Gente y habitantes de Cadiz

371. LA PASIEGA. Uno de los bares más antiguo de Puerta Tierra.

3 11 2010

pas

Un almacén auténtico.   De derecha a izquierda. El fundador del negocio, Francisco Abascal, su hijo Santiago y los dependientes de La Pasiega, Pedro y Victoriano.

La Pasiega ha sido el más antiguo y con solera comercio de Puerta de Tierra. Este bar fue fundado en 1926 por Francisco Abascal Calderón, uno de los muchos ‘chicucos’ que se vino desde Santander a hacer las Américas a Cádiz. Los orígenes de este local se remontan a 1877, incluso ya existía años antes de que se construyera la parroquia de San José. Por aquel entonces, en dicho establecimiento estaba el ultramarino El Arrecife, para descanso de pastores de piaras y tratantes de ganados que conducían las reses en dirección al matadero y lugar de trato de transacciones. En la venta El Arrecife se vendía todo tipo de productos, tanto para los pastores como para el ganado. Con este nombre los gaditanos conocían la actual carretera Cádiz- San Fernando. Francisco Abascal compró el negocio hace 82 años, que se denominaba Casa Morante, éste estaba en muy mal estado, se derrumbó y se levantó un local nuevo. La ampliación del establecimiento fue en 1949, cuando a raíz de la explosión se aumentó la anchura de la Avenida. El nombre del bar es un homenaje a las mujeres del Valle del Pas. El local estaba situado en la Avenida Ana de Viya, esquina con la calle Antonio Accame. El establecimiento gaditano, aparte de bar y restaurante, durante cuarenta años, concretamente desde 1957 a 1997, fue un hostal donde se hospedaron la flor y nata del mundo artístico que por aquellas fechas abarrotaban los cines y teatros. Por allí han pasado muchos famosos, entre ellos los actores de la película ‘Amor brujo’ que se rodó en Cádiz, y que estuvo protagonizada por Antonio Gades, La Polaca y Rafael de Córdoba. Otro actor de renombre que desfiló por La Pasiega fue el popular Tony Leblanc. También paraban mucho Manolo Caracol, El Cojo Peroche o El Niño de los Rizos, entre otros. Durante años, el bar de la Avenida fue punto de encuentro de escritores y literatos, donde se vivía un auténtico ambiente de tertulia. Unos de los asiduos a este local comercial era el periodista Bartolomé Llompart. (D.J.P.)



370. JOSÉ MANUEL MEJÍAS LÓPEZ. De lo mejor que ha pisado el césped de Carranza.

27 10 2010

p1José Manuel Mejías López Nació en Cádiz el 21-1-59. Salió de la cantera amarilla hasta llegar al primer equipo, con un intervalo de una temporada cedido al Jerez Industrial. Fue traspasado al Zaragoza, del equipo maño marchó al Murcia y de ahí al Rayo, para en la temporada 90/91 volver al Cádiz en Primera. Tras dejar al Cádiz en Primera y no ser renovado se marchó al Elche en Segunda División A. Internacional sub/21 y por Andalucía. Hablar sobre Pepe Mejías es hacerlo de uno de los jugadores más destacados que ha dado la cantera gaditana. De lo mejor que ha pisado el césped del Ramón de Carranza. Sentó cátedra en los principales estadios españoles por su calidad técnica y por esa izquierda que muchos decían, incluido los entrenadores, que era mejor que la de Martín Vázquez. Lo tenía todo para haber triunfado en un equipo ‘grande’, pero tal vez su carácter, su forma de ser y su cadismo le hicieron quedarse en la mitad del camino. Únicamente triunfó por todo lo alto en el equipo de su tierra: el Cádiz C.F. Debutó con el equipo amarillo, en Primera División, a los 19 años. Estaba cedido en el Jerez Industrial, junto a López y Juan José, y fue reclamado por Mariano Moreno, entonces preparador del Cádiz en la máxima categoría, que lo hacía debutar en un partido contra el Espanyol de Barcelona que se jugó en el estadio de Domecq por estar clausurado el Carranza. Ganaron los catalanes por 2-4.

p2Triunfó en el Cádiz y el Sevilla vino a ficharlo, pero Manuel Irigoyen se negó a traspasarlo. El entonces presidente deseaba hacer un Cádiz grande y no quería desprenderse de la perla de la cantera amarilla. “Recuerdo que aquella temporada en la que el Sevilla vino a ficharme Irigoyen me alquiló un chalet en Chiclana para que me fuera de vacaciones. Por aquella época no había allí lo de ahora, así que estaba en el campo solo y la verdad es que no me enteré de nada. Irigoyen lo que hizo fue quitarme de enmedio para que el Sevilla no pudiera hablar conmigo. El mismo Irigoyen me lo reconoció tiempo después en más de una ocasión”, recuerda Pepe Mejías. Más tarde llegaría el traspaso al Real Zaragoza. “Sí, pero también tengo que decir que Manuel Irigoyen no lo quería llevar a cabo.Incluso me ofreció lo mismo que me daba el Zaragoza, pero ya era tarde. Yo tenía decidido marcharme y él cedió en esa ocasión.¿Por qué no triunfé allí? Pues por las cosas que tiene el fútbol. Hice muy buenos partidos y la afición estaba conmigo. Me trataron muy bien, pero los técnicos eran los que decidían y la verdad es que no me dieron continuidad”, lamenta. Después pasó por el Murcia, “poco tiempo, como en el Rayo”, y regresó al Cádiz en la Liga 90/91: “jugué dos años, los de las promociones con Málaga y Figueras y luego no me renovaron. Me fui al Elche otras dos campañas y, por último, firmé por el San Fernando, con el que ascendí a Segunda B”. Sus preferencias en la historia del Cádiz son Carvallo e Ibáñez, y en el plano internacional se queda con Laudrup, Cruyff y Schuster. (A. Díaz).



369. JOSE MARíA BERANGER Y RUIZ DE APODACA. Gaditano y ministro de Marina

25 10 2010

Beranger_1José María de Beránger y Ruiz de Apodaca nació en Cádiz el 24 de junio de 1824.

Nieto del conde del Venadito. Ingresó en la Marina con trece años y a esa edad fue enviado a los barcos de las Antillas, donde permaneció durante diez años. De regreso a la península le fue concedido el mando de varios buques, destacando por su pericia y conocimientos marineros.

En 1858 ascendió a capitán de fragata y se le concedió el mando de la Villa de Bilbao, sin duda el mejor buque de la Armada en ese momento. Durante tres años Beránger estuvo navegando por los mares de Europa y América. Sus conocimientos técnicos motivaron su envío a Inglaterra, para estudiar la construcción naval de los buques de guerra británicos. Durante esa época, Beránger entabla amistad con Prim y colabora eficazmente en la revolución de Cádiz para derrocar a Isabel II.

El triunfo de la revolución hace que Beránger entre de lleno en la política. Fue seis veces diputado a Cortes, otras tantas senador y ocupó en numerosas ocasiones la cartera de Marina.

Beránger comenzó siendo un fogoso liberal para pasar después a posturas conservadoras. Esta evolución le permitió ser ministro de Marina con Prim, con el general Serrano, con la Primera República, con Sagasta y con Cánovas del Castillo. En Cádiz presidió durante años el partido constitucionalista junto a Cayetano del Toro.

Algunos intervalos en su vida política le permitieron ser capitán general del Departamento de Cádiz y comandante del Apostadero y Escuadra de La Habana, donde hizo frente a los primeros intentos separatistas.

Cuando falleció, en 1907, Diario de Cádiz señalaba que “Beránger era de loas pocas figuras de legendario relieve que quedaban en España”.



368. JUAN SORIANO SÁNCHEZ. Ejemplo de voluntad.

20 10 2010

s1Juan José Soriano Sánchez nació en Chiclana el 7-3-1944. Salió de la cantera chiclanera, de ahí firmó por el Cádiz, que lo cedió al Balón en Tercera División para, tras jugar cuatro partidos, pasar al primer equipo y hacerse con la titularidad. Dejó el club cadista y firmó por el San Fernando, pero a los pocos partidos lo se fue porque al no haberse reconvertido en amateur y no podía jugar en el conjunto isleño y decidió retirarse Trabaja en la construcción y actualmente está en el paro antonio díaz cádiz. ¿Quién no se acuerda de Juan Soriano? Aquel lateral modesto que llegó del Chiclana de puntillas y fue capaz de estar once temporadas en la titularidad del Cádiz C.F. Indirectamente, fue, sin duda, el jugador que más caro le salió al club a lo largo de esas campañas. Porque siempre, al comienzo de cada pretemporada, el club, el técnico responsable de la primera plantilla, ponía en su lista de refuerzos a un lateral izquierdo porque no contaba con Juan Soriano, y al final terminaba siendo el titular y uno de los jugadores más queridos por la afición. En Carranza aún se recuerdan sus saques de banda, auténticos corners. Mereció un partido de homenaje y sólo le dieron cien mil pesetas y el saque de honor en un partido. Ese fue el único detalle que el Cádiz tuvo con él y fue precisamente el presidente del primer ascenso, Manuel de Diego Moreno, el que se acordó del chiclanero. Por aquí pasaron laterales izquierdos como Severino, Cambeiro, Espildora, Celeiro, Fuertes, entre otros, pero siempre era Soriano el que acababa como titular.

s2 Se gastaban el dinero en esos jugadores y, como dice Soriano, “me lo tenían que haber dado a mí en lugar de hacer esos fichaje, ya que siempre terminaba jugando yo”. Soriano tuvo a muchos entrenadores a lo largo de sus tantas temporadas en el Cádiz. “Llegué con Julio Vilariño y luego tuve a otros como León Lasa, Adolfo Bolea, Domingo Balmanya, García Andoaín, Delgado, Naya, Fernando Daucik, Juan Arza… De todos aprendí algo. Me trataron bien, pero la verdad es que casi ninguno de ellos contaba conmigo para la titularidad. Esto me lo tenía que ganar diariamente en los entrenamientos y los domingos en los partidos. Para mí no fue en absoluto fácil jugar once temporadas en el Cádiz”, señala. “Disfruté una enormidad -confiesa Soriano- porque conviví con grandes jugadores como Carvallo, Eloy, Moreno, Machicha, Baena, Bermúdez, Herrero…”. “¿Que cómo veo al Cádiz ahora? Pues que me da rabia que esté en esa categoría. La afición no merece este castigo. Fui al partido contra el Sevilla B y es increíble la gente que va pese a la mala temporada. Me gustó el número nueve (Israel), es un buen delantero. El Cádiz tiene que salir de ahí rápido”, enfatiza. Sobre el fútbol actual con respecto al de antes, Soriano se queda con el de su época: “se jugaba al fútbol. Ahora prima el dinero.Mi primera ficha en el Cádiz fue tres mil pesetas y la última trescientas mil. Ahora esta cantidad se paga hasta en equipos de Tercera. El fútbol ha cambiado, pero yo me quedó con mi época”. (A. Díaz).



367. CARDENAL ZAPATA

18 10 2010

Zapata_1Antonio de Zapata y Cisneros fue obispo de Cádiz, de Pamplona, arzobispo de Burgos, cardenal, virrey de Nápoles e Inquisidor general. Había nacido en Madrid en 1550. Hijo del conde de Barajas y sobrino del cardenal Cisneros, estudió la carrera eclesiástica en el seminario de San Bartolomé de Salamanca.

Con apenas 37 años fue nombrado obispo de Cádiz, por decisión del Rey Felipe II. En la diócesis gaditana estuvo durante nueve años, hasta que en 1596 fue designado obispo de Pamplona. Como prelado de Cádiz Antonio Zapata destacó por la creación del seminario de San Bartolomé, el 2 de noviembre de 1589. Fue establecido en la calle San Juan y Zapata le dio el nombre de San Bartolomé en recuerdo del seminario donde se había formado como sacerdote.

Antonio Zapata también tuvo una decisiva influencia en la construcción de las murallas de Cádiz, recaudando para ello numerosos fondos y consiguiendo la colaboración de la ciudad de Sevilla. En recuerdo de esta colaboración la puerta de las murallas que comunicaba el muelle con el Palacio de la Aduana llevaba el nombre de Sevilla.

Desde Cádiz, Zapata marcharía a Pamplona, donde dejó grato recuerdo por las atenciones prestadas a los enfermos de la peste, que por entonces asolaba todo el norte de España. Felipe III lo nombró en 1620 virrey de Nápoles, donde la labor del antiguo obispo de Cádiz dejó mucho que desear y tuvo que ser relevado por el duque de Alba. A su regreso a España fue nombrado Inquisidor general.

El cardenal Zapata murió en Madrid el 27 de abril de 1635.

En Cádiz, Zapata cuenta con una céntrica calle donde estuvieron situados el famoso Café del Correo y el Círculo Republicano.



366. PARTES TELEGRÁFICOS DE 1811. La crónica del asedio francés.

14 10 2010

Desde el mes de julio de 1811, los periódicos gaditanos “El Redactor General” y “El Conciso” publicaron diariamente un resumen de las observaciones de los vigías militares que, con la ayuda del telégrafo óptico, vigilaban la Bahía de Cádiz desde 1805. Durante el asedio francés, sólo funcionaba una línea telegráfica entre Cádiz y San Fernando con una ampliación de sus puestos de vigilancia desde el castillo de Sancti-Petri hasta el Arsenal de la Carraca.

GENTECADIZ 1TelegrafoLa maquinaria del telégrafo óptico en la Bahía de Cádiz. Presentamos más partes telegráficos de 1811 en los que se detallaban algunos aspectos de este asedio que los franceses realizaron a la Isla de León (actual San Fernando) y a Cádiz:

Día 15 [de agosto de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Han cesado en ambas líneas los trabajos [de fortificación].- Fort Luis [en Puerto Real] ha hecho fuego a un barco nuestro, y el castillo de Santa Catalina [en el Puerto de Santa María] a tres cañoneras.- Los pinares de Chiclana arden por varias partes.- Del Puerto a Puerto-Real y después a Chiclana han pasado quince carros cubiertos; de Puerto-Real al Puerto noventa acémilas cargadas, y dos carros cubiertos, y del Puerto a Puerto-Real cuarenta acémilas cargadas.”

Día 22 [de agosto de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los trabajos.- A la espalda de la casa del Coto [en Chiclana] está ardiendo el pinar.- Ayer tarde, desde las dos hasta las tres y media, estuvieron batiendo con bastante actividad todas las lanchas nuestras de los apostaderos de la punta de la Cantera [actual Fadricas] y Carraca, a las cañoneras enemigas que estaban varadas en Puerto-Real y nuestras baterías del Arsenal [de la Carraca] a todas las enemigas de aquel frente, contestando ellos con las suyas.”

Día 17 [de septiembre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Siguen los mismos trabajos en ambas líneas. Ha habido algún fuego en ellas, y paso de carros y acémilas en la enemiga, sin cosa notable.- Cruzan frente de Rota dos cañoneras españolas. Se ha perdido sobre las piedras del castillo de San Sebastián un bergantín-polacra.”

Día 24 [de septiembre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los mismos trabajos en ambas líneas. El castillo de Santa Catalina del Puerto ha hecho fuego a un barco de la expedición, que salió ayer tarde, la que regresó a la noche, hallándose la tropa de esta acampada junto a la iglesia de San José, como también parte de la columna de cazadores y batallón de Carmona, que ha venido de la Isla [actual san Fernando].- Cerca de veinte infantes con dos piezas de artillería, varios carros y bagajes con equipajes han pasado de Chiclana al Puerto de Santa María.”

Día 4 [de octubre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los trabajos en ambas líneas; en la enemiga ha habido algún tránsito de acémilas y carros.- La batería de San Genís [en San Fernando] hizo fuego a la casa del Coto [en Chiclana]; el castillo de Santa Catalina del Puerto, a una fragata mercante inglesa que salía y a otra americana que entraba y fue llevada por la corriente bien cerca del expresado fuerte, saliendo a darle auxilio once botes ingleses que la remolcaron a Bahía.”

Día 3 [de noviembre de 1811].- Desde las doce de ayer a las de hoy.- Continúan los enemigos en la reparación de las cañoneras de Puerto-Real y en la batería del arrecife de Chiclana.- Una corbeta bombardera inglesa y veintiuna cañoneras de dicha nación hicieron fuego a un místico mercante varado junto al castillo de Santa Catalina del Puerto correspondiendo éste al fuego; y en la acción se voló la popa de una cañonera, que después se fue a pique y, aunque algunos botes se dirigieron a recoger la tripulación, no pudieron efectuarlo a causa de la mucha metralla que tiraba el enemigo.”

GENTECADIZ 3 Codigo

El código del telégrafo óptico utilizaba 24 señales, que podría ser alfabética o numérica.

Como se aprecia en estos partes, los partes telegráficos, con la autorización del gobernador militar de Cádiz, presentaban en la prensa gaditana una información muy exhaustiva: sobre los trabajos de construcción de defensas en ambas líneas; sobre los fuegos de artillería y otros combates entre la línea francesa y la española; sobre los desplazamientos de personas y mercancías; y finalmente sobre los movimientos de buques y lanchas en la Bahía de Cádiz. En conjunto, una crónica diaria de los que ocurrió en este episodio gaditano de la Guerra de la Independencia.

(Texto: Carlos Sánchez Ruiz)



365. MANUEL VILLALBA ARANA. El capitán del primer gran ascenso.

13 10 2010

v1Manuel Villalba Arana nació en Rota el 9-1-1954 Casado. Salió de la cantera roteña. Siendo juvenil debutó con el Rota en Tercera y más tarde fichaba por el Cádiz C.F. estando como entrenador Domingo Balmanya. Tras triunfar en el equipo amarillo fue traspasado al Real Betis junto a Antolín Ortega. Luego marchó al Atlético de Madrid para más tarde recalar en el Linares y Albacete, donde se retiró del fútbol. Fue internacional sub’18 y preseleccionado por Kubala para el Mundial de Argentina’78.  Manolo Villalba fue uno de esos extremos que ahora se añoran. Era muy rápido con el balón en los pies y amargaba al marcador de turno. En muchas ocasiones puso el Ramón de Carranza de pie, al igual que lo hizo en el Villamarín y Manzanares. Llegó a la entidad amarilla siendo muy joven y coincidió con uno de los entrenadores de más prestigio del fútbol español, como fue Domingo Balmanya. También coincidió en el Cádiz con Migueli, que más tarde fue traspasado al FC Barcelona. “Era un gran defensa y lo demostró durante muchas temporadas”, destaca Villalba, para quien fue “una gran alegría coincidir con él en el Cádiz”. Manolo Villalba fue el capitán del Cádiz en el partido del primer ascenso del equipo amarillo a la División de Oro del fútbol español.”Ese es el mejor recuerdo que guardo del Cádiz. Fue impresionante. El estadio estaba a tope, vencimos al Terrasa por dos a cero y fui el capitán en aquel partido.

v2 Fue algo maravilloso. La pena es que a la temporada siguiente, habiendo un gran equipo, no fuimos capaces de mantener la categoría por los muchos problemas externos a la plantilla pero que influyeron negativamente. Luego me traspasaron al Betis”, recuerda. De aquella época recuerda a grandes jugadores que tuvo como compañeros.”Jugar al lado de hombres como Quino, Carvallo o Ricardo Ibáñez es todo un lujo y yo tuve esa suerte”, sentencia. El futbolista nacido en Rota se queda con su época de jugador.”En nuestros años había más espectáculo. Se jugaba más para los aficionados. Cada jugador, al margen de trabajar para el equipo, podía decidir por él, hacer jugadas individuales. Hoy todo es de estudio. El futbolista está maniatado. Ahora hay muy pocos jugadores que decidan por sí solos. En mi época habían muchos. Ahora sólo se mira los intereses económicos por encima de los deportivos”, lamenta. Sobre la situación actual del equipo amarillo, “no hay derecho a eso. La afición siempre ha respondido pese a todas estas cosas. Yo creo que los actuales dirigentes se equivocan. Deberían apoyarse en muchos ex jugadores que están desaprovechados. El dinero debe ir acompañado de buenos técnicos, de personas que sepan de esto”. Ahora se pueden contar con los dedos de una mano. Jugadores de calidad hay pocos”, concluye Villalba. (A.Díaz).



364. EDUARDO GENOVÉS. El alcalde que dio nombre al parque

11 10 2010

genovés_1Eduardo Genovés Alcalde, presidente de la Diputación, senador del Reino, hijo adoptivo y benemérito de Cádiz y poseedor de numerosas distinciones. Sin embargo Eduardo Genovés y Puig siempre será conocido en Cádiz como el que dio nombre al antiguo parque de las Delicias.

Genovés había llegado a Cádiz siendo muy niño. Dedicado a los negocios, pronto su vida estaría dedicada a la política, ya que en 1863, con apenas veinticuatro años es nombrado regidor de la ciudad. De esa época data el primer gran proyecto de Genovés para la ciudad de Cádiz, el ensanche de la plaza de la Catedral. Esta obra, de gran trascendencia para la vida de la ciudad, la culminaría el propio Genovés cuando a finales del siglo XIX ocupó la alcaldía de Cádiz.

Militó siempre en las filas conservadoras, fundando el periódico ‘La Voz de Cádiz’. Tras el derrocamiento de Isabel II, Eduardo Genovés colaboró con Antonio Cánovas del Castillo para conseguir la restauración monárquica en la persona de Alfonso XII.

En 1885 ocupa la presidencia de la Diputación Provincial, defendiendo el mantenimiento de la Carraca como factoría naval y medio de subsistencia de multitud de obreros gaditanos. Esas gestiones hicieron que Genovés fuera nombrado hijo predilecto de la ciudad de San Fernando.

genovés_2

Imagen antigua del Parque Genovés

Durante su última etapa al frente del Ayuntamiento, Genovés acometió la reforma del paseo de las Delicias. Una reforma que había iniciado el alcalde Juan Valverde, de cuya política y proyectos era fiel seguidor Eduardo Genovés.

Retirado de la política, el 5 de julio de 1897 Eduardo Genovés sufrió un ataque al corazón mientras paseaba por el parque que lleva su nombre. Tres días más tarde fallecía en su domicilio de la plaza Gaspar del Pino.