos de que había muerto su dueño, y el perro esperando estuvo
en la puerta a que su amo saliera durante 13 años
era por todos un fenómeno extraño
el hecho de ver a un perro esperando siendo fiel durante tanto tiempo
y ahora yo me planteo si ellos tienen sentimientos
los animales a veces son más fieles que una sombra
mientras entre personas alimentamos nuestra alma matándonos con bombas

pero en definitiva eso da igual ahora lo que haré será hablar del perro más perfecto ejemplo de moralidad
gracias a él ahora su estatua cobra vida junto al mar
y el aire que se respira recorriendo su retina aunque sea petrificada a todos nos llena de vida
sé que hay ilusión cuando existe esperanza y este perro purifica el alma
el siempre actuó de modo servicial y ahora mi alabanza cobra vida en tí
Canelo, descansa en paz porque te lo mereces fuiste tan noble que ni por el mayor tesoro
te cambiaría el peor hombre sabes hacer que un corazón se ensanche en las calles de Cádiz donde pasa tanta gente
en un mundo envolvente y de indigentes que te piden dinero y no mienten

- – - – - – - – - – - – - – - – - – - – - – - – - – -
hay perros que valen más que alguna gente
hay seres vivos que aunque no creamos sienten
hay personas que para nada padecen
y se creen que lo dictado viene todo en su subconsciente

hay perros que valen más que alguna gente
hay seres vivos que aunque no creamos sienten
hay personas que para nada padecen
y se creen que el mundo solo es el dictado por su subconsciente
- – - – - – - – - – - – - – - – - – - – - – - – - – -

16 04 2011
juan luis (19:48:06) :

no tengo palabras, miro a mi perra, y estoy llorando, que dolor pobre animal.

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>